Silicon Valley

El territorio conocido tradicionalmente como Silicon Valley, está situado al sur de la Bahía de San Francisco, en California. Con centro en Sunnyvale, es uno de los mayores centros de negocios tecnológicos del mundo y el objetivo de muchos emprendedores y las startups más innovadoras. Gran parte de las empresas de alta tecnología más importantes del momento se encuentran allí: Apple, Yahoo,  Microsoft, Intel o Google, entre muchas otras.

El nombre de este inmenso parque tecnológico (traducible como valle del Silicio) hace referencia a la gran cantidad de compañías pertenecientes a la industria de los semiconductores, cuya base productiva es esta materia prima.

Los padres de Silicon Valley fueron William Shockley (premio Nobel de física precisamente por sus investigaciones acerca de los semiconductores) y, en mayor medida, Frederick Terman. Este último, elaboró, entre la década de los 40 y los 50, un programa de incentivación tecnológica y empresarial para los estudiantes de la Universidad de Standford, que originó lo que hoy es el principal foco tecnológico mundial. Una de las primeras empresas concebidas en Silicon Valley fue la multinacional Hewlett-Packard. El éxito no fue solo a nivel tecnológico. En el ámbito inmobiliario y financiero Silicon Valley es toda una referencia, siendo uno de los mayores exponentes del éxito del capitalismo en todos sus niveles. Silicon Valley se ha sabido mantener durante décadas como un lugar próspero y en constante renovación.

Además de la citada Universidad de Standford, hay muchas otras universidades asociadas al valle, como son la de Berkeley, San José, Santa Clara y el San José City College. 29 de las mejores 100 universidades del mundo están situadas aquí. Los estudiantes de estos centros son el futuro de Silicon Valley, aunque, en realidad, muchos de ellos son ya el presente. Y es que, la necesidad de innovación en este sector en continua evolución hace que la juventud sea un activo importante para todas las compañías. Los mayores éxitos de la historia de Silicon Valley suelen venir precedidos de ideas aparentemente simples y locas, por eso la sabia nueva es siempre bien recibida, tiene mucho que aportar.

Mucho se ha hablado de la filosofía empresarial de Silicon Valley y se han generado numerosos mitos. Uno de los más extendidos, es el dicho de que en el valle, los errores están permitidos, siendo en muchos casos algo muy positivo. Quizás este mito tenga mucho de real. Al contrario de lo que ocurre en un mercado global cada vez más competitivo en el que no se permiten equivocaciones, en este centro tecnológico la perspectiva es otra. Según figuras importantes relacionadas con Silicon Valley, “se aprende más de los errores que de los éxitos”.  Un ejemplo de ello es Steve Jobs que tras ser expulsado de la corporación que el mismo fundó, Apple, creo una de las mayores compañías de animación digital del mundo, Pixar. Por si fuera poco, regresó a Apple rescatándola de años de oscuridad y elevándola a la empresa de éxito que hoy conocemos, líder indiscutible del sector tecnológico.

Las compañías de Silicon Valley destacan respecto de otras empresas en muchos aspectos. Uno de ellos es la flexibilidad, la capacidad de cambio. La continua demanda, lo efímero del éxito y las continuas actualizaciones y avances hacen que las empresas deban estar siempre dispuestas a cambiar el rumbo. Del mismo modo, escuchar las demandas de los clientes y modificar sus productos en base a ellos es uno de los éxitos de compañías como Facebook.

Por lo general, las empresas de Silicon valley promueven estilos de management poco convencionales, que impulsan la innovación, la creatividad y la retención de talento. La cara visible de todo esto es Google. Esta empresa, situada en Mountain View,  se ha convertido en un referente, no solo por su amplia y diversificada gama de productos en constante crecimiento, sino también por el modo revolucionario de gestionar sus recursos humanos.  Uno de los sistemas de productividad más comentados de Google es el llamado “Snippets”. En él, cada empleado escribe semanalmente un email redactando las tareas que ha realizado durante la semana  anterior y las que planea ejecutar la semana siguiente. Toda esta información se recopila y se reparte en un espacio virtual público de manera que el trabajo se sincroniza minimizando las interrupciones y agilizando el trabajo.

La automatización también juega un papel fundamental en la optimización de recursos de las empresas de Silicon Valley. Todo el trabajo que se pueda realizar de forma automática o semiautomática sirve para eliminar sobrecarga y poder centrarse en otras labores más importantes.

Uno de los últimos nombres salidos del valle ha sido Mark Zuckerbeg, el fundador de Facebook, la mayor red social del mundo, que ha llegado a ser nombrado hombre del año por la revista Time (2010). Sin embargo, la rápida evolución de este sector hace que cada poco tiempo surjan nuevos nombres de emprendedores relacionados con Silicon Valley. Tal es el caso de Jack Dorsey (fundador de Twitter), Andrey Ternovskliy (Chatroulette) o Kevin Systrom y Mike Krieger (Instagram).

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Carlos Echeverri dice:

    Represento una empresa Colombiana de minerales, incluyendo el Coltan, si necesitas mi Cel: 57_3127979612

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.