Sanción por inexactitud no procede por deficiencias en la prueba del gasto o costo

Por

Según el artículo 647 del estatuto tributario, constituye inexactitud el hecho de incluir costos y gastos inexistentes en las declaraciones tributarias.

Se debe entender como inexistente aquel costo o gasto en que el contribuyente nunca ha incurrido, que no existe y nunca existió, completamente falso, irreal.

Quiere decir esto que aquellos costos o gastos que adolecen de documentos soportes sin el cumplimiento de las obligaciones formales, o aquellos costos o gastos sobre los cuales existe alguna deficiencia probatoria, no se pueden considerar inexistentes, y de hecho no son inexistentes, puesto que el contribuyente si incurrió en ellos, solo que de acuerdo a la ley, se carecen de algunos requisitos formales para considerarse válidamente soportados.

Al no ser inexistente un costo o gasto que no está debidamente soportado, no puede configurarse sobre ese hecho la sanción por inexactitud, puesto que esta solo opera cuando se trata de algo inexistente, que carece de realidad, mas no algo que a pesar de ser real, de existir, no cuenta con los elementos formales para que según la ley se pueda considerar procedente.

Una cosa es que un costo o una deducción no procedan por no tener un documento soporte con el lleno total de los requisitos, y otra cosa es que la inclusión de este costo o deducción configure inexactitud.

Cuando hay deficiencia probatoria de alguno pago, éste no se puede declarar como gasto o como costo, pero no podrá constituir inexactitud.

Las deducciones tienen una serie de requisitos y limitaciones que siempre se deben respetar, de lo contrario no procederán como deducción, y en el caso que el contribuyente, aun sin tener los soportes adecuados los declare, permitirá a la Dian rechazar esas deducciones pero no imponer una sanción por inexactitud.

No se puede decir, por ejemplo, que el hecho de no pagar los aportes parafiscales, implique que los salarios sean inexistentes, puesto que estos son tan reales como la obligación de pagar seguridad social y parafiscales.

Tampoco se puede afirmar que aquella factura que no cumple con los requisitos del artículo 771-2 del estatuto tributario, sea inexistente, puesto que la factura y el hecho económico ocurrieron, solo que al soportarlo no se hizo con sujeción a las formalidades exigidas por la ley.

La inexactitud procede cando lo que se cuestiona es la realidad de los hechos económicos, no el incumplimiento de los requisitos formales de los documentos que soportan esos hechos económicos.

La administración de impuestos, parece no haber entendido el concepto de “Inexistente”, lo que ha hecho que no exista un requerimiento especial sin contemplar la sanción por inexactitud, y lo que ha hecho también que el Consejo de estado haya tenido que pronunciarse infinidad de veces, pero aún así la Dian sigue ignorando la verdadera interpretación del artículo 647 del estatuto tributario y sigue imponiendo a diestra y siniestra esta sanción; y lamentablemente aquellos contribuyentes que no tienen el conocimiento ni los recursos necesarios para contratar a un defensor, termina pagando millonarias sumas sin estar obligado a ello.

Consulte cambio jurisprudencial sobre este tema.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.