Requisitos para que los aportes voluntarios a pensión sean deducibles del impuesto de renta

El empleador, adicional al aporte obligatorio a pensión que debe realizar por cada trabajador, puede también realizar aportes voluntarios, aportes que son deducibles del impuesto de renta, ¿pero qué requisitos se deben cumplir para que sean deducibles?

Sucede que un usuario de Gerencie.com nos comenta que la Dian le ha rechazado como deducción los aportes voluntarios a pensión que el contribuyente hiciera a favor de sus empleados, debido a que estos no estaban estipulados en el contrato de trabajo, y por estar contabilizados en la cuenta 510559 (Pensiones de jubilación), cuando según la Dian, debería estar contabilizados en una cuenta que específicamente dijera Aportes voluntarios a pensión, cuenta  que no existe en nuestro plan de cuentas.

En primer lugar hay que decir que los aportes a pensión, tanto obligatorios como voluntarios, son deducibles del impuesto a la renta según el artículo 126-1 del estatuto tributario, así como todos los conceptos relacionados con la nómina.

En segundo lugar hay que dejar claro que la ley no estableció ningún requisito específico y particular para que los aportes a pensión fueran deducibles del impuesto a la renta, de suerte que a esto se les aplicarán los requisitos generales de las deducciones: Causalidad, Proporcionalidad y necesidad, requisitos todos que generalmente cumplen los pagos laborales, cualquiera que sea su origen.

Respecto al caso concreto, hay que decir que o hay una norma que supedite la deducción de los aportes voluntarios a que estos figuren en el contrato de trabajo.

Los aportes voluntarios pueden tener su origen en una obligación contractual o convencional, o ser producto de la mera liberalidad del empleador, y en tal caso, no es posible que exista tal obligación en el contrato de trabajo, por lo tanto, no sería posible que tal condiciones fuera introducida por alguna ley, ya que iría contra la naturaleza misma de los aportes voluntarios, que pueden ser, valga la redundancia, por mera voluntad del empleador.

En consecuencia, además de carecer de soporte legal, es absurdo que se pretenda exigir que en el contrato de trabajo deba estipularse el aporte voluntario, ya que, repetimos, el aporte voluntario puede estar estipulado en el contrato de trabajo, en una convección colectiva o ser un invento del empleador que cualquier día considera maravilloso otorgar a sus trabajadores algún beneficio extralegal,  extracontractual  o extraconvencional.

Respecto a la forma de contabilizar los aportes voluntarios a pensión, tampoco hay una ley que exija tal requisito, y ningún funcionario de la Dian está facultado para exigir el cumplimiento de un requisito no contemplado por la ley.

Para resumir, en Gerencie.com no conocemos de ninguna norma, sentencia o doctrina que contempla la posibilidad de exigir lo que según nuestro lector, está exigiendo la Dian. Sería bueno conocer los sustentos jurídicos expuestos por el funcionario en cuestión, que consideramos no serían razonables en caso que existieran.

En nuestra opinión, para le deducción de los aportes voluntarios a pensión, basta que se demuestre el pago efectivo de dichos aportes, y que se demuestre que efectivamente esos aportes están en una cuenta a nombre del trabajador. Adicionalmente se deben cumplir los demás requisitos de todo pago laboral, como es estar al día en el pago de los aportes parafiscales y de seguridad social, que los pagos corresponden al periodo gravable que se declara, que por supuesto el empleado sea de la empresa, y que  sea un pago razonablemente proporcional.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.