Renta por comparación patrimonial se debe efectuar con el patrimonio declarado por el contribuyente, no con el determinado por la DIAN

El artículo 236 y siguientes del estatuto tributario contemplan el sistema de renta por comparación patrimonial, que no es otra cosa que estimar que el incremente que se tuvo del patrimonio obedece a causas justificativas, y en caso contrario proceder a gravar dicho incremente.

Pues bien, el artículo 91 del decreto 187 de 1975 que reglamenta este aspecto señala:

“ARTICULO 91. RENTA POR COMPARACION DE PATRIMONIOS. Para efectos de la determinación de la renta por comparación de patrimonios, a la renta gravable se adicionará el valor de la ganancia ocasional neta, las rentas cedidas por el contribuyente y las rentas exentas. De esta suma se sustrae el valor de la renta de goce, los impuestos de renta y complementarios, pagados durante el año gravable incluyendo retención y anticipo efectivamente pagado y, en su caso la renta recibida del cónyuge.

Si este resultado es inferior a la diferencia entre los patrimonios líquidos declarados en el año gravable y en el ejercicio inmediatamente anterior, previos los ajustes por valorizaciones y desvalorizaciones nominales, incluyendo los reavalúos autorizados en los artículos 51 y 52 del Decreto 2247 de 1974 dicha diferencia se tomará como renta gravable a menos que el contribuyente demuestre las causas justificativas del incremento patrimonial.” (Subrayado propio)

Tal como se resalta, el decreto reglamentario establece que la renta por comparación patrimonial debe fundarse en patrimonios líquidos declarados. Pero ¿Qué ocurre si la DIAN determina un patrimonio líquido mayor? ¿Implica ello un ajuste a la renta por comparación patrimonial?

El Consejo de Estado mediante sentencia 20503 de 2016 ha dispuesto:

“La Sala ha precisado que de lo previsto en los artículos 236 y 237 del ET y 91 del Decreto 187 de 1975 se desprende que para calcular la renta por comparación patrimonial se debe comparar el patrimonio líquido declarado del último período gravable con el del patrimonio líquido declarado del período inmediatamente anterior, lo que excluye calcular la renta por comparación patrimonial a partir de las liquidaciones oficiales, por cuanto eso implica gravar como ingreso el patrimonio.

Lo anterior en consideración a que la renta por comparación patrimonial persigue, en esencia, «evitar la evasión del tributo derivada de la omisión de ingresos percibidos y no declarados por el contribuyente».

En consecuencia, la Sala considera que el proceder de la DIAN viola los artículos 236 del ET y 91 del Decreto 187 de 1975”

Es decir, que el cálculo de la renta por comparación patrimonial debe medirse es en función de lo declarado por el contribuyente y no en función del patrimonio determinado por la DIAN en liquidaciones oficiales.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. Karlos dice:

    Que sentencia mas absurda, de manera pues que si el contribuyente ha omitido ingresos y con ellos ha aumentado su patrimonio nada pasa… que bien entonces para que esta la dian? no es para supervisar, auditar y determinar la realidad economica de los contribuyentes? y como consecuencia de esa gestion pues determinar la realidad economica que no ha sido declarado , es decir ha sido escondida.

    • David dice:

      Si el contribuyente a omitido ingresos si pasa algo y es que se expone a la sanción por inexactitud del articulo 647 del estatuto tributario

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.