¿Se pierde el régimen de transición por trasladarse a un fondo privado de pensiones?

¿Si un afiliado al régimen de prima media  que cumplía con los requisitos para beneficiarse del régimen de transición pensional se trasladó al régimen de ahorro individual (fondo privado de pensiones) perdió el derecho a beneficiarse del régimen de transición pensional?

Cuando surgieron los fondos privados de pensión se hizo un gran despliegue de publicidad anunciando los beneficios de estos, y muchos afiliados que pertenecían al régimen de prima medida y que cumplían con los requisitos para beneficiarse del régimen de transición pensional,  se dejaron deslumbrar por esa publicidad y se trasladaron a los fondos privados de pensión o régimen de ahorro individual, y cuando se dieron cuenta de que en los fondos privados la expectativa de pensionarse dignamente no era como se la habían vendido, quisieron regresar al régimen de prima media y en tal caso se encontraron con que en algunos casos habían perdido el derecho a beneficiarse del régimen de transición.

¿Quiénes tienen derecho al régimen de transición pensional?

En primer lugar es preciso señalar cuáles son los afiliados que tienen derecho al régimen de transición pensional.

Al respecto dice el inciso 2 del artículo 36 de la ley 100 de 1993:

La edad para acceder a la pensión de vejez, el tiempo de servicio o el número de semanas cotizadas, y el monto de la pensión de vejez de las personas que al momento de entrar en vigencia el Sistema tengan treinta y cinco (35) o más años de edad si son mujeres o cuarenta (40) o más años de edad si son hombres, o quince (15) o mas años de servicios cotizados, será la establecida en el régimen anterior al cual se encuentren afiliados. Las demás condiciones y requisitos aplicables a estas personas para acceder a la pensión de vejez, se regirán por las disposiciones contenidas en la presente Ley.

Aquí se identifican dos requisitos para que el régimen de transición le cobije:

  1. Tener 35 años o más si es mujer y 40 años o más si es hombre.
  2. Tiempo cotizado. Tener 15 años o más de servicios cotizados.

Con que se cumpla uno de los dos requisitos se tiene derecho al régimen de transición. Estos requisitos se determinan con respecto a la fecha en que entró en vigencia la ley 100 de 1993.

Esto de forma general, porque el asunto es un poco más complejo, toda vez que este régimen, así se tenga derecho a él, está limitado en el tiempo. Si desea profundizar más sobre los requisitos del régimen de transición pensional consulte: Régimen de transición pensional y Requisitos para beneficiarse del régimen de transición pensional. Averigüe si es beneficiario del régimen de transición, pero para lo que nos proponemos en esta nota es suficiente lo aquí expuesto.

¿Quiénes pierden el derecho al régimen de transición?

El beneficio consagrado en el régimen de transición pensional se puede perder si el afiliado se traslada al régimen de ahorro individual conforme lo establece el inciso 4 del artículo 36 de la ley 100 de 1993:

Lo dispuesto en el presente artículo para las personas que al momento de entrar en vigencia el régimen tengan treinta y cinco (35) o más años de edad si son mujeres o cuarenta (40) o más años de edad si son hombres, no será aplicable cuando estas personas voluntariamente se acojan al régimen de ahorro individual con solidaridad, caso en el cual se sujetarán a todas las condiciones previstas para dicho régimen.

Si el afiliado estaba en estas condiciones y se trasladó a un fondo privado perdió los beneficios del régimen de transición,  de manera que si bien puede regresar al régimen de prima media, ya no podrá reclamar que se le aplique el régimen de transición.

¿Quiénes  conservan los beneficios del régimen de transición al trasladarse a un fondo privado?

Este derecho lo conservar los afiliados que a la entrada en vigencia de la ley 100 de 1993 tuvieran 15 años o más de servicios cotizados.

Recordemos que para beneficiarse del régimen de transición se deben cumplir dos requisitos contenidos en el inciso 2 del artículo 36 de la ley 100 de 1993 que arriba ya transcribimos:

  1. Al entrar en vigencia la ley 100 tener 35 años o más (mujeres) y 40 años o más (hombres)
  2. Tener 15 años o más de servicios cotizados

Con cumplir uno de los dos requisitos da derecho al régimen de transición.

La ley dice que el régimen de transición se pierde al trasladarse a un fondo privado, pero sólo para quienes adquirieron el derecho al régimen de transición en ocasión al cumplimiento del requisito de edad (35 años mujeres y 40 años hombres), de manera que aquellos afiliados que adquirieron el derecho a beneficiarse del régimen de transición por cumplir con 15 años o más de servicios cotizados al momento de entrar en vigencia la ley 100 de 1993, no pierden el beneficio al régimen de transición pensional por el hecho de haberse cambiado al régimen de ahorro individual gestionado por los fondos privados de pensión.

