¿Se puede contratar a un profesor por hora catedra mediante un contrato de servicios?

Algunos establecimientos de educación privada suelen contratar a los docentes por hora catedra y lo hacen utilizando el contrato de servicios en lugar un contrato laboral. ¿Es legal esa práctica?

En algunos casos puede que no sea ilegal dicha práctica, pero es riesgosa para el empleador puesto que este tipo de relación es eminentemente laboral como bien lo expresa la sala laboral de la Corte suprema de justicia en sentencia 38182 del 17 de mayo de 2011, MP Jorge Mauricio Burgos Ruiz:

De acuerdo con la anterior, es de la esencia de la contratación de los servicios de enseñanza de docentes hora cátedra que su trabajo sea subordinado, por lo que mal se podía invocar tal modalidad de jornada para negar la naturaleza laboral de este vínculo como lo hace el demandado, máxime que, para la época de contratación de la actora, ya la Corte Constitucional se había pronunciado sobre el tema.

A más de la anterior fundamentación, según el artículo 23 del CST, la existencia del contrato de trabajo no depende de la modalidad o duración de la jornada laboral pactada.  De acuerdo con esta disposición, para que haya contrato de trabajo, se requiere que concurran la actividad personal del trabajador, la continuada subordinación o dependencia del trabajador respecto del empleador y un salario como retribución del servicio; una vez se dan estos tres elementos, existe el contrato de trabajo, independientemente de la denominación o de otras modalidades o condiciones que se le agreguen, lo que significa que la modalidad de la jornada de trabajo, si es por hora cátedra o jornada completa, en nada afecta la naturaleza de la relación laboral.

En la calificación del contrato de trabajo cobra relevancia la subordinación, y en este tipo de actividades (docencia), la subordinación es evidente y permanente, toda vez que el profesor debe cumplir un estricto horario y debe seguir las órdenes de sus superiores como puede ser el rector o el coordinador académico, de tal suerte que difícil es demostrar que no se dan los tres elementos que conllevan a la existencia de una relación laboral.

Para comprender mejor el sentido de la sentencia, la cual no se debe tomar como referencia absoluta, lo invitamos a que la consulte completa en este link.

Conozca sus derechos laborales como trabajador o empleador: Guía Laboral 2017.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. SARA CRISTINA CHAVEZ dice:

    Buenos días. En relación con el artículo anterior, no solo entidades privadas contratan profesores a través de prestación de servicios, el SENA los llama instructores, trabajan con horarios que ellos mismos les imponen, pero que deben transcribir a planillas como si lo hiciesen ellos, pertenecen a equipos del mismo ente y deben asistir a todo tipo de reuniones de carácter obligatorio, pero son independientes según la entidad. Situaciones similares ocurren en los hospitales de la nación. Considero que las entidades del estado son quienes primero debieran velar por las condiciones laborales de sus empleados, y los contratistas deben serlo realmente, no ejerciendo labores propias de la actividad específica a la que se dedican. Deben ser ellos quienes den ejemplo a la empresa privada sobre condiciones idóneas de contratación y labores propias de cada contrato, pero se aprovechan de la misma ley y que tal vez el ministerio de trabajo no las revisa como entidad contratante.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.