Reforma tributaria será tan impopular que el presidente decidió presentarla luego del plebiscito para la paz

La reforma tributaria que nos espera será tan impopular que anticipando el alto costo político que tendrá,  el presidente decidió que sólo la presentará luego del plebiscito para la paz que avale el proceso de negociación que se lleva a cabo en Cuba.

Esta nueva reforma tributaria será tan regresiva y golpeará tan fuerte  a las clases bajas y medias donde están los votos que necesita el presidente para su plebiscito, que el presidente no se arriesgará a presentarla antes de conseguir los votos que necesita para sus propósitos. Luego que consiga lo que necesita nos vendrá una avalancha de impuestos ya ampliamente anunciada.

Quienes leímos la propuesta presentada por la llamada comisión de expertos tributarios, tenemos claro lo que será la próxima reforma tributaria. El incremento de la carga tributaria será agobiante, especialmente para las clases menos favorecidas que tendrán que pagar Iva hasta  por el pan, alimento básico y muchas veces único de millones de colombianos. Trabajaremos para pagar impuestos sin importar la condición social,  lo que irónicamente se sintoniza con la equidad que ha sido la bandera de este gobierno.

De otra parte, hay que considerar que el gobierno está urgido de recursos y aun así no presenta todavía la reforma tributaria por meros cálculos y réditos  políticos, lo que significa que la situación fiscal del país empeorará por la demora en tomar las acciones necesarias, por lo que se puede intuir que para cuando se presente la reforma tributaria las necesidades fiscales serán tan elevadas que lo propuesto por los expertos tributarios se quedará corto y el gobierno irá mucho más lejos con su reforma tributaria.

Adicionalmente, en la propuesta de la comisión de expertos que tanta alarma causó entre personas y empresas, no está contemplada la necesidad de recursos adicionales que harán falta para financiar el postconflicto, lo que lleva a pensar que la siguiente reforma tributaria tendrá que ser mucho más agresiva de lo que inicialmente consideramos, y será así porque si no el gobierno no tuviera el temor de perder el apoyo político de la población antes de tiempo. Luego ya no le importará porque todo estará consumado.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. Sergio Aristizabal A dice:

    Sorprende el hecho que la comisión de sabios, no tocaran al sector financiero como medio para obtener recursos. El solo hecho de cobrarles el cuatro por mil como se le hace a cualquier cuentahabiente, cuando otorgan créditos que finalmente es un movimiento financiera, obtendría el gobierno vía cuatro por mil el faltante que le hace falta al gobierno para cubrir su déficit. El gobierno esta tratando de aumentar la bancarización de las operaciones,y obliga a que los pagos de nómina se efectúen por medio de los bancos, ésta procedimiento da un beneficio latente al sector financiero que es obtener recursos a costo cero (0), mientras que el sector financiero cobra comisiones a sus anchas, en mi concepto hasta dobles, cobran por cuota de manejo de tarjetas débito y adicionalmente cobran por retiros electrónicos superiores a cuatro (4) al mes. El gobierno Por el contrario paga no se cuantos billones de pesos al sector financiero por subsidio para la tasa de interés de vivienda de interés social, valor que debería ser asumido por el sector Bancario al cual, si recordamos cuando se creo el cuatro por mil todos los ciudadanos ayudaron para sacarlos adelante, el gobierno debería vía decreto establecer la tasa de interés máxima que el sector financiero deberían cobrar para la financiación de las viviendas de interés social.

  2. MARIAM GARZON dice:

    Esperemos que cumpla, con la necesidad de $$$$ para el pos-conflicto muy seguramente se aprueba en 2016, amanecera y veremos

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.