Respecto a este tema hay muchas sentencias tanto de la corte suprema de justicia como de la corte constitucional, y una de ellas, la 41538 del 23 de octubre de 2012 proferida por la corte suprema de justicia dijo:

El tema ha sido dilucidado por la Sala en jurisprudencia que ya tiene el carácter de reiterada. Ciertamente, al respecto ha señalado que quienes habiendo migrado al sistema de ahorro individual con solidaridad y posteriormente retornaron al de prima media con prestación definida, mantienen los beneficios del régimen de transición siempre que a la entrada en vigencia del nuevo sistema general de pensiones, el 1º de abril de 1994, tuvieren 15 o más años de servicios cotizados (…)

Es la misma precisión que hace la corte constitucional por ejemplo en la sentencia C-789 de 2002:

A su vez, como se desprende del texto del inciso 4º, este requisito para mantenerse dentro del régimen de transición se les aplica a las dos primeras categorías de personas; es decir, a las mujeres mayores de treinta y cinco y a los hombres mayores de cuarenta.  Por el contrario, ni el inciso 4º, ni el inciso 5º se refieren a la tercera categoría de trabajadores, es decir, quienes contaban para la fecha (1º de abril de 1994) con quince años de servicios cotizados.  Estas personas no quedan expresamente excluidos del régimen de transición al trasladarse al régimen de ahorro individual con solidaridad, conforme al inciso 4º, y por supuesto, tampoco quedan excluidos quienes se trasladaron al régimen de prima media, y posteriormente regresan al de ahorro individual, conforme al inciso 5º.

Adicionalmente la misma sentencia dispuso que:

(…) También resultaría contrario al principio de proporcionalidad, que quienes se trasladaron de este régimen al de ahorro individual, y después lo hicieron nuevamente al de prima media, reciban su pensión en las condiciones del régimen anterior, sin consideración del monto que hubieran cotizado.

Por lo tanto, las personas que hubieran cotizado durante 15 años o más al entrar en vigencia el sistema de pensiones, y se encuentren en el régimen de prima media con prestación definida, tendrán derecho a que se les apliquen las condiciones de tiempo de servicios, edad y monto de la pensión, consagradas en el régimen anterior, siempre y cuando:

a) Al cambiarse nuevamente al régimen de prima media, se traslade a él todo el ahorro que habían efectuado al régimen de ahorro individual con solidaridad, y

b) Dicho ahorro no sea inferior al monto total del aporte legal correspondiente en caso que hubieren permanecido en el régimen de prima media.

En tal evento, el tiempo trabajado en el régimen de ahorro individual les será computado al del régimen de prima media con prestación definida.

Aquí aflora un requisito adicional para mantener el derecho a ser beneficiado del régimen de transición: Que lo ahorrado en el fondo privado sea por lo menos igual a lo que se hubiera aportado de seguir en el régimen de prima media.

Adicional a lo anterior, existe la posibilidad de conservar o mantener el beneficio del régimen de transición pensional incluso si se ha perdido de acuerdo al inciso 4 del artículo 36 de la ley 100 de 1993.

Dice la norma que el régimen de transición no será aplicable “cuando estas personas voluntariamente se acojan al régimen de ahorro individual con solidaridad”.

Hemos resaltado la palabra voluntariamente, porque el beneficio se pierde sólo si el cambio de régimen ha sido voluntario, de suerte que de probarse que ese cambio no fue voluntario, o que fue voluntario pero motivado por el engaño, entonces existe la posibilidad de recuperar los beneficios del régimen de transición. Consulte: ¿Se puede obtener la restitución del RPM y del régimen de transición cuando el afiliado se ha trasladado al fondo de pensiones mediante engaños?

Como última precisión, siempre nos hemos referido a mantener o conservar el beneficio, lo que quiere decir que antes del traslado, el afiliado debió haber cumplido los requisitos para beneficiarse del régimen de transición, es decir, debió haber obtenido ese derecho.

Conozca nuestra Guía Laboral 2017

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

7 Opiniones
  1. Juan Martinez dice:

    Cumplo con los requisitos para el régimen de transición, mas de 15 años cotizados a la entrada en vigencia de la ley 100, pero no tengo la edad de pension, hoy tengo 56 cumplidos. entiendo que con la legislación vigente presumiblemente me pensiono a los 62, entonces en que me beneficia o se aplica el regimen de transición? o sencillamente el régimen de transición es como “ver un helado a través de la ventana” ahí esta, lo veo pero no lo disfruto….

