Reforma pensional - Estas son las principales modificaciones que propone la Comisión del gasto público

Por

La Comisión del Gasto Público fue creada el 28 de febrero 2017, en cumplimiento de lo dispuesto por el artículo 361 de la Ley 1819 (ley de reforma tributaria) de 2016. La Comisión quedó conformada por nueve miembros ad honorem independientes y el Director del Departamento Nacional de Planeación o su subdirector, y sería presidida por el Ministro de Hacienda y Crédito Público o su subdirector.

Los nombres de los integrantes de la comisión son: Raquel Bernal (Directora del Centro de Estudios de Desarrollo Económico-Cede de la Facultad de Economía de la Universidad de los Andes); Juan Manuel Charry (Constitucionalista); Jorge Iván González (Profesor de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional); Juan Carlos Henao (Rector de la Universidad Externado); Roberto Junguito Bonnet (Exministro de Hacienda); Marcela Meléndez, (Socia fundadora de Econestudio); Armando Montenegro (Miembro del Consejo Directivo de Fedesarrollo); Juan Carlos Ramírez (Director de la Cepal en Colombia); José Darío Uribe (Exgerente del Banco de la República), Leonardo Villar (Director de Fedesarrollo), Simón Gaviria (Director de Planeación Nacional) y Mauricio Cárdenas (Ministro de Hacienda).

A la comisión se le asignó la tarea de revisar los programas de subsidios y de asistencia pública, los criterios de priorización de la inversión, las inflexibilidades presupuestales, las rentas de destinación específica, y los efectos sobre la equidad y la eficiencia de las decisiones de gasto, con el objeto de que propusiera reformas orientadas a “fortalecer la equidad, la inclusión productiva, la formalización y la convergencia del desarrollo entre zonas urbanas y rurales, la redistribución del ingreso, la eficiencia de la gestión pública y el fortalecimiento del Estado.” Dicho en términos sencillos, para que revisara los programas en los que se invierten los recursos públicos y le dijera al gobierno qué se debe hacer para que el gasto se haga en lo que se tiene que hacer, es decir,  como se debe gastar la plata. (Como por ejemplo, suprimir o rebajar subsidios, aumentar aportes, desfinanciar programas, etc.)

Con este objetivo, la Comisión considera que se hace necesario actuar en seis frentes complementarios, a saber:

i) Hacer ajustes en los parámetros del sistema general de pensiones; 

ii) Reformar la arquitectura del sistema general de pensiones, de tal forma que el RPM y el RAIS dejen de ser alternativas excluyentes entre sí. 

(iii) Racionalizar los sistemas de pensiones y asignaciones de retiro de maestros y militares, respectivamente, que se encuentran por fuera del sistema general de pensiones; 

(iv) Ampliar el alcance de los mecanismos de apoyo económico a la vejez de carácter no contributivo (Colombia Mayor) y en el esquema de Beneficios Económicos Periódicos (BEPS), buscando profundizar su impacto contra la pobreza y generando incentivos que los hagan más compatibles con estímulos al ahorro y la formalización; 

v) Racionalizar y unificar la jurisprudencia sobre los temas relacionados con el régimen pensional y,

vi) Avanzar en el proceso de formalización del mercado laboral.

 En relación con el primer punto (Ajustes paramétricos) la Comisión propone: 

  1. Aumentar la edad de jubilación, vinculándola de manera sistemática y periódica (v.gr. cada cinco años) a parámetros demográficos,
  2. Utilizar el promedio del salario de toda la vida laboral o al menos el de los últimos 20 años (en vez de los últimos 10 que se utilizan actualmente) para calcular el Ingreso Base de Liquidación (IBL) en el RPM (Colpensiones).
  3. Aumentar los porcentajes de cotización al 18%.
  4. Reducir el tope existente actualmente para las pensiones del RPM que en este momento se ubica en 25 salarios mínimos. O sea disminuir el valor de las pensiones altas.
  5. Gravar las pensiones altas. (?)

Con respecto al segundo punto (Arquitectura del sistema):

Tras considerar que la competencia entre el RPM y el RAIS, (Colpensiones vs Fondos privados)  es inconveniente, (para quién?), la Comisión señala que debe adelantarse de manera urgente una reforma que elimine el arbitraje entre los dos regímenes pensionales.

Para ese propósito considera que una primera opción para acabar los incentivos al arbitraje entre los dos regímenes es marchitar el RPM. (y fortalecer los fondos privados), así,

