Si la empresa cambia de dueño el trabajador no debe renunciar

Por

Cuando la empresa cambia de dueño, o cuando un establecimiento de comercio es vendido, los trabajadores no tienen que renunciar.

Cuando hay cambio de dueño de un negocio no hay cambio de empleador, lo que hay es sustitución de empleador, lo que anteriormente se conocía como sustitución de patronos, lo cual no conlleva la terminación del contrato.

El artículo 68 del código sustantivo del trabajo señala que la sustitución de empleador «no extingue, suspende ni modifica los contratos de trabajo existentes», es decir, que los contratos de trabajo siguen su curso normal.

Esta aclaración es de suma importancia porque esta es una de las razones que exponen los empleadores para despedir a sus trabajadores cuando venden sus empresas o negocios.

En ocasiones recibimos consultas como la siguiente:

«En mi trabajo hay cambio de dueño y me piden la renuncia y me dicen que vuelven a contratar enseguida. ¿En ese proceso yo pierdo la antigüedad? ¿Hay algún documento que me puedan mandar que especifique el cambio de firma?

Ante una propuesta de este tipo el trabajador no debe renunciar, porque si lo hace, existe el riesgo de que el nuevo empleador no lo contrate y probar que fue engañado no es tan sencillo.

No existe justificación legal para exigir la renuncia de un trabajador ante el cambio de dueño del establecimiento, y no podemos confiar en la promesa de que nos volverán a contratar, puesto que una promesa no tiene ningún valor jurídico en estos casos, de manera que si el nuevo empleador incumple esa promesa, el trabajador poco puede hacer.

Ante una situación así, el trabajador no debe renunciar lo que deja el balón en la cancha del empleador, quien tendrá que optar por continuar con los contratos de trabajo como lo dispone la ley, o despedir a los trabajadores sin la existencia de una justa causa, y en tal caso, pagando la respectiva indemnización por despido injustificado.

Conozca nuestra Guía Laboral 2018

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Ernesto Piedrahita Dice:

    El problema radica cuando el trabajador ha sido despedido o renuncia a la empresa y tiempo después, sin que éste haya iniciado alguna reclamación, la empresa cambie de nombre o la venda, ya que la ley habla de los contratos existentes, según los artículos 68, 69 y 70 del Código Sustantivo del Trabajo. Atentamente: Ernesto Piedrahita. Abogado Laboral. Teléfono 313-8830983, correo electrónico: abogadoernesto@hotmail.com Nota: Contesto eventualmente gratuitamente a máximo 2 preguntas o inquietudes relativas al derecho laboral que hagan llamando a mi número de celular o escribiendo a mi correo electrónico.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.