    • Alonso Riobó Rubio dice:

      Cuando se expidió la ley 100 de 1993 se dijo en su art. 36 que las personas que al entrara en vigencia dicha ley tuvieran 35 años de edad (las mujeres) y 40 años (los hombres) o 15 años de servicios cotizados, conservaban el derecho a pensionarse con el régimen pensional al cual estaban afiliados en ese momento. De esa manera, los que venían afiliados al ISS se podían pensionar con 55 años de edad (las mujeres) y 60 años (los hombres) y 1000 semanas cotizadas. Los que venían cotizando a CAJANAL como servidores públicos se podían pensionar con 55 años de edad (hombres y mujeres) y 20 años de servicios. Los que venían amparados `por regímenes especiales se podían pensionar con los requisitos que exigían dichos regímenes.

      En ese momento no se le puso límite cronológico al régimen de transición, o sea que la persona se podía pensionar cuando cumpliera los requisitos de la ley vieja.

      En el año 2005, luego de varios intentos fallidos, el gobierno de la época impulsó una reforma constitucional para modificar el régimen pensional vigente. Y acudió a ese instrumento para que la Corte Constitucional no le pudiera tumbar su reforma, la cual consistió en ponerle límite al régimen de transición en el sentido de que el mismo se acababa en el 2010 para los que no tuvieran en el 2005 más de 750 semanas cotizadas, y se mantenía hasta el 2014 para quienes sí tenían 750 semanas o más.

      De la anterior manera, las personas a quienes se les había prometido y asegurado que se pensionarían con el régimen anterior, se les despojó de ese derecho y de esa manera perdieron la posibilidad de pensionarse en condiciones más favorables.

      Siempre he creído que a las víctimas de esa reforma constitucional se les despojo de un derecho adquirido.

      Infortunadamente la Corte no pudo hacer nada porque no tiene competencia para ejercer control de Constitucionalidad por vicios de fondo sobre las reformas constitucionales (actos legislativos).

      Pese a todo el daño que les causó a los pensionados y trabajadores el acto legislativo 01 de 2005, muchas personas les siguen prendiendo velas a los autores de semejante atropello.

      Saludos,

  2. JUAN RUA MARTINEZ dice:

    Señor Juan Martínez, cordial saludo.
    Es totalmente cierto que usted con más de 15 años cotizados al 1o. de Abril de 1994 estaba beneficiado por el Régimen de Transición. Pero sucede que el Acto Legislativo #01 de 2005, que desmontó parcialmente el Régimen de Transición a partir del año 2010, estableció que solo conservarían las condiciones establecidas en dicho Régimen de Transición aquellos que cumplieran los 60 años antes del 31 de diciembre de 2014, lo cual, según entiendo, no es su caso. Por lo anterior es que usted dejó de beneficiarse con el famoso Régimen de Transición.

    • Juan Martinez dice:

      Mil gracias por la aclaración y si interpreto bien, el régimen de transición ya no existe, es decir quien se acogió tuvo esos beneficios pero hoy es solo historia, por lo tanto el presente articulo realmente no tiene aplicación o vigencia. Estoy en lo correcto?

  3. Alonso Riobó Rubio dice:

    Reproduzco nuevamente mi comentario anterior, con el fin complementarlo.

    Cuando se expidió la ley 100 de 1993 se dijo en su artículo 36 que las personas que al entrar en vigencia dicha ley tuvieran 35 años de edad, o más, (las mujeres), o 40 años de edad, o más, (los hombres) o 15 años o más de servicios cotizados, conservaban el derecho a pensionarse con el régimen pensional al cual estaban afiliados en ese momento. De esa manera, los que venían afiliados al ISS se podían pensionar con 55 años de edad (las mujeres) y 60 años (los hombres) y 1000 semanas cotizadas. Los que venían cotizando a CAJANAL como servidores públicos se podían pensionar con 55 años de edad (hombres y mujeres) y 20 años de servicios. Los que venían amparados `por regímenes especiales se podían pensionar con los requisitos que exigían dichos regímenes.

    En ese momento no se le puso límite cronológico al régimen de transición, o sea que la persona se podía pensionar cuando cumpliera los requisitos de la ley vieja.

    En el año 2005, luego de varios intentos fallidos, el gobierno de la época impulsó una reforma constitucional para modificar el régimen pensional vigente. Y acudió a ese instrumento para que la Corte Constitucional no le pudiera tumbar su reforma, la cual consistió en ponerle límite al régimen de transición en el sentido de que el mismo se acababa en el 2010 para los que no tuvieran en el 2005 más de 750 semanas cotizadas, y se mantenía hasta el 2014 para quienes sí tenían 750 semanas o más.

    De la anterior manera, las personas que habían quedado amparadas por el régimen de transición, pero que no alcanzaron a completar los 55 o 60 años de edad y/o a reunir las 1000 semanas antes del diciembre de 2014, perdieron la posibilidad de pensionarse bajo dicho régimen. Y lo propio les ocurrió a quienes aspiraban a pensionarse con 500 semanas y 55 o 60 años de edad y no alcanzaron a reunir esos requisitos antes de julio de 2010.

