¿Se puede invocar la licencia por calamidad doméstica en ocasión del matrimonio?

Tener derecho a exigir licencia en ocasión del matrimonio de algún empleado o empleada, aunque parece una inquietud graciosa, propia de algún chiste de no muy buen gusto, es una inquietud más común de lo que parece.

La única licencia obligatoria que debe conceder el empleador a sus trabajadores, es por calamidad doméstica, de suerte que si se quiere exigir alguna licencia, será invocando la calamidad doméstica, de lo contrario, el empleado deberá acogerse a la mera voluntad y liberalidad de su jefe, y si el empleador no le apetece dar una licencia, no habrá nada que lo pueda obligar.

Y aquí viene el problema del matrimonio. Cuando un trabajador va a contraer matrimonio, naturalmente que necesita de algún tiempo de licencia; el problema es conseguir que el empleador le otorgue esa licencia.

Por regla general, las empresas otorgan este tipo de licencias a sus empleados, y hasta les dan regalo o como mínimo su sentido pésame.

¿Pero qué hacer si el empleador decide no otorgarles alguna licencia o permiso? ¿Se puede, como algunos han propuesto, invocar la calamidad doméstica?
El artículo 57 del Código sustantivo del trabajo, dice que el empleador deberá otorgar licencias al trabajador, “en caso de grava calamidad doméstica debidamente comprobada”.

La ley, sin embargo  no es ocupó de definir qué se debe entender por calamidad doméstica, así que será un poco complicado determinar qué casos o situaciones se deben considerar calamidad doméstica y por consiguiente ser objeto de la licencia obligatoria.

Teniendo en cuenta la naturaleza del matrimonio y la misma naturaleza de lo que se entiende por calamidad, es seguro que no se podrá considerar como calamidad doméstica, aunque en el futuro las partes involucradas en el matrimonio, así lo llegaren a considerar.

Estas situaciones, deberán ser consideradas en el reglamento interno del trabajo, y corresponde a los trabajadores negociar estas circunstancias, y una vez se logren pactar, será obligatorio para el empleador otorgar una licencia en ocasión del matrimonio de sus empleados.

Mientras no exista algún pacto sobre el respecto, será el empleador quien voluntariamente otorgue o no licencia.

Es recomendable, claro está, que dentro de las políticas de recurso humano de toda empresa, contemple licencias y tratos especiales  los empleados que deciden contraer matrimonio.

Conozca nuestra Guía Laboral 2017

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

3 Opiniones
  1. Carmen dice:

    Soy madre cabeza de hogar tengo mi hija menor y madre a la ves la tengo hospitalizada el cual debo estar pendiente en la clínica con ellas y me a dificultado ir a laborar , tengo derecho a pasar el certificado de hospitalizacion a la empresa donde laboro y pasarla como calamidad doméstica por el tiempo de ausencia

  2. STEPHANIE dice:

    Buenas Tardes, me podrían informar si aplica una calamidad doméstica en el caso de que un familiar este hospitalizado o enfermo.

    El código contempla licencia por matrimonio???

    En espera de sus comentarios muchas gracias.

  3. Jakeline L. dice:

    Por aquí les dejo una respuesta con fundamentos:

    Corte Constitucional en Sentencia C-930/2009:
    En el caso de grave calamidad doméstica debidamente comprobada, median también claras razones de solidaridad que implican que el empleador esté obligado a responder de forma humanitaria “ante situaciones que pongan en peligro la vida o la salud de las personas. En efecto, el Código Sustantivo del Trabajo no define qué es la calamidad doméstica, pero para efectos de las licencias a que alude la norma acusada, ha de ser entendida como todo suceso familiar cuya gravedad afecte el normal desarrollo de las actividades del trabajador, en la cual pueden verse amenazados derechos fundamentales de importancia significativa en la vida personal o familiar del mismo, como por ejemplo una grave afectación de la salud o la integridad física de un familiar cercano –hijo, hija, padre, madre, hermano, cónyuge o compañero-, el secuestro o la desaparición del mismo, una afectación seria de la vivienda del trabajador o de su familia por caso fortuito o fuerza mayor, como incendio, inundación o terremoto, para citar algunos ejemplos. Todas estas situaciones, u otras similares, pueden comprometer la vigencia de derechos fundamentales de los afectados, o irrogarles un grave dolor moral, y los obligan a atender prioritariamente la situación o la emergencia personal o familiar, por lo cual no están en condiciones de continuar la relación laboral prestando su servicio personal, existiendo un imperativo de rango constitucional para suspender el contrato de trabajo”.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.