¿Se puede compensar una pérdida fiscal generada en el primer año de operaciones?

Hemos recibido una inquietud relacionada con la compensación de una pérdida fiscal generada en el primer año, en el cual por no existir base para el cálculo de la renta presuntiva, no se tributó sobre ella y por supuesto que tampoco sobre la renta líquida toda vez que hubo pérdida.

En realidad, no debería existir ningún inconveniente en compensar esa pérdida en los años siguientes siempre que para cada año se cumplan los requisitos del caso.

El artículo 147 del estatuto tributario contempla la compensación de pérdidas fiscales para sociedades y sus requisitos, y  en su parte pertinente dice:

Las sociedades podrán compensar las pérdidas fiscales reajustadas fiscalmente, con las rentas líquidas ordinarias que obtuvieren en los periodos gravables siguientes sin perjuicio de la renta presuntiva del ejercicio. Las pérdidas de las sociedades no serán trasladables a los socios.

(…)

Las pérdidas fiscales originadas en ingresos no constitutivos de renta ni de ganancia ocasional, y en costos y deducciones que no tengan relación de causalidad con la generación de la renta gravable, en ningún caso podrán ser compensadas con las rentas líquidas del contribuyente, salvo las generadas en la deducción por inversión en activos fijos a que se refiere el artículo 158-3 de este Estatuto.

El término de firmeza de las declaraciones de renta y sus correcciones en las que se determinen o compensen pérdidas fiscales, será de cinco (5) años contados a partir de la fecha de su presentación.

Lo primero que resalta es que la norma no contempla ningún requisito alusivo a una perdida fiscal sucedida el primer año de operaciones, que entre otras cosas, suele ser muy común en todo negocio que inicia, y mal haría la ley en desconocer esa realidad comercial.

Lo segundo que resalta, es que la pérdida fiscal se puede compensar en los años posteriores, siempre que haya renta líquida y sin perjuicio de la renta presuntiva, y en este caso, la renta presuntiva a la que se refiere la ley, no es la del primer año sino la del año posterior en el que se pretende compensar la pérdida.

En consecuencia, consideramos que no hay ningún impedimento legal [ni jurisprudencial, y ni siquiera doctrinario - o por lo menos no lo conocemos-], que impida compensar una pérdida fiscal surgida en el primer año de operaciones, que repetimos, suele ser el común denominador de toda empresa que inicia.

Lo importante aquí es que en cada uno de los años futuros en los que se pueda compensar esa pérdida, se cumplan con los requisitos contemplados por el artículo 147 del estatuto tributario.

Prepare su declaración de renta online en 30 minutos sin errores. Hágalo en ImpuestoCorrecto.com

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.