Retención en la fuente en las comisiones por ventas

Por   24/10/2017

Las comisiones recibidas por ventas de productos o servicios son un ingreso gravado con el impuesto de renta sometidos a retención en la fuente, y los concepto y tarifas aplicables dependen  del tipo de vinculación que tenga quien devenga las comisiones.

Recordemos que un vendedor se puede vincular con un contrato de prestación de servicios  o con un contrato de trabajo y en ambos casos el pago de comisiones es una forma de remuneración de amplia utilización.

Si el trabajador se ha vinculado  con un contrato de trabajo, lo devengado por concepto de comisiones hacen parte de su salario y en consecuencia el concepto a utilizar es el de ingresos laborales, esto es retención en la fuente por ingresos laborales, lo que significa que se aplicará retención siempre y cuando, una vez realizada las deducciones permitidas por ley, esto es la depuración de la base sujeta a retención, el valor resultante esté dentro del rango mínimo sujeto a retención según la tabla contenida en el artículo 383 del estatuto tributario.

Consulte: Retención en la fuente por ingresos laborales.

Si el trabajador que devenga las comisiones está vinculado con un contrato de servicios, la retención se aplicará por el concepto de comisiones, retención que se aplica sobre cualquier base a una tarifa del 10% o del 11% según corresponda.

Por último recordemos que al aplicar la retención por ingresos laborales, la base mínima sujeta a retención es más elevada, mientras que la si se aplica el concepto de comisiones no hay base mínima, de modo que se retiene sobre cualquier valor, por lo que el trabajador resulta aliviado.

No obstante, si los valores por comisiones son altos, al aplicar la retención por salarios la tarifa puede ser superior a la aplicable a las comisiones.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.