    O sea, que a quienes se les había prometido y asegurado que se pensionarían con el régimen anterior cuando cumplieran los mencionados requisitos, pero que no alcanzaron a lograrlo antes de julio de 2010 o antes de diciembre de 2014, se les despojó de ese derecho y de esa manera perdieron la posibilidad de pensionarse en condiciones más favorables.

    Siempre he creído que a las víctimas de esa reforma constitucional se les despojó de un derecho adquirido.

    Infortunadamente la Corte no pudo hacer nada porque no tiene competencia para ejercer control de Constitucionalidad por vicios de fondo sobre las reformas constitucionales (actos legislativos).

    Lo más desconcertante de todo esto es que pese a todo el daño que les causó a los pensionados y trabajadores el acto legislativo 01 de 2005, muchas personas les siguen prendiendo velas a los autores de semejante atropello.

    Saludos,

  4. Anónimo dice:

    Dr. Alonso Riobo, le agradezco una respuesta que estoy seguro sera comun a muchas de las personas pensionadas bajo el regimen de transicion y cuya resolucion salio a patir del año 2012, es asi como la entidad COLPENSIONES esta reconociendo el Regimen de transicion para los items de tiempo de servicio y edad, pero para la liquidacion del monto de la pension se esta negando la liquidacion con todos los factores salariales como lo comtempla el Regimen de Prima Media (Transicion), argumentando que los derechos adquiridos no contemplaban el monto de la pension y nos estan liquidando con el promedio de lo devengado en los ultimos diez años y en los enunciados de negacion nos estan citando la SENTENCIA SU 230, la misma que redujo las pensiones de los Congresistas. Como es posible aplicar a pensiones de uno y dos salarios minimos la Sentencia SU 230, si esta era referente a los salarios superiores a $25.000.000 millones de pesos. Por favor Dr. Rubio, esta violacion a los derechos adquiridos es posible con el patrocinio de los altos Magistrados ….donde debemos acudir para que nos reconozcan los derechos adquiridos.

    • Alonso Riobó Rubio dice:

      La situación es la siguiente:

      Antes de la ley 100 de 1993 quien pretendía pensionarse debía reunir los siguientes requisitos: a) 55 años de edad (las mujeres) o 60 años (los hombres) y acumular 500 semanas cotizadas durante los últimos 20 años anteriores al cumplimento de los 55 o 60. O sea que las mujeres debían cotizar esas semanas entre los 35 y 55 años de edad, los hombres entre los 40 y los 60 años. También podía pensionarse con la misma edad y 1000 semanas cotizadas en cualquier época. Disponía igualmente la ley vieja que la pensión se liquidaba con base en el salario con el que había cotizado la persona durante el último año.

      Al entrar en vigencia la ley 100/93 cambiaron varias cosas. Una de ellas fue que se eliminó la posibilidad de pensionarse con 500 semanas.

      Pero la ley 100 creó un régimen de transición consistente en que las personas que al momento de su entrada en vigencia tuvieran al menos 35 años de edad (las mujeres) o 40 años de edad (los hombres), o 15 años de servicios cotizados (o 750 semanas), conservaban el derecho a pensionarse con el régimen anterior al de dicha ley. Lo que llevó a muchas personas, incluido el que escribe esta nota) a creer que los amparados por el régimen de transición podían pensionarse con la edad, la antiguedad y el IBL del régimen anterior, o sea con el salario promedio del último año de cotizaciones.

      El Consejo de Estado y la Corte Constitucional se alinearon con esa tesis, pero la Corte Suprema de Justicia optó por entender que el IBL no hacía parte de la transición, o sea que del régimen anterior se tomaba la edad y el número de semanas, pero que el IBL se debía liquidar con base en la ley 100, es decir, que se calculaba con el salario promedio de los últimos 10 años y no del último año. Posteriormente la Corte Constitucional abandonó su posición y se plegó a la de la Corte Suprema. El Consejo de Estado siguió solo defendiendo su tesis de que el IBL se tenía que calcular sobre los salarios del último año.

      No obstante lo anterior, finalmente el Consejo de Estado tuvo forzosamente que acoger la tesis de la Corte Constitucional. O sea, que actualmente todos esos altos tribunales defienden la tesis de que el IBL se calcula sobre el promedio de los salarios con base en los cuales cotizó el trabajador durante los últimos 10 años, salvo para aquellos que a 1º de abril de 1994 les faltaba menos de 10 años para completar los requisitos de pensión, caso en el cual dicho calculo se realiza sobre el tiempo que les faltaba.

      Saludos,

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.