Salario mínimo por regiones incrementaría la desigualdad social del país

La propuesta que ha surgido últimamente en relación a la posibilidad de fijar un salario mínimo por regiones, no hará nada distinto a incrementar la desigualdad social que de por sí ya es amplia en nuestro país.

Se debe entender que esta propuesta busca fijar un salario mínimo en función de la capacidad económica empresarial de cada región, y se ha de su poner que la región más rica tendrá el salario mínimo hoy vigente, de suerte que las más pobres tendrán un salario mínimo muy inferior al actual. En Chocó tendríamos un salario mínimo igual a la mitad del de hoy si se actúa según la lógica de los sabios que lanzaron esa propuesta.

Según esta propuesta, los trabajadores de las regiones más pobres ganarán menos, por tanto seguirán siendo aún más pobres, seguramente hasta llegar al nivel de indigencia, si es que no consideran indigencia lo que se vive en Chocó y en general en las dos costas colombianas.

La pobreza de una región o de un país, no se puede superar bajando salarios; con ello sólo se logra acentuar esa pobreza creando más desigualdad.

Si se bajan los salarios en una región de por sí pobre, su capacidad de consumo inexorablemente bajará, haciéndola aún menos atractiva para las empresas; ninguna empresa querrá invertir donde no hay quien compre, y las que ya están querrán emigrar puesto que su mercado se verá seriamente contraído a tal punto de comprometer su viabilidad.

Quienes proponen bajar los salarios en las regiones más pobres están asumiendo que son pobres porque la mano de obra es muy costosa como para crear empresa y generar empleo, lo cual es absolutamente equivocado puesto que los costos laborales ya son de por sí bajos debido a que en estas zonas la informalidad laboral es muy superior a la media nacional que es de por sí elevada.

La razón por la que estas regiones son pobres y no hay inversión por parte de las empresas, es en primer lugar por su limitado mercado producto de la pobreza general, y en segundo lugar, por la pésima infraestructura logística que hace casi imposible crear una empresa; no hay vías de comunicación, no han servicios de salud y educación mínimamente aceptables, no hay eficiencia ni transparencia estatal, no hay casi nada que incentive a  un empresario a invertir. Son estos las verdaderas razones de su pobreza, no unos salarios de hambre que ya están arraigados desde hace décadas.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.