¿Se puede expedir dos requerimientos especiales sobre una misma declaración?

Es de aclarar que las siguientes palabras están circunscritas a la descripción de un caso particular que verá sobre el impuesto de registro pero que tiene tal trascendencia tanto por su cuantía como por su contenido que es necesario que se estudie a profundidad por parte del lector.

Al respecto, las Cámaras de Comercio y las oficinas de registro de instrumentos públicos son las encargadas de la liquidación y recaudo del impuesto de registro. Es así como deben determinar si los actos sujetos a registros tienen o no cuantía para efectos de la aplicación de la tarifa.

Pues bien, en el caso particular el contribuyente actuando dentro de la legalidad limitó el acta sujeta a registro tan solo a la aprobación para que no tuviese cuantía. Al respecto la Cámara de Comercio de Bogotá liquidó y recaudó el impuesto de registro basado en lo allegado por el contribuyente.

Sin embargo, la Gobernación de Cundinamarca 15 antes de que quedase en firme la declaración de la Cámara de Comercio de Bogotá, expidió un requerimiento especial sin motivación alguna. Motivo por el cual 3 días antes de que quedara en firme la declaración, revocó dicho requerimiento y un día después expidió un nuevo requerimiento especial, este ya con información suficiente que permitía no fuera nulo por falsa motivación.

El quid del  asunto radica en el hecho de que la Gobernación de Cundinamarca hubiese expedido dos requerimientos especiales. Pues claramente el requerimiento especial es un acto de trámite no sujeto a revocatoria directa.

Al respecto el Consejo de Estado mediante sentencia 20162 del 13 de agosto de 2015 con ponencia del Magistrado Jorge Octavio Ramírez Ramírez manifestó lo siguiente:

“5.16 Conforme con lo anterior y teniendo en cuenta las circunstancias que se presentaron en este asunto, se concluye que si los requerimientos Nros. 000001 y 000002, ambos de 2006, se refieren a un mismo impuesto, sobre el mismo período, respecto del mismo contribuyente y por la misma presunta inexactitud, solo que el segundo mejora su motivación, no es acertado hablar de dos requerimientos.

5.17 En este caso concreto, se trata de un solo requerimiento especial, entendido como el acto previo que enmarca el contenido de la Liquidación de Revisión Nro. 0001 del 13 de diciembre de 2007.

5.18 Por lo expuesto, se advierte que la Administración, con su actuación, complementó o mejoró la motivación del requerimiento especial, que no es lo mismo decir que subsanó la ausencia de motivación, porque como se expuso desde un comienzo, el Requerimiento Especial Nro. 000001 de 2006 presentó una motivación insuficiente, que con posterioridad fue mejorada, sin que fuera alterada la esencia de la inexactitud detectada, con lo que en definitiva, se insiste, se trata de un mismo requerimiento.

5.19 En este orden de ideas, la actuación de la Administración, en lo que tiene que ver con la expedición del requerimiento especial como acto previo a la liquidación oficial de revisión, en los términos analizados, no adolece de vicio de nulidad que invalide el proceso de determinación del impuesto, porque existe coincidencia en el hecho que motivó la expedición del requerimiento especial con el que finalmente se tuvo en cuenta para la expedición de la liquidación oficial de revisión, es decir, se atendió el principio de correspondencia[28] que debe existir entre estos dos actos administrativos, lo que sin lugar a dudas permitió que se cumpliera con la finalidad de este acto de trámite y que la Cámara de Comercio de Bogotá ejerciera el derecho de defensa y contradicción.”

Tal como se expone, para el Consejo de Estado en el presente caso no se está frente a dos requerimientos especiales sino frente a un complemento o mejora del primer requerimiento. Difícil tesis de entender teniendo en cuanta la clara intención de invalidar el primer requerimiento por parte de la Gobernación de Cundinamarca. Máxime cuando el primer requerimiento no tenía motivación insuficiente como lo reconoce la sentencia.

Un mal precedente para los contribuyentes resulta ser este fallo, en el sentido de que a pesar de habérseles notificado requerimiento especial bien pudiera la administración tributario o los entes territoriales modificar infinitamente  sus requerimientos especiales, generando inseguridad jurídica.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.