  • Las nuevas cotizaciones irían exclusivamente al régimen de capitalización individual. (Fondos privados)
  • Las pensiones de los pensionados actuales del RPM y de aquellos que tienen expectativas cercanas de pensión en ese régimen serían pagadas por Colpensiones con cargo a recursos del gobierno.
  • Los nuevos cotizantes deberían ir al RAIS. – Según la Comisión esta propuesta permite en el largo plazo la eliminación de buena parte de los subsidios implícitos del RPM.
  • Que las pensiones reconocidas en el pasado y las que serán reconocidas en los próximos diez o quince años (dependiendo del período de transición que se estableciera) sean pagadas plenamente por el sector público sin los recursos que éste recibe actualmente de las cotizaciones al RPM. (?)
  • De cara a esa hipótesis, advierte la Comisión que dado que el marchitamiento de RPM elimina los subsidios futuros para los afiliados de mayores ingresos, para aquellos que cotizan sobre ingresos de menos de tres salarios mínimos y tienen densidades de cotización relativamente bajas se mantienen subsidios importantes, lo cual generaría un déficit significativo en el futuro. En esas circunstancias, el Fondo de Garantía de Pensión Mínima (FGPM) asumiría parte del déficit que en el régimen actual es cubierto por Colpensiones. Pero como puede ocurrir que el fondo se agote, ese déficit tendría que ser pagado en el futuro por el Gobierno lo que incrementaría el déficit fiscal.
  • Explica igualmente que el esquema de financiación del Fondo de Garantía de Pensión Mínima (FGPM) puede ser regresivo en términos de la distribución del ingreso en la medida en que todos los cotizantes del RAIS (incluyendo aquellos que por su informalidad recurrente tienen bajas densidades de cotización) deben aportar al Fondo aunque posteriormente no cumplan con los requisitos mínimos requeridos para beneficiarse del mismo. Y precisa que se trata en este sentido de un fondo que se alimenta de un impuesto implícito sobre las cotizaciones de los trabajadores al sistema pensional y que beneficia exclusivamente a los que cotizan al menos 1.150 semanas. (Recuérdese que en los fondos privados cuando el afiliado no cuenta con los ahorros suficientes para costearse su pensión pero ha cotizado al menos 1.150 semanas, tiene derecho a una pensión de salario mínimo)
  • Indica, así mismo, que otra opción que ha sido propuesta es avanzar en la construcción de un sistema multipilar con un pilar básico administrado por una entidad pública. Específicamente, se plantea que los trabajadores coticen por un salario mínimo al RPM administrado por Colpensiones y a un sistema de capitalización individual por el resto del salario. Así, las pensiones estarían integradas por dos partes. Por un lado, una pensión otorgada por parte de Colpensiones en contraprestación a los aportes al RPM, y por el otro, una renta vitalicia adquirida con los recursos aportados al régimen de capitalización individual.
  • Como la edad de jubilación de los maestros es actualmente de 57 años tanto para hombres como para mujeres, la Comisión considera que debe igualarse a la del Régimen General de Pensiones.
  • Propone además, que la administración de los pasivos pensionales de los maestros debería pasarse del Fondo Nacional de Prestaciones del Magisterio (FOMAG) a Colpensiones.
  • En lo que se refiere a las fuerzas armadas, recuerda la Comisión que la asignación de retiro se obtiene sin consideración a la edad con tiempo de servicio de 20 años en caso de retiro forzoso y de 25 años por retiro voluntario.

    «Que las cotizaciones equivalen a solo el 5% a cargo de los miembros de las fuerzas armadas por cuanto el gobierno no hace aportes diferentes a cubrir el faltante para el pago de las asignaciones de retiro, que se calculan con una tasa de reemplazo que oscila entre 50% y 95% sobre sueldo básico más “haberes”».Y advierte que «aunque consideraciones del sector pueden justificar diferencias con respecto al régimen general, la Comisión considera que hay un margen importante para racionalizar estos beneficios especiales y para que las cotizaciones reflejen de manera más transparente los gastos futuros en que se incurre con esos beneficios.»

Conozca nuestra Guía Laboral 2018

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

4 Opiniones
  1. Arcenio Portela Aroca Dice:

    La reforma a la pensión de jubilación, es la que el BID señaló, para que se apruebe. Siempre he sido del partido del gobierno. Esta reforma está exclusivamente para acabar con Colpensiones, con el Fondo de los maestros, militares y similares, con la finalidad de que solamente los Fondos Privados sean los únicos que manejen el tema de las pensiones, donde las pensiones se convierte en negocio al igual que la salud y desaparece la seguridad social y para colmo se eleva el porcentaje de cotización y la edad para la pensión. A la gente se le debe de decir la verdad y no someterla con engaños. Los colombianos debemos de pensar antes de votar, ya que lo que nos espera es más pobreza. El gobierno lo que debiera hacer es producir riqueza y no dedicarse a generar recursos a punta de gravámenes, multas, acabar con la seguridad social, regalar los recursos naturales y la corrupción en los niveles altos.

    Responder
  2. Alonso Riobo Rubio Dice:

    Es claro que la propuesta de la Comisión apunta a la eliminacion del RPM, lo cual llevaria a la desaparición de Colpensiones. Con la eliminacion del RPM se suprimirían los subdidios con los que el estado contribuye al pago de las pensiones que atiendeb dicho régimen, y de esa manera el gobierno se economisaria unos importantes recursos, y todos los colombianos quedarian en manos de los fonfos privados. O sea que se nivelaría por lo bajo.

    El asunto es que en los fondos privados casi nadie se pensiona pues generalmente los afiliados no alcanzan a ahorrar lo suficiente para poder costearse su pensión.

    La idea de acabar con el RPM viene siendo impulsada por el sector financiero desde hace varios años, pero el gobierno no se ha atrevido a materializarla por varias razones, entre ellas el costo político que eso le representaría y el hecho de que en los paises que han privatizado totalmente las pensiones el resultado ha sido socialmente desastroso, pues el numero de personas que logran pensionarse es mínimo. Y a ningun gobierno le conviene semejante situación.

    Ya habrá tiempo para profunfizar en el tema.

    Responder
    • Alonso Riobo Rubio Dice:

      El comentario que precede a esta anotación fue escrito desde mi celular. Ahora al leerlo en mi computador observo que incurrí en un error "de dedo" al escribir la palabra "economizaría" con s y sin tilde. Les ruego el favor de pasar por alto este y los demás errores de digitación que contiene dicho comentario. (no soy muy hábil para escribir desde celular, generalmente digito las letras vecinas).

      Saludos,

      Responder
  3. Nacho Dice:

    Que belleza, no tocan a los congresistas y al presidente; como siempre a los que abrochan es a los de más bajos recursos

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.