Determinación de la renta presuntiva en las persona naturales cuando existen rentas exentas

Por

¿Dónde quedan las rentas exentas cuando una persona natural debe tributar sobre renta presuntiva en vista a que esta resulta superior a la renta ordinaria?

Recordemos que el impuesto de renta se paga sobre la renta que resulta superior entre la renta determinada por el sistema ordinario (cedular) y la renta presuntiva, por lo que estas dos rentas se deben comparar.

Cambios en el cálculo de la renta presuntiva en el sistema cedular

Con los cambios introducidos por la ley 1819 de 2016, la renta presuntiva y la ordinaria no son comparables porque la segunda está afectada por las rentas exentas y la primera no, por lo tanto es preciso afectar la renta presuntiva con las rentas exentas para luego sí compararla con la renta líquida.

Consulte: Renta presuntiva cedular.

Es decir que cuando se determina la renta presuntiva y se compara con la sumatoria de las rentas líquidas obtenidas en las diferentes cédulas, ya se han imputado las rentas exentas en las distintas cédulas, por lo que no se tiene una base comparable.

Antes de la ley 1819 de 2016, las rentas exentas se restaban luego de haber determinado sobre cuál renta se debía tributar, si sobre la ordinaria o sobre la presuntiva, pero con el sistema cedular, las rentas exentas se imputan antes de hacer dicha comparación, por lo que llegado el caso de tener que tributar sobre la renta presuntiva, no hay lugar a restar ninguna renta exenta de esa renta presuntiva.

Para solucionar esto, mediante un procedimiento aparte las rentas exentas se deben imputar a la renta presuntiva antes de que esta sea comparada con las rentas líquidas cedulares.

La Dian en concepto unificado de renta de personas naturales número 0912 del 19 de julio de 2018, propone un procedimiento en el cual se busca determinar la porcentaje de participación de las rentas exentas imputadas a las cédulas, para que esa misma proporción se pueda restar de la renta presuntiva.

En este enlace puede descargar los apartes del concepto de la Dian donde ilustran el procedimiento con un ejemplo.

Ejemplo con rentas exentas y deducciones por debajo del límite

A continuación plateamos un elemental intentando recoger lo que expone la Dian en su concepto:

  • Cédula ingresos laborales: $60.000.000
  • Ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional: 10.000.000
  • Ingreso gravable: $50.000.000
  • Límites rentas exentas y deducciones en porcentaje 40%: $20.000.000
  • Límites rentas exentas y deducciones en Uvt 2017: $160.569.000
  • Renta presuntiva: $80.000.000

Valor que se puede restar por concepto de rentas exentas y deducciones: $20.000.000

Entre rentas exentas y deducciones se pueden imputar $20.000.000 y supongamos los siguientes conceptos:

  • Deducciones (dependientes, intereses vivienda, etc.): $5.000.000
  • Rentas exentas: $15.000.000

Participación de cada concepto en total:

  1. Deducciones: 25%
  2. Rentas exentas: 75%

Es decir que las rentas exentas representan el 75% de los veinte millones que se pueden imputar a los ingresos gravables de la cédula de ingresos laborales.

Hasta aquí la primera parte, que es determinar la proporción de la rentas exentas en la cedula de ingresos laborales, y luego esa misma proporción debemos imputarla a la renta presuntiva.

Determinación de la renta presuntiva

En el ejemplo arriba planteado la renta presuntiva es de $80.000.000, y a esa renta presuntiva debemos restar las rentas exentas, pero no se puede restar la totalidad de las rentas exentas, sino la proporción en que participaron en la determinación de la renta líquida de la respectiva cédula, que en arriba determinamos en un 75%.

Al determinar la renta líquida cedular se imputó una renta exenta por $15.000.000, y como la proporción de esta respecto al total de los valores a imputar fue apenas del 75%, entonces a la renta presuntiva sólo se le puede restar el 75% de $20.000.000

  • Rentas exentas: $15.000.000.
  • Participación imputable: $15.000.000 (20.000.000 x 75%)

¿Qué encontramos aquí?

Que es innecesario hacer todo este procedimiento ya que el resultado es el mismo, pues tanto en la cédula de rentas laborales como en la renta presuntiva se puede imputar el mismo monto por rentas exentas: $15.00.000.

El resultado nos da igual en uno y otro sistema porque se trata de la misma base, esto es $20.000.000, debido a que estos conceptos no pueden exceder lo máximo que se puede imputar.

Probablemente por eso la Dian afirma en su concepto lo siguiente:

«Lo anterior siempre y cuando la sumatoria de rentas exentas y desudaciones superen el límite fijado por la ley, esto es, 40% o 10 %en función de la cedula que se esté depurando.

Ahora bien, cuando la sumatoria de rentas exentas y deducciones no superen el límite fijado por la ley, ya o habrá lugar a calcular el porcentaje de participación, toda vez que el valor correspondiente a rentas exentas (sin tomar las deducciones) es el que se restará en el cálculo de la renta presuntiva.»

Es claro; si el total de rentas exentas y deducciones supera el límite del 40% o el porcentaje que corresponda a la cédula correspondiente, entonces se hace el procedimiento anterior, y si no, se procede directamente a restar las rentas exentas a la renta presuntiva.

