¿Se debe aplicar retención en la fuente a las propinas recibidas por el trabajador?

Por   11/06/2012

Nos consultan nuestros lectores si se debe practicar retención en la fuente sobre las propinas que recibe un trabajador de parte de los clientes de la empresa para la que trabaja.

Las propinas no hacen parte del salario del trabajador, en primer lugar porque no son pagadas por el empleador sino por un tercero, y en segundo lugar porque no corresponden a una remuneración o contraprestación  por la laboral que el trabajador desempeña para la empresa, sino que es un valor que voluntariamente un cliente decide obsequiar.

La empresa como agente de retención solo puede practicar retención por los valores que ella misma paga al trabajador y ese no es el caso de una propina, ni siquiera en los casos en que la propina es recaudada por la empresa y luego entregada al trabajador.

Esta realidad  ha sido considerada por el parágrafo único del artículo 4 del decreto 260 de 2001:

“Parágrafo. Cuando los pagos o abonos en cuenta incorporen el valor de impuestos, tasas y contribuciones, para calcular la base de retención en la fuente se descontará el valor de los impuestos, tasas y contribuciones incorporados, siempre que los beneficiarios de dichos pagos o abonos tengan la calidad de responsables o recaudadores de los mismos. También se descontará de la base el valor de las propinas incluidas en las sumas a pagar.”

No quiere decir esto que los ingresos por propinas no constituyan un ingreso tributario, pues no ha sido considerado así por ninguna ley, de suerte que si bien no se practica retención sobre esos valores, el trabajador sí debería declararlos por cuanto esos pagos incrementan su patrimonio, requisito para que se constituya en ingreso gravado según el artículo 26 del estatuto tributario.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.