Reformas tributarias por crisis económica solucionan el problema del estado pero no de la economía

Hacer reformas tributarias como consecuencia de una crisis económica, si bien puede solucionar el problema del estado respecto al déficit fiscal, no soluciona nada la economía en crisis, y por el contrario la hunde más.

Toda crisis económica suele tener como efecto secundario una reforma tributaria, la cual busca llenar el hueco fiscal que el bajo recaudo deja producto de la cris.

El presupuesto del estado está compuesto en su gran mayoría por tributos, tributos que están en función del consumo, consumo que se disminuye considerablemente por cuenta de la crisis económica, de allí que una de las consecuencias de una crisis económica es la disminución de los ingresos del estado.

Y cuando eso sucede, el gobierno no toma medidas para solucionar el problema que originó su disminución de ingresos, sino que recurre al incremento de los impuestos, lo cual es una carga más para la economía que hace más difícil su recuperación.

La razón por la que los ingresos del estado disminuyen, es la caída de la economía, luego cualquier medida debe conducir a recuperar esa economía para así recuperar los ingresos por impuestos, pero es lo que nunca hace un gobierno.

La única solución que el gobierno encuentra ante la caída de sus ingresos, es subir los tributos, cuando ello no solo no ayuda a recuperar la economía, sino que la presiona más a la baja, por lo tanto resulta difícil entender el por qué de estas decisiones.

Quizás los gobiernos sólo se preocupan por sus propios problemas, olvidando claro está que sus propios problemas están originados en los problemas de los demás: la sociedad, sector productivo,  clase trabajadora, etc.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.