Separación por más de dos años como causal de divorcio

Por

La separación de cuerpos, judicial o de hecho, que haya perdurado por más de dos años como causal de divorcio/cesación de efectos civiles de matrimonio eclesiástico. 

Octava causal establecida en el Artículo 6º de la Ley 25 de 1992, considerada como la norma de mejor contenido social correspondiente con la realidad histórica nacional del momento, en cuanto que, para 1992, el número de matrimonios disminuía exponencialmente frente al aumento de separaciones unilaterales o consensuadas que quedaban irresolutas en sus componentes económicos y civiles, toda vez que hasta entonces, solamente el cónyuge inocente era el único facultado legalmente para solicitar el divorcio de matrimonio civil o, la cesación de efectos civiles de matrimonio eclesiástico, de tal forma que hizo carrera aun profundamente arraigada que el cónyuge inocente no concediera el divorcio o la separación, a manera de venganza  "para castigar a su cónyuge", hasta el punto que aún hoy se escucha en la consulta profesional con poderosa equivoca convicción " doctor, es que yo no le doy a dar el divorcio".

A partir de la regulación legal de esta causal, y en razón de su perfecta autonomía, simplemente con el mero transcurso de dos años de la separación de cuerpos, bien mediante sentencia judicial, o bien, de terminación de la convivencia por decisión unilateral o consensuada -separación de hecho, al no ser declarada judicialmente-, cualquiera de los cónyuges, culpable o inocente,  puede solicitar el divorcio/cesación de efectos civiles de matrimonio eclesiástico de manera directa, plana y objetiva, es decir sin depender del consentimiento del otro o de tener que vencerlo en juicio, solamente probando por cualquier medio que han transcurrido dos años ININTERRUMPIDOS desde el comienzo de la separación de cuerpos.

De esta forma,  como dato curioso y anecdótico, estadísticamente se ha establecido que esta, la causal Octava, por encima del mutuo acuerdo, es la causal de mayor invocación por el, o los cónyuges que ya se encuentran separados de cuerpos, toda vez que no requiere del consentimiento del otro para legalizar el fin de la relación.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

3 Opiniones
  1. Lola Dice:

    Cordial saludo

    mi esposo me ha sido infiel por muchos años, tiene 50 años y en su ultima aventura decidio irse a vivir con una nena de 20 años, llevamos dos meses separados y me ha hecho la vida imposible con amenazas. Hizo una minuta de divorcio el mismo y me la tiro casi que amenazando que si no la firmaba me dejaria sin nada que puedo hacer.

    Gracias por su consejo, en este momento antes de comportarme sentimentalmente debo ser inteligente por eso los busco a ustedes.

    Un abrazo

    Responder
  2. Merly Dice:

    No firme. Usted es quien tiene que interponer el divorcio como cónyuge inocente para que pueda invocar las causales por maltrato psicológico y emocional,no sé si físico. También por infidelidad.. .. Puede pedir alimentos para usted y sus hijos si los hay y están pequeños/ y o estudiando y /o discapacitados y Si ud no trabaja. Si hubieron secuelas psicológicas y emocionales puede pedir indemnización.. Liquidar Y disolver la Sociedad conyugal.. Y mandar a ese hp. para la mierda.. .. Merly Argote..

    Responder
  3. Gloria María Dice:

    Cordial Saludo, desde hace aproximadamente 3 años no había tenido relaciones con mi esposo, como le dije que me iba a separar me pidió un tiempo para reconciliarnos y durante ese tiempo que fue menos de un mes, tuvimos en tres oportunidades relaciones sexuales, pero mi decisión sigue siendo la misma de separarme. Quiere decir esto que no me podría separar bajo la causal de separación por mas de dos años por haber tenido nuevamente relaciones?Tendría que soportar, a partir de la última relación otros dos años teniendo en cuenta que él no se quiere separar y no veo más causales? Gracias

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.