Reducción de la sanción por inexactitud por aceptación de cargos

Por   17/11/2017

Cuando el contribuyente acepta total o parcialmente los cargos propuestos por la Dian contra una declaración tributaria, la sanción por inexactitud propuesta o impuesta se reduce a la mitad o a la cuarta parte, según sea el caso.

En primera instancia, cuando la Dian considera que el contribuyente ha incurrido en hechos irregulares en sus declaraciones tributarias, profiere requerimiento especial, en el cual propone la respectiva sanción por inexactitud, la cual corresponde al 160% del mayor impuesto o menor saldo a favor resultante (entre otras tarifas introducidas por la ley 1819 de 2016) y la ley ofrece la posibilidad al contribuyente de reducir a la cuarta parte la sanción si acepta total o parcialmente los cargos y hechos que se le imputan.

Consultar artículos 709 y 713 del estatuto tributario.

Si el contribuyente no acepta los hechos propuestos en el requerimiento, sino que decide discutirlos y durante el proceso de discusión no se logra desvirtuar los hechos o convencer a la Dian de que no le asiste razón alguna, ésta entonces profiere liquidación de revisión, liquidación contra la cual procede el recurso de reconsideración.

Si el contribuyente desiste de interponer el recurso de reconsideración y acepta total o parcialmente los hechos y valores contenidos en la liquidación de revisión, la sanción por inexactitud se reduce a la mitad, caso en cual, el contribuyente deberá corregir su declaración privada en la cual deberá incluir la sanción reducida.

Si durante el proceso de discusión de los hechos contenidos en el requerimiento especial se logran desvirtuar algunas de los hechos planteados por la Dian, al proferirse la liquidación de revisión, la sanción por inexactitud que esta contemple, será lógicamente menor a la propuesta en el requerimiento especial, puesto que la base para su calculo habrá cambiado como consecuencia de lograr desvirtuar algunas de las pretensiones de la Dian, por lo que la sanción habrá sido reliquidada en función de los hechos discutidos y probados por el contribuyente, de modo que la sanción objeto a disminución del 50% será la que contemple la liquidación de revisión.

Si el contribuyente persiste en discutir con la Dian y esta mantiene su posición, se deberá pagar la sanción completa del 160% o la tarifa que corresponda,  situación en la cual la única alternativa para poder discutir es recurrir al contencioso administrativo puesto que a este punto ya se ha agotado la vía gubernativa ante la Dain.

Obsérvese que para acceder a la disminución de la sanción por inexactitud, la norma contempla no solo la acepción total de los hechos contenidos en el requerimiento especial o la liquidación de revisión, sino la aceptación parcial, lo que permite al contribuyente aceptar aquellos hechos que considere justos y discutir aquello que además de considerar injustos, disponga de las pruebas suficientes para desvirtuarlos.

A la hora de discutir los actos proferidos por la Dian, es muy importante evaluar detenida y concienzudamente las razones y pruebas que arguye la Dian y las propias, puesto que discutir sin tener razón o teniéndola no se disponen de las pruebas suficientes, es tirar por la borda un gran beneficio ofrecido por la ley al permitirle pagar solo una pequeña parte de la sanción a la que se es merecedor.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.