Renta por comparación patrimonial en la primera declaración

Por

La renta por comparación patrimonial se debe determinar incluso en la primera declaración de renta que presente el contribuyente, aunque no exista un patrimonio anterior que pueda ser objeto de comparación.

La renta por comparación patrimonial está regulada por el artículo 238 del estatuto tributario que señala:

«DIFERENCIA PATRIMONIAL EN LA PRIMERA DECLARACIÓN. Si se presenta declaración de renta y patrimonio por primera vez y el patrimonio líquido resulta superior a la renta gravable ajustada como se indica en el artículo anterior, el mayor valor patrimonial se agrega a la renta gravable determinada por el sistema ordinario.

Constituye explicación satisfactoria para el cónyuge o hijo de familia, la inclusión de los bienes en la declaración de renta del otro cónyuge o de los padres, según el caso, en el año inmediatamente anterior.»

En principio parece injusto que se deba pagar impuesto de renta por un patrimonio que supere la renta gravable, pero ello tiene su lógica pues el patrimonio sólo se configura por aportes de socios o por la generación de renta, y si ese patrimonio no se conformó como debiera, es un indicio de evasión de impuestos a no ser que se justifique tal diferencia.

En las personas jurídicas no hay mayor problema. El principal problema lo tienen las personas naturales porque estas por lo general poseen propiedades desde muchos años antes de presentar la primera declaración, y debido a esa comparación patrimonial, podrían verse obligadas a pagar impuesto de renta retroactivo, o por lo menos es lo que podría interpretarse a priori.

Recordemos que en las personas naturales el monto del patrimonio es uno de los elementos que definen la obligación de declarar renta o no, y el tope para no estar obligado a declarar es 4.500 Uvt, que para el 2017, que se declara en el 2018, equivale a $143.366.000.

Ejemplo elemental:

Con esos datos plantaremos los siguientes supuestos:

Una persona natural declara por primera vez en el 2018 y declara un patrimonio de $300.000.000 y una renta gravable de $100.000.000.

A primera vista encontramos que hay una diferencia de $200.000.000 que en términos del artículo 238 del estatuto tributario constituye renta gravable.

Se puede interpretar que si la renta gravable es de $100.000.000, el patrimonio debió haberse incrementado en ese mismo valor como mucho, lo que significa que en el año anterior debió tener un patrimonio de por lo menos $200.000.000, lo que significa que el año anterior debió haber declarado renta por superar el tope de patrimonio.

Y si no tenía un patrimonio de 200 millones sino uno menor que no le obligaba a declarar, como por ejemplo 100 millones, ¿cómo es que de 100 millones subió a 300 millones si solo obtuvo una renta de 100 millones? Son simples operaciones matemáticas que develan un comportamiento extraño en el patrimonio que el contribuyente que debe entrar a explicar o justificar.

De esta forma el legislativo ha logrado hacer un control al patrimonio de los contribuyentes cuando estos en el pasado no declararon renta.

Justificación del incremento patrimonial

El hecho de que el patrimonio líquido resulte superior a la renta gravable de la primera declaración no significa necesariamente que el contribuyente sea un evasor, pues esas diferencias pueden ser justificadas.

El mismo artículo 238 incluye unas posibles justificaciones, pero no son las únicas como equivocadamente se suele creer.

Adicionalmente, el contribuyente puede justificar esa diferencia de muchas formas como lo recuerda la Corte constitucional en la sentencia C-374 de 2004:

«El otro asunto que echa de menos el actor consiste en que el artículo 238 no contempló la posibilidad para el nuevo declarante de justificar la diferencia patrimonial, como sí pueden hacerlo los antiguos declarantes, según expresamente lo consagra el artículo 236 del Estatuto Tributario, salvo cuando el incremento patrimonial ocurra con la inclusión de los bienes del cónyuge o del hijo de familia (inciso 2 del artículo 238). Así se violan los principios de equidad y justicia tributaria y el debido proceso.

