La suspensión del contrato de trabajo por sanción disciplinaria no ocasiona la pérdida de la remuneración del domingo

Por

El derecho a la remuneración del domingo no se pierde si al trabajador se le suspende el contrato de trabajo en ocasión a una sanción disciplinaria.

A raíz del editorial que se publicó recientemente bajo el título  Remuneración del domingo en caso de suspensión del contrato de trabajo por sanción disciplinaria”,  algunos  lectores expresaron su desacuerdo con lo allí expuesto, pues consideran errado de nuestra parte afirmar que la ausencia del trabajador durante el cumplimiento de la sanción disciplinaria no da lugar a la perdida de la remuneración del domingo porque dicha ausencia corresponde a un acto de disposición del empleador y de acuerdo con lo previsto por el Art. 173 del Código Sustantivo del Trabajo el trabajador tiene derecho a la remuneración del domingo si durante la semana no falta al trabajo, o que si falta, lo haya hecho por disposición del empleador.

Remuneración del domingo en caso de suspensión del contrato de trabajo por sanción disciplinaria

En opinión de dichos lectores la ausencia del trabajador durante la suspensión del contrato de trabajo sí conlleva para éste  la pérdida de la remuneración del domingo, porque en ese caso el trabajador es culpable de no haber laborado la semana completa como consecuencia de la falta cometida. O sea que si bien la causa inmediata de la ausencia del trabajador durante la suspensión es la imposición de la sanción por parte del empleador, la causa remota es la falta en que incurrió el trabajador y ésta determina la pérdida del dominical.

Como puede observarse, esos lectores incurren en dos equivocaciones. Por una parte le atribuyen a la falta cometida por el trabajador la capacidad de enervar el pago del domingo o domingos comprendidos dentro del período de la suspensión o subsiguientes a ésta; y por la otra, pierden de vista que la falta puede consistir en conductas distintas de la inasistencia injustificada al trabajo, como por ejemplo, desobedecimiento de una orden del empleador, involucrarse en una riña con un compañero de trabajo dentro de las instalaciones de la empresa, faltarle al respeto al jefe, darle un uso indebido a las mercancías y/o materias primas puestas a su cuidado, etc.

Si nos guiáramos por la primera de las dos opiniones que se vienen de relacionar, llegaríamos al absurdo de aceptar que el empleador está dentro de la ley cuando por efectos de la suspensión le impide al trabajador  laborar durante unos días de la semana y luego lo sanciona con la pérdida del domingo por no haberla trabajado completa. Y si se nos dice que la pérdida del domingo es consecuencia de la falta, tampoco podríamos aceptarlo, porque con la suspensión del contrato se castigó dicha falta.

¿Cómo se cuentan los días en caso suspensión del contrato de trabajo por sanción disciplinaria?

Imaginémonos que el trabajador faltó al trabajo sin la debida justificación y el empleador desea sancionarlo. ¿Qué puede hacer?

1. Descontarle el salario de los días que éste no laboró, y adicionalmente sancionarlo con la pérdida de la remuneración del domingo (el Art. 113 del C.S. del T. autoriza al empleador para hacerlo). Obsérvese que el descuento de los días no laborados no hace parte de la sanción, pues constituye simplemente la inexistencia de la obligación de pagar salarios no causados. Así, la sanción se contrae a la pérdida del pago del domingo.

2. Descontarle el salario de los días no laborados y adicionalmente sancionarlo con la suspensión del contrato de trabajo, caso en el cual el trabajador dejaría de recibir el salario de los días de la suspensión pero conservaría el derecho a recibir la remuneración del domingo.

En conclusión, el empleador podría descontar del salario del trabajador el valor de los días en los cuales no se presentó a laborar sin justificación alguna, y hacer efectivas las sanciones disciplinarias consagradas para esta falta en el Reglamento Interno de Trabajo,  el contrato de trabajo, la convención colectiva, etc.

Pero lo que sí no podría hacer el empleador en este caso es sancionarlo con la pérdida del dominical y con la suspensión del contrato de trabajo, porque entonces habría doble sanción para una misma falta.

Ahora imaginémonos el caso de un trabajador  que se involucró en una riña con un compañero dentro de las instalaciones de la empresa. ¿En ese caso que puede hacer el empleador? Veamos:

Como aquí la falta no consiste en la inasistencia injustificada del trabajador a laborar, no le es posible al empleador aplicarle la sanción que prevé el mencionado artículo 173 para cuando el trabajador no labora la semana completa, esto es, dejar de pagarle la remuneración del domingo. Y no lo puede hacer debido a que si no existe el presupuesto fáctico que la norma prevé no se puede aplicar la sanción que ella contiene.   En esas circunstancias la única opción que le queda al empleador para sancionar al trabajador es, aparte de llamarle la atención por escrito, reconvenirlo, etc., suspenderle el contrato de trabajo y como consecuencia de ello abstenerse de pagarle el salario de los días hábiles materia de la suspensión.

Ahora bien, para calmar a quienes califican de “traída de los cabellos” la teoría que hemos defendido en estos editoriales de que la ausencia del trabajador durante los días de la suspensión es ausencia justificada por cuanto responde a una disposición del empleador surgida de su poder de subordinación, bastaría transcribirle lo que sobre ese punto señaló el Ministerio de Trabajo en su concepto 62592 de 2010-03-04:

«En conclusión, la sanción disciplinaria se realiza en virtud del ejercicio de las facultades subordinantes, por lo tanto se puede concebir como una de las disposiciones del empleador y al estar contenida en el numeral primero del artículo 173 del CST, justifican la inasistencia del trabajador en los días de suspensión disciplinaria; luego persiste la obligación del empleador de remunerar el descanso dominical con el salario ordinario de un día.»

Para terminar, vale la pena dejar en claro que el legislador ha sido muy cauteloso al momento de autorizar al empleador para afectar el salario del trabajador con descuentos, retenciones, deducciones, etc., al punto que ha consagrado de manera taxativa los casos en los que puede el empleador intervenir el salario del trabajador. Y eso es acertado porque generalmente el salario es el único ingreso que tiene el trabajador y de él depende su subsistencia y la de su grupo familiar.  Y es precisamente en virtud de esa restricción que tanto el Ministerio del Trabajo como los jueces son rigurosos al momento de revisar las actuaciones del empleador en el tema salarial.

De manera pues que afectar el salario del trabajador con el descuento de la remuneración del domingo cuando éste ha sido sancionado con la suspensión del contrato de trabajo no tiene fundamento legal y podría ocasionarle costosas consecuencias al empleador.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Martha Dice:

    Excelente artículo. Muchas gracias!

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.