Requisitos que debe cumplir quien pretenda la inclusión de tiempos dobles por prestación de servicios militares para la liquidación de la asignación de retiro

Por

Como quiera que se siguen “presentando reclamaciones por parte del personal de la Fuerza Pública, tendientes a obtener la inclusión de tiempos dobles por prestación de servicios militares y, por consiguiente, la corrección de la hoja de servicios militares los cuales inciden en la liquidación de la asignación de retiro”, resumimos a continuación la Sentencia  identificada con el radicado No.: 25000234200020150472201 (3406-2016) proferida el 25 de enero de 2018 por el Consejo de Estado, en la cual esa Corporación precisó los requisitos que se deben cumplir  para tal fin.

El señor Mario S. P. solicitó al Tribunal Administrativo de Cundinamarca, que se declarara la nulidad del Oficio (…) del 6 de febrero de 2013, emitido por el subdirector de personal del Ejército Nacional, mediante el cual se le  comunicó que no se accedía a la solicitud presentada para el reconocimiento de tiempo doble, debido a que no existió pronunciamiento por parte del Ejecutivo Nacional al respecto, lo cual constituye un requisito esencial para tal fin, pues no basta el solo hecho de la declaratoria de turbación del orden público para la obtención de ese beneficio.

A título de restablecimiento del derecho, solicitó condenar a la entidad demandada (La Nación Ministerio de Defensa, Ejército Nacional , Caja de retiro de las Fuerzas Militares) a corregir la hoja de servicios incorporando los tiempos dobles; realizar los ajustes correspondientes para tramitar la asignación de retiro y, condenar al pago de las mesadas pensionales con la indexación correspondiente desde el 1 de octubre de 1967 y hasta la fecha en que se haga efectivo el pago de la respectiva sentencia.

Como fundamentos de hecho adujo los siguientes:

  • Que ingresó como alumno para hacer el curso de suboficial al Ejército Nacional el 10 de junio de 1966, empezando como Soldado, ascendiendo hasta llegar al cargo de Sargento Primero; permaneciendo activo hasta el 12 de octubre de 1984, , fecha en la cual fue retirado del servicio.
  • Que durante el tiempo que permaneció activo, fue enviado a zonas de Colombia en donde se encontraba perturbado el orden público y en estado de sitio. En consecuencia y como suboficial del Ejército Nacional gozaba de todos los derechos, obligaciones, deberes y prerrogativas como miembro de las Fuerzas Militares en tiempo de guerra o turbación del orden público, entre ellos, el que se computara como tiempo doble para todos los efectos menos para ascensos.
  • Que en el desarrollo de sus funciones participó en operaciones militares de conservación o restablecimiento del orden público en los departamentos de Cundinamarca, Huila y Risaralda, todas estas, soportadas en órdenes de operación emitidas por sus superiores en el tiempo comprendido entre el 1 de octubre de 1967, hasta el 16 de julio de 1984.
  • Que el 7 de diciembre de 2012, presentó derecho de petición al director de la Caja de Retiro de las Fuerzas Militares solicitando la corrección de la hoja de servicios incorporando los tiempos dobles por haberse encontrado en servicio cuando se declaró el estado de sitio, y de esta forma se tramitara su asignación de retiro.
  • Que el 6 de febrero de 2013, el subdirector de personal de Ejército Nacional respondió que no se atendía favorablemente sus pretensiones.
  • Afirmó que se están desconociendo los preceptos constitucionales, legales y reglamentarios atinentes al caso, porque no se le da aplicación por parte de la demandada a los presupuestos de la Ley 2 de 1945, la cual se encuentra vigente en lo que le atañe a él y que no ha sido derogada por otra ley, ni siquiera en forma expresa.

Adujo que se desconocieron abiertamente los derechos adquiridos, los cuales se han creado y definido bajo el imperio de una ley y, por lo tanto, deben ser respetados por el Estado. 

La Caja de Retiro de las Fuerzas Militares se opuso a las pretensiones de la demanda.

Manifestó, que la entidad para el reconocimiento de las asignaciones de retiro tanto de oficiales, suboficiales y soldados profesionales se basa en la hoja de servicios que expide la respectiva fuerza, donde se relaciona la información del tiempo de servicio y partidas computables para el reconocimiento de la pensión y por lo tanto esta se convierte en el documento idóneo, y cualquier tipo de inconformidad frente al mismo se debe tramitar ante la oficina de prestaciones sociales de la fuerza correspondiente.

El Ministerio de Defensa Nacional también se opuso a las pretensiones de la demanda y expuso como argumentos los siguientes:

Que el reconocimiento de tiempos dobles no opera con la sola declaratoria de estado de conmoción interior o guerra internacional, sino que, se requiere de un concepto previo del Consejo de Ministros para la expedición de un decreto por parte del Presidente de la República, en el cual se determinen las zonas en donde opera este beneficio.

Que el acto administrativo que se pretende nulo, fue expedido con apego a la normativa vigente, razón por la cual las pretensiones de la demanda no están llamadas a prosperar, lo anterior en atención a que el demandante no aportó los decretos expedidos por el Gobierno Nacional.

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca mediante sentencia de 10 de junio de 2016, negó las pretensiones de la demanda; sostuvo que frente a los tiempos solicitados por el demandante para que le sean computados como dobles, no se allegaron las pruebas de los decretos o actos administrativos en los que el Gobierno Nacional, previas las consideraciones del Consejo de Ministros, haya determinado que las zonas específicas en donde el actor laboró, se hayan catalogado como lugares en estado de sitio.

Realizó un recuento sobre las normas que regulan los tiempos dobles, indicando que quien persiga tal reconocimiento debe probar la existencia de estas medidas que decreten el estado de sitio, así como acreditar que laboró durante la declaratoria del estado de excepción en las zonas estipuladas como idóneas para otorgar ese beneficio.

El demandante interpuso recurso de apelación en el que solicitó revocar el fallo de primera instancia, manifestando que se violan los derechos fundamentales de orden constitucional, como el derecho a la igualdad, al debido proceso, trabajo, seguridad social y confianza legítima, al desconocerse en forma total el acervo probatorio allegado al expediente.

Sostuvo, que se desconoce la Ley 2 de 1945, y olvida los decretos que reglamentan la carrera de los miembros de las Fuerzas Militares por no aplicar las normas procesales.

 El Consejo de Estado precisó que “el problema jurídico consistía en determinar si el demandante, en calidad de sargento primero del Ejercito Nacional, tiene derecho a que la entidad demandada le corrija la hoja de servicio, computándole los tiempos dobles laborados cuando el país se encontraba en estado de sitio y, como consecuencia de esto, se reajuste su asignación de retiro y demás prestaciones sociales.”

 Luego de un juicioso estudio del caso, cuyos detalles se pueden conocer al leer la Sentencia referenciada al comienzo de esta columna, el Consejo de Estado resolvió confirmar la Sentencia del Tribunal.

Conozca nuestra Guía Laboral 2018

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. 5883280 Dice:

    A donde me dirijo para devolución de la pensión

    Responder
  2. 5883280 Dice:

    Donde me dirijo para devolución de la pension

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.