Retroarriendo o Lease-Back

El retroarriendo o lease-back es una figura consistente en vender un activo y seguidamente arrendarlo nuevamente, de modo que se puede seguir utilizando.

Supongamos la empresa A que tiene un activo X que vende a la empresa B. Hasta ahí todo normal. Luego, la empresa B le arriende el activo X a la empresa A que se lo había vendido. Esto es lo que se conoce como retroarriendo o lease-back.

Esta figura poco entendida y poco utilizada, es una excelente alternativa para conseguir capital de trabajo sin incurrir en endeudamiento con una entidad financiera.

La empresa, al vender un activo  y luego adquirirlo nuevamente en calidad de arrendamiento,  adquiere capital de trabajo sin prescindir del activo, puesto que continuará utilizándolo, y hasta se tiene la posibilidad de adquirirlo nuevamente al final del contrato de arrendamiento su se hace uso de la opción de compra, opción que también se puede pactar.

El lease-back o retroarriendo es válido tanto en el arrendamiento financiero como en el arrendamiento operativo.

Los activos a los que se ha tratado como lease-back o retroarriendo, se deben tratar tributaria y contablemente según lo establecido en el estatuto tributario en su artículo 127-1, figura que está contemplada por el parágrafo 1 del citado artículo.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.