¿Si usted ha firmado un contrato la otra parte puede cederlo sin su autorización?

Usted ha firmado un contrato con otra persona,  esa otra persona ya no quiere continuar con ese contrato así que decide cederlo a un tercero. ¿En tal caso debe solicitar su autorización?

Es de suponer que si usted firmó un contrato con una persona determinada, es porque usted quiere que sea esa persona y no otra la que ejecute el contrato, de manera que cabría esperar que si esa persona quiere ceder la ejecución de ese contrato a otra que quizás usted ni conozca, por lo menos debería pedir su consentimiento.

Es una situación que sucede a menudo y que por lo general pasamos por alto al firmar un contrato,  y después nos llevamos sorpresas y disgustos.

Veamos lo que dice el artículo 887 del código de comercio sobre la cesión de contratos:

En los contratos mercantiles de ejecución periódica o sucesiva cada una de las partes podrá hacerse sustituir por un tercero, en la totalidad o en parte de las relaciones derivadas del contrato, sin necesidad de aceptación expresa del contratante cedido, si por la ley o por estipulación de las mismas partes no se ha prohibido o limitado dicha sustitución.

La misma sustitución podrá hacerse en los contratos mercantiles de ejecución instantánea que aún no hayan sido cumplidos en todo o en parte, y en los celebrados intuitu personae, pero en estos casos será necesaria la aceptación del contratante cedido.

La norma claramente señala que la persona con la que usted contrató puede ceder el contrato a quien quiera sin contar con su consentimiento o autorización, salvo que en el contrato mismo se haya dispuesto lo contrario.

Este es un aspecto que en ciertos casos debe regularse contractualmente, puesto que se deben considerar aspectos como la competencia o experiencia de la persona a quien se le cederá el contrato, pues seguramente usted no querrá que la persona que usted contrató luego le entregue el contrato a otra persona que no tiene idea alguna del objeto a desarrollar o ejecutar en el contrato, y debido a ello es que luego se conocen noticias de que un de comerciante termina supervisando la ingeniería de una obra.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Sinforoso Picon dice:

    Si, a mí me pasó, un abogado que me robo, apareció cobrando unos dineros míos, porque el abogado al que le di el poder, se lo cedió a este. Luego supe que había comprado el derecho a representarme.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.