Retención en la fuente en compra de cartera

Por

¿Cuándo una empresa o entidad compra la cartera de otra empresa se debe practicar retención en la fuente?

En primer lugar, es pertinente recordar el lugar que ocupa la cartera dentro del balance y la estructura financiera de una empresa, que es en el activo.

Es evidente que la cartera es un activo, pero no un activo fijo, luego surge la duda respecto a si se debe practicar retención en la fuente, y de ser así, por qué concepto se aplicaría.

La Dian en concepto 2185 de 28 de enero de 2015 considera que en la compra de cartera no se practica retención en la fuente en la medida en que esta corresponda a reembolso de capital.

La cartera tiene su origen en las ventas a crédito que el vendedor aún no ha recaudado, y estas están respaldadas por facturas que tienen la calidad de títulos valores.

Cuando se vende una cartera, quien la compra paga un valor inferior, y esa diferencia es el ingreso que obtendrá por comprar la cartera,  de manera que quien vende la cartera no obtiene un ingreso de esa operación, sino un gasto, y se puede argumentar que si no hay ingreso no puede haber retención en la fuente.

Pero esa no es la razón por la que la Dian considera que la compra de cartera no está sometida a retención en la fuente.

En el concepto antes referido dijo:

«En este orden de ideas, si bien en la operación de factoring, el factor adquiere, a título oneroso, derechos patrimoniales ciertos, de contenido crediticio, y por lo tanto para el endosante de los títulos valores se configura la enajenación de un activo, en principio susceptible de incrementar el patrimonio, no puede perderse de vista que para el vendedor y/o prestador del servicio y emisor de las facturas, el factoring constituye un mecanismo de financiación, mediante el cual recupera en forma anticipada el valor de la cartera originada con ocasión de la venta y/o prestación del servicio, o dicho de otra manera, obtiene un reembolso de capital no susceptible de producir un incremento neto de su patrimonio en los términos del inciso segundo del artículo 17 del Decreto Reglamentario 187 de 1975.»

Es decir que la Dian asimila la compra de cartera a un mecanismo de financiación por medio de un reembolso de capital, que según el literal b del artículo 1.2.4.9.1 del decreto 1625 de 2016 dice:

«.Se exceptúan de la retención prevista en este artículo los siguientes pagos o abonos en cuenta:

(…)

  1. b) Los que correspondan a la cancelación de pasivos, al otorgamiento de préstamos o a reembolsos de capital;

(…)»

Al considerar la compra de cartera como un reembolso de capital, entonces esta no está sujeta a retención en la fuente por expresa disipación legal, y así lo reitera la Dian en concepto 17143 del 3 de julio de 2018.

La Dian precisa que la retención no se aplica siempre que la operación de cartera implique un reembolso de capital y algo muy importante, que quien compre la cartera adquiera los títulos valores, esto es, la factura emitida por el propietario de la cartera.

Esto significa que si existe una cartera que no está respaldada por una factura, en caso de ser vendida se debe practicar retención en la fuente.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.