Recomendado: la reforma fiscal en Colombia, un problema fiscal y social

Por

En esta oportunidad la recomendación para lectura tiene un corte histórico, se trata del libro “la reforma tributaria en Colombia, problema fiscal y social” de Hacendista Esteban Jaramillo, escrito en 1918, como un estudio para la adopción del impuesto de renta nacional.

Sorprenderá al lector el hecho de que el impuesto de renta originalmente fue concebido por un sistema cedular, no solo en Colombia sino en gran parte de las jurisdicciones estudiadas en el texto.

Un aspecto que llama la atención es la versión de lo que hoy conocemos como las expensas necesarias del artículo 107 del estatuto tributario. El proyecto de ley señalaba que se deducirán del monto detal de la renta gravable “las expensas necesarias hechas en la administración de los negocios, profesiones o industria, sin incluir en ellas los gastos personales o de familia”. Sin lugar a dudas una legislación más diáfana, y en todo caso más benévola con el contribuyente.

Otra de las particularidades del texto, es señalas la función social de los impuestos, pues su concepción inicial indica que los impuestos no deben ni mejorar ni empeorar las situación económica de las personas, sino simplemente ser neutral, y que las desigualdades que puedan surgir en todo caso son las mismas que estaban antes del impuesto, y por ende obedecen a otras causas ajenas a la tributación. Claramente hoy la  visión al respecto es otra.

Un punto no menor, es que el artículo 58 del proyecto de ley inicial que trae el texto, señala que las dudas que puedan ocurrir tanto a los funcionarios como a los contribuyentes sobre el sentido de las disposiciones se resolverán por conducto del Ministerio de Hacienda. Claramente la cuestión hoy en día respecto de la doctrina emitida por la DIAN no es de corte organicista sino publicista, en el sentido de que los conceptos y oficios expedidos por la DIAN deberían estar disponibles al público EN SU TOTALIDAD, por orden cronológico, y no como ocurre actualmente.

Finalmente, la eterna discusión entre impuestos directos o indirectos se aborda en el texto, con argumentos a favor y en contra, pero zanjando la discusión en una mixtura, que hoy parece ponerse en duda. La invitación entonces a que leamos este texto centenario, el cual pueden conseguir solo en bibliotecas, ya  que no tiene un tiraje comercial.

Prepara tu declaración de renta o la de tus clientes en línea, sin errores y con garantía en Tributi.com.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Jose Villa Dice:

    Doctor Yhony, le agradezco su opinión tributaria sobre la apreciación que expongo a continuación:

    1.- Una cosa son las CESANTIAS PAGADAS directamente por el empleador al trabajador y otra cosa son las CESANTIAS CONSIGNADAS por el empleador a la cuenta de cesantías del trabajador en un Fondo de Cesantías.

    2.- Las CESANTIAS PAGADAS directamente por el empleador al trabajador SON RENTA EXENTA en las proporciones definidas en el num.4 del artículo 206 E.T., pero

    3.- Las CESANTIAS CONSIGNADAS por el empleador a la cuenta de cesantías del trabajador en un Fondo de Cesantías son INGRESOS NO GRAVADOS 100% conforme lo establece el artículo 56-2 del E.T.

    PRIMER PREGUNTA:
    ♦ Hasta aquí cómo ve este punto de vista? (está ceñido al E.T.)

    SEGUNDA PREGUNTA:
    ♦ Partiendo de este enfoque estaría usted de acuerdo en que LOS RETIROS DE CESANTIAS QUE REALICE EL TRABAJADOR de su cuenta en un Fondo de Cesantías, sean también INGRESOS NO GRAVADOS? (Es que estas cesantías retiradas de fondos de cesantías serían del resorte del artículo 56-2 E.T.)

    NOTA:
    La Dian se va por el camino del numeral 4 del artículo 206 dejando VOLUNTARIAMENTE de lado lo contemplado en el artículo 56-2 del E.T.

    Agradezco su opinión y su respuesta.

    Cordial Saludo,

    José Villa

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.