Respuesta al requerimiento especial

La respuesta al requerimiento especial es una parte importante dentro de un proceso tributario en la vía gubernativa, por cuanto es la primera posibilidad que tiene el contribuyente de controvertir los hechos sancionables que le imputa la Dian,  y es cuando el contribuyente en realidad se entera de lo que la Dian sabe de él, pues ante, en el emplazamiento para corregir, o en la invitación a corregir, se suele guardar la mayor parte de la información.

La respuesta al requerimiento, aunque no está sujeta a una ritualidad especial, debe ser bien elaborada, muy bien sustentada y argumentada, pues se trata de rebatir con profundidad los hechos planteados por la Dian, las pruebas aducidas por esta, y los argumentos jurídicos que soportan el requerimiento especial.

Al igual que la Dian en el requerimiento especial, el contribuyente en la respuesta debe plantear unas supuestos facticos y otros jurídicos, pues los unos sin los otros difícilmente tienen la capacidad de destruir una argumentación jurídica, sustentada con hechos y pruebas, lo mismo que aportar o solicitar las pruebas que considere oportunas con el fin de controvertir adecuadamente los planteamientos efectuados por la Dian en el requerimiento.

En la respuesta se debe combatir cada prueba, cada hecho y cada argumento jurídico planteado por la Dian si ello fuere posible. Con uno que no se ataque será suficiente para que por lo menos en parte prosperen las pretensiones de la Dian, y además resulta relevante hacer, pues más adelante, cuando la Dian profiera la liquidación de revisión, dependiendo de la forma en que el contribuyente haya dado respuesta al requerimiento especial podrá o no recurrir al denominado principio de per saltum, que no es otro que saltarse el recurso de reconsideración contra la liquidación oficial de revisión y recurrir directamente a la jurisdicción contencioso administrativa.

Veamos lo que dice el artículo 707 del estatuto tributario respecto a la respuesta al requerimiento especial:

Dentro de los tres (3) meses siguientes, contados a partir de la fecha de notificación del requerimiento especial, el contribuyente, responsable, agente retenedor o declarante, deberá formular por escrito sus objeciones, solicitar pruebas, subsanar las omisiones que permita la ley, solicitar a la Administración se alleguen al proceso documentos que reposen en sus archivos, así como la práctica de inspecciones tributarias, siempre y cuando tales solicitudes sean conducentes, caso en el cual, éstas deben ser atendidas.

Resalta aquí el plazo que tiene el contribuyente para presentar la respuesta a requerimiento especial, que es de tres meses contados desde la fecha en que se notifica el requerimiento especial.

Prepare su declaración de renta online en 30 minutos sin errores. Hágalo en ImpuestoCorrecto.com

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.