Corta reflexión: Sanción mínima en las condiciones especiales de pago, del artículo 57 de la ley 1739 de 2014.

Bien se recordará, que el concepto 100208221000643 (13522) del 11 de mayo de 2015 consideró que “las sanciones reducidas liquidadas haciendo uso de los beneficios contemplados en la Ley 1739 de 2014, no podrán ser inferiores a la sanción mínima establecida en el artículo 639 del Ordenamiento Tributario”.

Pero dicho concluir fue revocado mediante el oficio 0552 del 17 junio de 2015, en atención a que “la Ley 1739 de 2014 no estableció exclusiones a la aplicación de la condición especial de pago relacionadas con la cuantía de las sanciones”.

Conforme a lo precedente, bien podría inferirse que si al momento de liquidación de una sanción reducida (en los términos del artículo 57 de la ley 1739), ésta corresponde a un valor inferior a la sanción mínima vigente ($283.000), habría – entonces – que decidirse por la sanción inicialmente calculada, a pesar de que ella esté por debajo de esa sanción mínima vigente.

Ejemplo: Sanción reducida $150.000, sanción mínima vigente $283.000; sanción para efecto de acogerse al beneficio de la condición especial de pago $150.000.

No obstante lo dicho, en el aludido oficio 552 la Administración manifiesta que “la anterior disposición, de carácter obligatorio, se refiere a la imposibilidad de liquidar cualquier tipo de sanción por debajo de la mínima señalada. Esto significa que para efectos del beneficio de condición especial de pago se debe dar cumplimiento inicialmente al artículo 639 del E.T., liquidando la sanción, que en ningún caso podrá ser inferior a la mínima legal y sobre esta base se aplican los porcentajes de ley, que serán los valores a pagar para acceder al beneficio.

De acuerdo a lo expuesto, no se presenta contradicción normativa cuando por efecto de la aplicación de los porcentajes de la condición especial de pago, los valores a pagar resultan inferiores al valor de la sanción mínima, siempre y cuando previamente la base, esto es la sanción liquidada (de manera voluntaria u oficial), se haya liquidado conforme al artículo 639 del Estatuto Tributario”.  (Resaltado por fuera del texto).

En este nuevo escenario, sería de colegir que a fin de determinar el valor de la sanción reducida, y siendo la sanción inicialmente calculada inferior a la sanción mínima, deberá partirse justamente del valor de esa sanción mínima a la cual habrá de practicársele el respectivo porcentaje de beneficio en los términos del artículo 57 de la ley 1739 de 2014, para obtener así el valor definitivo de la sanción a reportar y  pagar.

Ejemplo: Sanción inicial $150.000, sanción mínima vigente $283.000; sanción para efecto de acogerse al beneficio de la condición especial – asumiendo reducción del 60% - $170.000 ($283.000 x 60%).

Si bien, entre los dos enunciados escenarios se presenta una “sutil” diferencia de valores calculados ($150.000 para el primer caso y $170.000, para el segundo), la trascendencia se centra en la posibilidad de la pérdida del beneficio por el no pleno cumplimiento de los reglados requisitos.

Finalmente, pudiese pensarse que en términos financieros el que se deba pagar la sanción mínima o no, o que se dé la pérdida del beneficio por no ajustarse a la sanción reducida (según la doctrina), no comporta significativa trascendencia; pero, superior a ello si resulta oportuna la verificación de la tesis interpretativa de la Autoridad Tributaria.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.