¿Se puede aplicar la deducción especial por activos fijos productivos en caso de activos comprados con reservas ocasionales?

Nos consultaban en días pasados sobre la posibilidad de utilizar el beneficio contemplado por el artículo 158-3 del estatuto tributario, esto es, la deducción especial por inversión en activos fijos, cuando dicha inversión se realiza con la ejecución de una reserva creada para ello.

El artículo 158-3 del estatuto tributario, establece que el 30% de las inversiones efectivas  realizadas en activos fijos productivos. La norma no contempla nada que tenga que  ver con el origen de los recursos que la empresa invierta. La norma no dice que la inversión debe hacerse con recursos propios, o con recursos de terceros [pasivos]; se limita a contemplar que el 30% de la inversión será deducible en la medida en que se cumplan con los demás requisitos previstos por la ley y el reglamento.

En el caso específico de las reservas, son dineros propios de la sociedad, dinero que en su momento pagaron el respectivo impuesto de renta, de modo que no se puede alegar allí un supuesto doble beneficio tributario, que sería el único argumento posible para considerar la imposibilidad de utilizar este beneficio.

Lo importante es que el contribuyente invierta efectivamente en un activo fijo real productivo. Es allí donde está la esencia del beneficio: que la inversión sea real, y que corresponde verdaderamente a un activo fijo real productivo. No se puede por ejemplo utilizar dicho beneficio en un activo utilizado por la administración de la empresa, pues no es productivo, por lo menos directamente. Ni se puede utilizar en un activo en el que la empresa no ha realizado una inversión cierta, como podría ser un activo donado, aunque fuere real y productivo.

Mientras esos y otros requisitos se cumplan, es indiferente el origen de los recursos utilizados para la adquisición o construcción de los activos fijos, puesto que el objetivo de la ley no es otro que incentivar a los contribuyentes para que inviertan en activos que generen renta, crecimiento, desarrollo, empleo, etc., y una de las formas para lograr esas inversiones, es utilizando las reservas patrimoniales como una herramienta para evitar la fuga de capitales de la empresa vía distribución de utilidades, luego, todo este procedimiento es legitimo, no solo porque no está prohibido, sino porque contribuye al cumplimento del objetivo primordial que persiguió la ley al crear la deducción especial por inversiones en activos fijos productivos.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.