Servir de referencia personal no es tan trivial como parece

Cuando se presenta una solicitud de financiación ante un banco o ante una empresa cualquiera, se  suelen solicitar referencias familiares y personales, algo que en un principio no representa ningún riesgo, pues no seremos fiadores ni avalistas de nada, al menos económicamente, pero espere un memento…

En primer lugar, cuando uno está refiriendo a una persona, lo está recomendando, pues del otro lado siempre preguntan qué opinión tenemos de esa persona, qué si es responsable, que si paga lo que debe, que si no sé qué, y  como nos hemos  comprometido a servir de referencia, naturalmente a toda pregunta daremos una respuesta positiva.

El problema surge cuando esa persona no paga lo que solicitó prestado o financiado.

Cuando una persona no paga una deuda, se cambia de casa, apaga el teléfono, o cambia de número y no responde por ningún medio conocido, y es ahí cuando nos enteramos de lo que significa referir a alguien.

Como el amigo deudor no responde, nos llamarán a todas horas a preguntar por esa persona, que si sabemos dónde vive o donde podemos ubicarla, o para que le pasemos algún mensaje, o simplemente para recordarnos que esa persona no pagó.

Y se vuelve un calvario recibir la misma llamada en la mañana, al medio día, en la noche y los fines de semana.

El acoso puede ser tal que probablemente nos veamos obligados a recurrir a la misma estrategia del amigo deudor mala paga: cambiarnos de dirección, de teléfono y hasta de nombre, pues no hay poder humano que consigna impedir que nos sigan llamando a todas horas a preguntar por nuestro amigo por el cual mentimos.

PD: ¿Qué sentido tiene que un banco solicite referencias personales y familiares? Es obvio que si han aceptado servir de referencia es porque se han comprometido a hablar bien de él, pues si no fuera así no los hubieran colocado de referencia.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.