Si renuncia al trabajo no tiene derecho a indemnización pero si a liquidación

Si usted renuncia voluntariamente a su trabajo no tiene derecho a que la empresa le pague indemnización pero sí a que se le pague  lo que conocemos como liquidación.

La indemnización se paga únicamente cuando el trabajador es despedido sin justa causa o cuando es obligado a renunciar sin que medie una justa causa, lo que se llama despido indirecto.

En cuanto a la liquidación, se tiene derecho a ella sin importar si usted renuncia voluntariamente o si es despedido con justa causa; en cualquier caso tiene derecho a su liquidación, y a su pago oportuno.

Recordemos que la liquidación está compuesta por el salario adeudado, las vacaciones no disfrutadas, la prima de servicios, las cesantías, los intereses sobre cesantías, las primas extralegales que se hayan pactado en el contrato de trabajo y demás conceptos que se pudieran adeudar.

La empresa debe pagar la liquidación el mismo día en que finalice el contrato de trabajo, ya sea que usted renuncia voluntariamente o es despedido con o sin justa causa.

Consulte: Término que tiene la empresa para pagar la liquidación.

Si la empresa no paga la liquidación el mismo día de finalización del contrato de trabajo, deberá pagar como indemnización un día de salario por cada día de retardo en el pago conforme al artículo 65 del código sustantivo del trabajo según lo establece el artículo 65 del código sustantivo del trabajo.

No obstante, esa indemnización por falta de pago de la liquidación no opera de forma automática, es decir, el empleador no la reconocerá, sino que corresponde al juez laboral condenar al empleador a pagarla si es que encuentra probada la mala fe, lo que implica que debe existir una demanda laboral de por medio.

Adquiera la Guía Laboral 2017 con el 40% de descuento.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.