Ejemplo con rentas exentas y deducciones superiores al límite

Cuando el contribuyente tiene rentas exentas y deducciones que sumadas superan el límite permitido, el resultado es bien diferente.

Veamos ahora el mismo ejemplo pero incrementando las rentas exentas:

  • Cédula ingresos laborales: $60.000.000
  • Ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional: 10.000.000
  • Ingreso gravable: $50.000.000
  • Límites rentas exentas y deducciones en porcentaje 40%: $20.000.000
  • Límites rentas exentas y deducciones en Uvt 2017: $160.569.000
  • Renta presuntiva: $80.000.000

Igualmente lo máximo que se puede imputar por concepto de deducciones y rentas exentas son $20.000.000, y en esto no hay cambios con respecto al ejemplo anterior.

Supongamos ahora que tenemos los siguientes valores:

  1. Deducciones: $12.000.000
  2. Rentas exentas: $18.000.000

Total rentas exentas y deducciones: $30.000.000, donde

  1. Deducciones representan el 40%
  2. Rentas exentas representan el 60%

Aquí hemos modificado tanto la estructura de esos dos conceptos como su monto, que excede en 10 millones el límite, pues de los 30 millones solo se pueden imputar veinte por cuenta de la limitación del 40%.

Es decir que las rentas exentas de $18.000.000 que tenemos representan el 60% del total de los 30 millones que hay entre rentas exentas y deducciones.

Respecto a la estructura o composición sabemos que las rentas exentas representan el 60% y las deducciones el 40%, y esa es la participación que interesa para el siguiente paso que es depurar la renta presuntiva con las rentas exentas según su participación (60%).

Determinación de la renta presuntiva.

Renta presuntiva: $80.000.000.

Menos rentas exentas:

$20.000.000 x 60% = 12.000.000

Renta presuntiva depurada: $68.000.000.

Si bien las rentas exentas eran de $18.000.000, solo es posible imputar $12.000.000 que corresponde a la participación que las rentas exentas tienen en la determinación de la renta líquida cedular.

Se precisa que el 60% no se aplica sobre las rentas exentas como tal sino sobre el límite máximo que se puede imputar como rentas exentas y deducciones, es decir, se toman las rentas exentas y deducciones máximas permitidas y se multiplica por el porcentaje de participación de las rentas exentas.

Es decir, si bien teníamos 18 millones de rentas exentas, no aplicamos el 60% sobre esos 18 millones sino sobre los 20 millones que se pueden imputar entre rentas exentas y deducciones, por cuanto en ese porcentaje es que la renta líquida cedular está afectada por las rentas exentas.

Recordemos que en la primera parte se determinó que lo máximo que se podía imputar como deducciones y rentas exentas eran $20.000.000, y sobre ese valor se aplicó el porcentaje de participación que tuvieron las rentas exentas.

Ya depurada la renta presuntiva con las rentas exentas podemos comparar las dos rentas:

  1. Renta líquida ordinaria cedular: $30.000.000
  2. Renta presuntiva: $68.000.000

En este caso la renta presuntiva resulta mayor por lo tanto se debe tributar sobre ella.

Esto se hace con el fin de determinar la renta presuntiva que se ha de comprar con la renta líquida para determinar sobre cuál se debe tributar, que es sobre la mayor de las dos.

Si resulta que el contribuyente debe tributar sobre la renta presuntiva, ésta ya no puede ser afectada por ninguna renta exenta, puesto que ya fueron descontadas en el procedimiento anterior.

Este procedimiento se debe hacer con las otras rentas exentas que pudieran tener otras cédulas.

Síntesis

Como la renta líquida cedular ya está afectada por las rentas exentas, esta no puede ser comparada con la renta presuntiva de la forma en que históricamente se ha hecho, por lo tanto, antes de hacer la comparación, la renta presuntiva debe ser afectada por la rentas exentas según la participación que estas tuvieron en la renta líquida cedular.

Este procedimiento debe hacerse en un anexo independiente, pues el formulario 210 no cuenta con una opción para ello, de manera que al renglón 76 del formulario 2010 ( año 2017) debe llevarse la renta presuntiva ya afectada por las rentas exentas según el procedimiento planteado por la Dian.

Ejemplo en Excel

Hemos llevado el ejemplo a un archivo de Excel en el que se formulan los cálculos respectivos donde se puede apreciar el origen de cada valor.

En el archivo de Excel además hemos planteado un ejemplo para la cédula de rentas no laborales, y luego se consolida la renta presuntiva en las dos cédulas.

Es así porque si bien no se puede imputar una misma renta en dos cédulas, sí es posible que cada cédula tenga rentas exentas diferentes. Por ejemplo, en la cédula de rentas de trabajo se pueden imputar las rentas exenta de trabajo, y en la cédula de rentas no laborales se pueden imputar rentas exentas por cuentas AFC.

Y en ese orden de ideas, en cada cédula se hace el mismo procedimiento para incorporar la renta exenta en la renta presuntiva y luego hacer una consolidación para proceder a realizar la comparación con la renta líquida ordinaria, de manera que la renta presuntiva incorpore el efecto de las rentas exenta de las distintas cédulas.

Descargar archivo Excel.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

¿Preocupado por su pensión? Manténgase Informado.