Restitución de la cosa gravada como propiedad fiduciaria

La restitución de la cosa gravada como propiedad fiduciaria es el hecho de pasar a manos del  fideicomisario la cosa como consecuencia de haberse cumplido la condición; el código civil la define como la traslación de la propiedad a la persona en cuyo favor se ha constituido por el hecho de rarificarse una condición, es decir, que no solo basta la entrega de la cosa sino que la propiedad pasa del propietario fiduciario al fideicomisario, el cual a partir de ese momento se va a convertir el en pleno propietario.

La restitución es la principal causal para la terminación del fideicomiso, pero no es la única circunstancia por la cual este gravamen puede terminar, el fideicomiso además puede terminar por ocurrir cualquiera de las siguientes circunstancias:

  • Cuando se confunde la calidad de único fiduciario con la de único fideicomisario; esta circunstancia  puede ocurrir por ejemplo, el único fiduciario en uso de su derecho de vender la propiedad fiduciaria, la venda al único fideicomisario;  ¿por que ambos tienen que ostentar la calidad de único?, porque esto no es susceptible cuando existen varios fideicomisarios por ejemplo.
  • Por el hecho de no haberse cumplido la condición o haberse cumplido en tiempo no hábil; aquí pueden ocurrir dos situaciones, se extingue el fideicomiso cuando la condición nunca se cumplió y pasaron 30 años, este es el termino establecido por el código civil para que una condición se entienda fallida, o puede ocurrir que la condición se haya cumplido pero después de expirar este termino en este caso también se extinguió el fideicomiso.
  • Cuando se destruye la cosa sobre la que se ha constituido el fideicomiso,  es decir, la cosa, para que se extinga el fideicomiso debe estar totalmente destruida, pues si solo se destruye una parte el fideicomiso subsiste en la parte  no destruida, esta causal se sujeta a la regla establecida en el artículo 866 del código civil.
  • También se extingue el fideicomiso cuando el fideicomisario ha renunciado  a su derecho, pero si existen fideicomisarios sustitutos la extinción solo se predica de quien ha renunciado al derecho.
  • Por ultimo se extingue el fideicomiso cuando su autor a decidido resolverlo, es decir, quien constituyo el fideicomiso decide terminarlo.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.