Para la Sala no le asiste tampoco razón al actor pues, de la detenida lectura del artículo acusado, se observa que como lo explican los intervinientes, la disposición no está negando al nuevo declarante que acuda a las distintas posibilidades de justificación de aumento patrimonial contenidas en el Estatuto Tributario, sino que, por el contrario, añadió dos explicaciones más, cuando se trate de la presentación de la declaración de renta y patrimonio por primera vez. Consideró el legislador que era una circunstancia tan especial la del nuevo declarante, que ameritaba regular dos explicaciones adicionales que podían ocurrir con los bienes del cónyuge o del hijo de familia.

Es decir, se trata de dos justificaciones nuevas y no, como lo entiende el actor, las únicas. Prueba de ello, basta ir a las distintas justificaciones que contiene el Estatuto Tributario y en ninguna de ellas, se impide al declarante  proponerlas en razón de que sea nuevo o antiguo, simplemente las establece en forma general.»

Es decir que el contribuyente tiene libertad para justificar esa diferencia por cuanto en este caso le es aplicable también el artículo 236 del estatuto tributario en la parte que dice «a menos que el contribuyente demuestre que el aumento patrimonial obedece a causas justificativas.», y como la norma no está definiendo ni limitando el tipo o clase de justificaciones procedentes o aceptadas, cualquiera puede servir en la medida en que sea razonable y que en efecto pueda explicar y  justificar el incremento patrimonial.

La sentencia de la corte constitucional resulta pertinente para casos como el siguiente planteado por un lector:

«Conozco el caso de un nacido en Colombia, hijo de padres colombianos, que a los 18 años de edad (teniendo cédula de ciudadanía colombiana), emigró a USA. Allí terminó sus estudios y allí trabaja y allí ha organizado su vida, allí obtiene sus ingresos y allí tiene todos sus bienes. Tiene ciudadanía USA. Hoy con cerca de 55 años de edad, no tiene pensado radicarse en Colombia pues en USA tiene toda la razón de ser de su vida económica, pero a pesar de ello, ha tenido la idea de adquirir uno o dos bienes raíces en Colombia, adquirirlos a su nombre, para su propio patrimonio, pero no ha dado el paso a decidirse debido al impuesto de renta.

Y estas son sus razones:

Invertir adquiriendo un apartamento en Bogotá le representa trasladar de sus activos en USA a Colombia, cerca de mil millones de pesos. Eso lo convierte en declarante de renta. Significa que su patrimonio bruto en Colombia como no residente valdría los mil millones de pesos y ese valor sería también el valor de su patrimonio líquido y a pesar de no tener ingresos en Colombia, tendría que pagar impuesto de renta pues su renta gravable estaría definida por la diferencia patrimonial entre un año y otro, es decir, partiendo de un patrimonio líquido de $0 pasaría a tener un patrimonio líquido de mil millones de pesos. Ese colombiano considera injusto tener que pagar ese cuantioso impuesto de renta por el solo hecho de trasladar recursos de USA a Colombia para adquirir un activo (un bien raíz).

PREGUNTO: Existe alguna norma legal que permita a una persona natural no residenciada en Colombia adquirir un bien raíz sin tener que pasar por esa comparación patrimonial para evitar que por eso solo hecho tenga que pagar impuesto de renta, a pesar de no tener ingresos en Colombia?»

En nuestro criterio, la diferencia que se presente en ese caso es justificable por lo que no hay lugar a determinar la renta por comparación patrimonial, pues se evidencia con claridad que el contribuyente sólo  traslada de un  país a otro parte de su patrimonio sin que ello implique un incremento de este.

Prepara tu declaración de renta o la de tus clientes en línea, sin errores y con garantía en Tributi.com.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

3 Opiniones
  1. gabriel Dice:

    En mi opinion una persona natural,no residente,solo declararia renta por ingresos,no por patrimonio.

    A pesar que el concepto unificado 912 de la Dian,diga que tambien se declararia por patrimonio(equivocado en mi criterio).

    Responder
    • Mgalo Dice:

      De acuerdo, el solo patrimonio no obliga a declarar, ha dicho el consejo de Estado, además se deben reunir los dos requisitos patrimonio e ingresos la conjunción es copulativa, no disyuntiva.

      Responder
      • Jose Villa Dice:

        Mgalo, un favor, regálame la sentencia del Consejo de Estado en la que diga que el SOLO PATRIMONIO NO OBLIGA A DECLARAR.

        Gracias por anticipado,

        Cordial Saludo,

        José Villa.

        Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.