Renta bruta en ventas a plazos

Por 26 agosto, 2019

El sistema de ventas a plazos fue una figura que se aplicó en el pasado y que fue derogada por la ley 1819 de 2016.

Las ventas a plazos implican que el cliente no cobra todo el valor de la venta, sino que lo va cobrando por cuotas o a plazos, lo que le impide obtener toda la venta al momento de causarla.

Como el ingreso y los impuestos, en especial el Iva, se causa al momento de hacer la venta a crédito, sin que el contribuyente recibiera ingresos o apenas una parte de ellos, el legislador creó el sistema de ventas a plazos, que permitía reconocer el ingreso en la medida en que se recaudaban las cuotas, al igual que se causaba el Iva e incluso el impuesto a la renta.

El artículo 95 del estatuto tributario en vigencia de las ventas a plazo señalaba:

«DETERMINACIÓN DE LA RENTA BRUTA EN VENTAS A PLAZOS. Los contribuyentes que lleven contabilidad por el sistema de causación y tengan negocios donde prime un sistema organizado, regular y permanente de ventas a plazos, cuya cuota inicial no exceda del porcentaje fijado por la Junta Monetaria sobre el precio total estipulado para cada venta, pueden determinar, en cada año o período gravable, su renta bruta conforme al siguiente sistema:

De la suma de los ingresos efectivamente recibidos en el año o período gravable por cada contrato, se sustrae a título de costo una cantidad que guarde con tales ingresos la misma proporción que exista entre el costo total y el precio del respectivo contrato.

La parte del precio de cada contrato que corresponde a utilidades brutas por recibir en años o períodos posteriores al gravable, debe quedar contabilizada en una cuenta especial como producto diferido por concepto de pagos pendientes de ventas a plazos.

El valor de las mercancías recuperadas por incumplimiento del comprador, debe llevarse a la contabilidad por el costo inicial, menos la parte de los pagos recibidos que corresponda a recuperación del costo. Cuando, en caso de incumplimiento del comprador, no sea posible recuperación alguna, es deducible de la renta bruta el costo no recuperado.»

Este sistema podía ser aplicado por contribuyentes que de forma regular tuvieran implementado un sistema de ventas a plazos.

Para los contribuyentes que estaban utilizando el sistema de ventas a plazos, una vez fue derogado por la ley 1919 de 2016 debieron aplicar lo dispuesto en el numeral 9 del artículo 290 del estatuto tributario:

«Ventas a plazos. Los contribuyentes que para efectos fiscales venían utilizando el sistema, organizado, regular y permanente de ventas a plazos, de que trataba el artículo 95 de este Estatuto, que mantenga ingresos y costos diferidos, deberán en la declaración del impuesto sobre la renta y complementarios del año gravable 2017, incluir todos los ingresos y costos diferidos por estos conceptos.»

En la declaración de renta de 2017 que se presentó en el 2018 se debieron declarar todos los ingresos por venta a plazo pendientes de causar o amortizar, lo mismo que los costos.

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Propiedad horizontal