Régimen simple y distribuidores minoristas de combustibles

Por 22 febrero, 2019

El artículo 10 de la ley 26 de 1989 determina que para todos los efectos fiscales los ingresos brutos del distribuidor minorista de combustibles líquidos y derivados del petróleo, se determina al multiplicar el respectivo margen de comercialización señalado por el gobierno nacional por el número de galones vendidos y le restan el porcentaje de margen por perdida de evaporación.

A su turno el parágrafo 4 del artículo 28 del estatuto tributario señala:

«PARÁGRAFO 4. Para los distribuidores minoristas de combustibles líquidos y derivados del petróleo, aplicará lo consagrado en el artículo 10 de la Ley 26 de 1989. Al ingreso bruto así determinado, no se le podrán detraer costos por concepto de adquisición de combustibles líquidos y derivados del petróleo, lo cual no comprende el costo del transporte de los combustibles líquidos y derivados del petróleo, ni otros gastos deducibles, asociados a la operación.»

Tal como se resalta, a este tipo de contribuyentes no les es permitido imputar costos por la adquisión de combustibles líquidos y derivados del petróleo, sino que solo se les permite el costo del transporte de los combustibles líquidos y derivados del petróleo, y gastos deducibles asociados a la operación.

Estas personas o empresas están sometidos al régimen ordinario del impuesto de renta que tiene una tarifa nominal del 33% o la tabla de personas naturales.

Pues bien, al no encontrar limitación alguna que les impida pertenecer al régimen de tributación simple, se convierte ésta en una buena opción siempre que se cumplan las demás condiciones, pues su margen de tributación se verá disminuido sustancialmente, pues recordemos que en todo caso no le estaba permitido los costos de forma general.

Así las cosas, si usted es distribuidor minorista de combustibles líquidos y derivados del petróleo, regálele una mirada al régimen de tributación simple, haga cálculos con base en la tributación que efectúe del año 2018, y verá que muy probablemente, casi que con certeza, el régimen de tributación simple puede constituirse en un excelente beneficio tributario que pudiese aplicarle.

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. CARLOS VÉLEZ Dice:

    Buen dia,

    Sr Yhony Alberto Lee Yara,me gustaría conocer su postura acerca del beneficio real de este régimen de tributación simple, teniendo en cuenta la renta combinada; es decir el impuesto de renta para la sociedad y el socio, puesto que si la sociedad se inscribe en el régimen de tributación simple sin lugar a dudas, los dividendos que distribuya serán en calidad de gravados después de realizar la depuración que trata el articulo 49 E.T, pagandose la tarifa general del impuesto a la renta de la sociedad más el marginal que puede ir al 15%. Por ello la sociedad quizás se vea beneficiada pero toda la carga tributaria la asume el socio y accionista y combinadamente puede ser mayor.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Propiedad horizontal