Regimen laboral en las cooperativas

Por

Existen dos clases de cooperativas que interesan para abordar el régimen laboral que les aplica.

En primer lugar están las cooperativas comunes y corrientes en las que varias personas se agrupan en una entidad sin ánimo de lucro para explotar alguna actividad económica o para desarrollar alguna actividad de servicio social.

En segundo lugar tenemos las cooperativas de trabajo asociado, donde un grupo de personas se asocian para ofrecer servicios personales (mano de obra).

En el primer caso, el régimen laboral aplicable es el ordinario, esto es, es el contenido en el código sustantivo del trabajo.

En consecuencia, su una cooperativa que se dedica por ejemplo a comercializar insumos para los cultivadores de flores en la sabana, contrata a un trabajador, tendrá que hacerlo mediante un contrato de trabajo y cumplir todas las normas que son propias a este.

Distinto sucede en el caso de las cooperativas de trabajo asociado, donde las personas que la conforman no son empleadas da la cooperativa, sino que son socios, y al ser socios no se les puede aplicar el código sustantivo del trabajo.

Este tipo de cooperativas tienen su regulación propia, y la remuneración que reciben por sus servicios, no se denomina salario sino compensación.

Cuando una cooperativa de trabajo asociado consigue un contrato para ofrecer mano de obra  a una empresa, entre la empresa y la cooperativa se firma un contrato de prestación de servicios o de suministros, y la cooperativa enviará a sus asociados a que laboren para la empresa, pero esos asociados no tienen ningún vínculo laboral ni con la empresa ni con la cooperativa de la que son socios.

Distinto es el caso si la CTA contrata a una empleada externa que no es socia para que le ayude con la parte admirativa, por ejemplo, caso en el cual sí existe un vínculo laboral ordinario.

Tenga en cuenta que una CTA no puede hacer intermediación laboral, pues de suceder se desvirtúa la figura y se hace tránsito a un vínculo laboral ordinario.

Para conocer más sobre la reglamentación de las CTA consulte el decreto 4588 de 2006.

Respecto a la seguridad social en las cooperativas de trabajo asociado, consulte este editorial.

En el caso de las cooperativas comerciales o de servicios, la seguridad social es la que corresponde a un vínculo laboral, es decir, que la cooperativa debe responder por la seguridad social de los trabajadores que tenga vinculados mediante un contrato de trabajo o uno de servicios.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.