Si me cierran la puerta me salgo por la ventana

Esa un verso de una canción llanera que ya poco se escucha, de esas canciones cargadas de un profundo mensaje.

Este verso es la consigna que todos debiéramos tener siempre presente.

No nos podemos dejar vencer por las adversidades. Siempre una dificultad tendrá una solución.

Por lo general, los grandes problemas siempre traen implícito alguna buena oportunidad, que solo aquellos que no se dejan vencer por las adversidades pueden aprovechar.

Las personas que no se dejan vencer por las dificultades, por lo general son personas con visión, que desde antes de que le cierren la puerta ya han puesto su mirada en la ventana.

Quienes son triunfadores son personas de mente abierta, que se adaptan sin resistencia al cambio, que siempre están dispuestos a experimentar y buscar oportunidades. Estas son las personas que siempre ven una ventana en la vida.

Quienes son perdedores, cuando tienen un problema recurren a culpar a los demás, a la suerte, a buscar excusas, a justificarse, pero no se detienen a buscar una solución y menos una falla suya. Son esas personas las que al cerrárseles la puerta, se sientan a lamentarse sin percatarse que hay por lo menos una ventana por la que pueden salir.

La solución de los problemas casi siempre depende de nuestra actitud frente a la vida. Una actitud positiva permite tener la mente clara y la vista siempre fija en el horizonte, donde están las salidas, las soluciones y las oportunidades. Quien camina con la mirada baja, ni siquiera puede advertir los problemas para evitar las caídas, mucho menos podrá advertir las oportunidades y las ventajas.

Así que siempre debemos tener claro que siempre habrá por lo menos una ventana por cada puerta que existe.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.