¿Reglamento de provisión de cartera sufrió decaimiento?

Por

El artículo 87 de la ley 1819 de 2016 modificó el artículo 145 del estatuto tributario relativo a la deducción de deuda de dudoso o difícil cobro. La antigua norma señalaba la deducción por “provisión”  mientras que la nueva norma señala el concepto de “deterioro” de cartera de dudoso o difícil cobro.

Ante ellos, algunos han argumentado que el decreto 187 de 1975 hoy incorporado en los artículo 1.2.1.18.19 y siguientes del DUT había sufrido el fenómeno del decaimiento, por cuanto la norma base fue modificada, y en esa medida es necesario un nuevo reglamento para que proceda la deducción.

Pues bien, lo primero que se debe aclarar es que esta discusión no es nueva. El año pasado en el desarrollo de las Jornadas de Derecho Tributario del ICDT, el tributarista antioqueño Eduar Benjumea recalcó que la norma no podría entenderse como derogada, toda vez el nuevo articulado no señaló la necesidad de un nuevo reglamento, ni impuso fechas límite de expedición.

Ahora bien, la DIAN mediante OFICIO Nº 000785  del 22 de mayo de 2018 señaló de forma acertada lo siguiente:

«EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

ANEXO

JUSTIFICACIÓN ARTICULADO PERSONAS JURÍDICAS

(…)

Modifíquese el artículo 145 del Estatuto Tributario, el cual quedará así: Como regla general los deterioros de los activos no son deducibles al menos que se realicen de acuerdo con el Estatuto Tributario. La modificación a este artículo introduce el concepto de deterioro de cartera de dudoso o difícil cobro, concepto que trae la técnica contable, por lo tanto, se actualiza el concepto de provisión. Se seguirá el mismo tratamiento al aceptar como deducción las cantidades razonables establecidas en el Decreto 187 de 1975. La deducción de deudas de dudoso o difícil cobro es procedente siempre y cuando cumpla con las siguientes características: a) el contribuyente deberá ser obligado a llevar contabilidad; b) el deterioro de cartera de dudoso o difícil cobro se debe fijar en cantidades razonables fijadas por reglamento; c) las deudas deben haberse originado en operaciones productoras de renta; d) deben corresponder a cartera vencida; y f) no se reconoce el carácter de difícil cobro a deudas contraídas entre sí por empresas o personas económicamente vinculadas, o por los socios para con la sociedad, o viceversa. Como excepción a la regla general, las entidades sujetas a la inspección y vigilancia de la Superintendencia Financiera podrán deducirse el 100 por ciento de las provisiones de cartera de créditos, de coeficiente de riesgo sobre bienes recibidos en dación en pago, y la de contratos de leasing que deban realizarse conforme a las normas vigentes siempre y cuando no excedan de los límites establecidos por la ley y la regulación prudencial respecto de las entidades sometidas a la inspección y vigilancia de la Superintendencia Financiera de Colombia; o cuando sean voluntarias, incluso si media una sugerencia de la Superintendencia Financiera de Colombia. (…)” (Gaceta del Congreso No. 894 del 19/10/2016, pág. 184) (Subrayado fuera de texto)

Con base en lo expuesto se concluye que los siguientes artículos del Decreto 187 de 1975 reglamentarios del artículo 145 del Estatuto Tributario, compilados en el Decreto Único Reglamentario en materia tributaria 1625 de 2016, se encuentran vigente.»

Así, queda claro que el los artículo del decreto 187 de 1975 hoy incorporados en el DUT continúan vigentes, pues esa fue la intención desde la presentación del proyecto de reforma tributaria.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Jose Villa Dice:

    Realmente Colombia es un pais de leguleyos.
    Semejante problema ficticio que crean entre los vocablos, "Provisión" y "Deterioro". Aquí la Dian tiene toda la razón para entrar a solucionar una discución valadí (tormenta en un vaso de agua). Y ese espíritu de leguleyada es lo que tiene afectado a Colombia en todo y ahí de por medio va siempre la corrupción, porque la leguleyada y la politiquería son hijas de la corrupción.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

¿Preocupado por su pensión? Manténgase Informado.