¿Hay lugar a retención en la fuente en aportes para el desarrollo de convenios de cooperación?

Entratándose de la retención en la fuente, y particularmente a título del impuesto sobre la renta, es de recordar que tal mecanismo tiene como finalidad el recaudo anticipado del tributo; para el efecto, y en todo caso, deberá concluirse primeramente si el pago o abono en cuenta a realizar constituye un ingreso gravado para el beneficiario del mismo, pues será éste hecho el que – finalmente – lleve  a decidir la aplicación o no de la pertinente retención en la fuente.

Al respecto, es de recordar que conforme al artículo 26 del E.T.

“la renta líquida gravable se determina así: de la suma de todos los ingresos ordinarios y extraordinarios realizados en el año o período gravable, que sean susceptibles de producir un incremento neto del patrimonio en el momento de su percepción, y que no hayan sido expresamente exceptuados, se restan las devoluciones, rebajas y descuentos, con lo cual se obtienen los ingresos netos. De los ingresos netos se restan, cuando sea el caso, los costos realizados imputables a tales ingresos, con lo cual se obtiene la renta bruta. De la renta bruta se restan las deducciones realizadas, con lo cual se obtiene la renta líquida. Salvo las excepciones legales, la renta líquida es renta gravable y a ella se aplican las tarifas señaladas en la ley”.

Del aludido referente normativo, sería de colegir que los ingresos ordinarios y extraordinarios que sean susceptibles de incrementar el patrimonio, y que no hayan sido expresamente exceptuados, serán los que se encontrarán sometidos al impuesto sobre la renta, y respecto de los cuales se podrá detraer la respectiva retención en la fuente.

Contrario a lo precedente, si los valores pagados corresponden a conceptos que no comportan la calidad de ingresos o se tratan de ingresos no gravados (exceptuados del tributo), entonces no habría lugar a detraer ninguna suma a título de retención en la fuente por impuesto sobre la renta.

A esta instancia, conviene hacer mención a la siguiente consulta elevada a la Autoridad Tributaria:

¿”Debe la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, practicar alguna retención en la fuente, por el aporte girado para el desarrollo del Convenio”  de Cooperación suscrito “con el Instituto Interamericano para la Cooperación para la Agricultura -Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza - CATIE quien es una asociación civil de carácter científico y cultural, sin ánimo de lucro con domicilio en Costa Rica, en desarrollo de dicho Convenio, la Corporación, realizará un aporte al Convenio en dinero y otro en especie girado al CATIE y el CATIE también hará aportes en dinero así como el desarrollo del proyecto”?  Concepto 25602 de septiembre de 2015

En tal sentido, la referida doctrina manifiesta que

“la retención en la fuente constituye un mecanismo de recaudo del impuesto, y para que sea procedente se requiere que se presenten las condiciones que dan lugar al nacimiento del impuesto en especial las relativas a hecho generador y sujeto pasivo, que tratándose del Impuesto sobre la renta corresponderán a la realización de un Ingreso tributario por parte de una persona natural o jurídica contribuyente del impuesto sobre la renta”.

La Entidad, y en relación con el caso puesto en consideración, precisa que

“ahora bien, cuando dos personas o más se comprometen al desarrollo de una actividad o la obtención de un fin, el aporte efectuado por una de ellas con el fin de dotar de recursos necesarios requeridos para la consecución del fin o el desarrollo de la actividad no constituyen ingreso tributario para el asociado que lo recibe en la medida que no corresponde al pago de un servicio, sino para su administración, y que en tal medida no son susceptibles de ser capitalizados. En el mismo sentido, los costos del convenio que sean a cargo de los recursos aportados, tampoco podrán dar lugar a deducciones tributarias por parte de quien los administra”.  Concepto 25602 de septiembre de 2015

 En síntesis, el aporte realizado en virtud de un convenio de cooperación no se encontrará sometido a retención en la fuente, por no constituir ingresos para el beneficiario del mismo; no obstante, si éste ultimo en ejecución de la actividad convenida realiza adquisición de bienes o prestación de servicios deberá verificar la procedencia o no de la retención.  De igual manera, habrá de tenerse presente que la parte del aporte que tenga por objeto remunerar al beneficiario está sometida a la correspondiente retención en la fuente.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.