Social media para hacer negocios. Sáquele jugo a las redes sociales

 ¿Sabía que las redes sociales sirven para mucho más que compartir las últimas fotos que nos hemos tomado? Las redes sociales son una muy buena herramienta para promocionarse y darse a conocer, permitiéndole vender servicios si es un profesional o productos si es un comerciante.

En las redes sociales confluyen muchísimas personas, hablamos de millones, por lo que utilizarlas para generar tráfico a nuestro sitio web hoy en día es imprescindible. Nuestro proyecto debe estar en las redes sociales porque allí está nuestro púbico objetivo ¿quién no tiene una cuenta en Facebook, por ejemplo?

Qué es social media y por qué está de moda

social media
¿Quién no está hoy en día en al menos una red social? No hay casi ninguna persona con conexión a Internet que no tenga, como mínimo, cuenta en Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest o Linkedin. Las redes sociales llegaron hace años y, por lo que parece, lo hicieron para quedarse.

A pesar de que unas suban y otras bajen, siempre aparecen nuevas opciones y alternativas que sustituyen a las anteriores. No parece que actualmente este sector tenga fin y, sin duda alguna, todos debemos aprender a tener una correcta presencia en Social Media, seamos una empresa o una persona particular.

Definición de social media

La definición de social media es complicada, ya que engloba muchos aspectos diferentes y tiende a cambiar dependiendo a quién se le pregunte. Aun así, vamos a ver varias definiciones y a extraer una común que explique detalladamente qué significa este concepto.

“Es el futuro de la comunicación, un arsenal de herramientas y plataformas basadas en Internet que aumentan y mejoran el compartir información. Este nuevo medio hace que la transferencia de textos, fotografías, audio, video e información en general, fluya entre los usuarios e internet. El social media tiene relevancia no solo entre los usuarios regulares de internet, sino en los negocios”.

“Es el medio para la interacción social, usar altamente accesibles técnicas de comunicación. Social media es el uso de tecnologías móviles y basadas en la web para convertir la comunicación en un diálogo interactivo”.

“Se trata de lo que hacemos y decimos en conjunto, a nivel mundial, para comunicarse en todas las direcciones en cualquier momento, mediante cualquier manera digital.”

“Primero, es una evolución de la manera en que nos comunicamos, reemplazando el email en varios casos. Es una revolución: por primera vez en la historia tenemos acceso a comunicación global gratis e instantánea, vivimos tiempos emocionantes. En tercer lugar, el social media se distingue por la habilidad de compartir y contribuir que tienen todos

Si tuviéramos que extraer una definición común de estas cuatro, podríamos determinar que el social media son todas las herramientas y plataformas de Internet que funcionan como medio de interacción social y tienen como objetivo compartir y distribuir información a través de diferentes medios.

¿Por qué está de moda el social media?

Si hemos leído con atención el capítulo anterior, podremos extraer la clave de por qué el social media está tan de moda en la actualidad.

El motivo principal es que es el canal de comunicación por excelencia en Internet. Como se ha comentado, casi todo el mundo tiene una cuenta en alguna red social y, por lo tanto, si se quiere estar en contacto permanente con ellos deberemos estar también en estas redes sociales.

Eso hace que, por primera vez en prácticamente toda la historia, las empresas tengan que crear canales de comunicación bidireccionales. Ya no están seguras tras una barrera de comunicación como ocurría con la televisión, la radio o cualquier medio tradicional. Ahora, los usuarios de las diferentes sociales pueden opinar, mencionarlos, subir sus fotografías, hablar sobre ellas y hacer prácticamente lo que se les ocurra públicamente.

Lo que produce todo eso es un efecto cadena, en el que la empresa se ve “obligada” a gestionar esta presencia online dentro de las diferentes redes sociales. Si no se gestiona o no se realiza correctamente, la imagen se ve dañada y por lo tanto las ventas disminuyen, que es fin último de cualquier empresa que no sea una ONG.

Es por ese motivo por el que está de moda el social media. Los usuarios las utilizan para dar opiniones sobre todo lo que hacen y las empresas deben estar para gestionar esas opiniones, crear una fuerte imagen de marca y conseguir que a través de las redes sociales cualquier persona pueda contactar con ellos fácilmente.

Realmente el social media no es un generador de ventas en sí mismo, como si ocurre con otras técnicas que veremos durante este libro como el email marketing o el SEO, o que ya hemos visto como el inbound marketing. El social media pretende preparar al usuario para la venta, a través de un proceso de branding en el que cualquier persona se “enamore” de sus cuentas en redes sociales y los recuerde a la hora de realizar una compra de un producto o servicio de su sector.

Redes sociales más populares

Tras introducir el concepto y ver la importancia que tiene el social media en la estrategia de cualquier empresa, pasaremos a ver las diferentes redes sociales que más importancia tienen en la actualidad.

Nos estaremos dejando muchas fuera, ya que hay tantas que podríamos crear un solo libro hablando sobre ellas, pero sin duda alguna las que englobamos aquí son aquellas que más importancia tienen en cualquier estrategia de marketing online de una empresa actual.

Facebook

Facebook es, por volumen, la red social más importante de todas. Es la que tiene más usuarios y una de las pocas que actualmente puede competir con Google en términos de publicidad gracias a Facebook Ads.

Los usuarios tienen presencia a través de un perfil, mientras que las empresas deben tenerlo a través de una página de empresa. En el pasado muchas empresas optaron por tener un perfil, en vez de una página de empresa, por lo que actualmente han tenido que comenzar su estrategia con una página migrando todos sus seguidores para poder aprovechar todas las ventajas que tienen para empresas.

Las páginas de empresa funcionan a través de “me gusta”, que son aquellas personas que siguen a la página y cuyas actualizaciones les llegan a su tablón de novedades. Aun así, los famosos cambios del algoritmo de Facebook han provocado que, si quieres tener éxito con una página, debas realizar una inversión en Facebook Ads. El alcance orgánico (gratuito) ha sido reducido y es prácticamente imposible alcanzar más allá de un 5%-10% en la mayoría de páginas salvo casos muy puntuales y virales que veremos en otro apartado.

Muchos consideran a esta red social como “la red social de las personas conectadas”. Es donde todo el mundo está en contacto con sus amigos y conocidos, por lo que su principal utilidad es esa. Aun así, cada vez Facebook da más opciones a las empresas para publicitarse y la evolución de Facebook Ads es tal que cada día le come un poco más de terreno a Google Adwords.

Twitter

Twitter es la red del microblogging. Se escriben mensajes en 140 caracteres y es donde la mayoría de personas tienden a dar su opinión sobre sucesos, empresas o diferentes situaciones.

Es una red social del momento y que vive de la actualidad. Mientras que una publicación en Facebook puede sobrevivir dentro del público objetivo uno, dos e incluso tres días, un tweet puede perderse en cuestión de dos segundos entre otros mil.

Funciona a través de seguidores y seguidores, siendo los primeros aquellos de los cuales queremos ver sus tweets y los segundos aquellos que quieren ver nuestros tweets. Lo habitual es que la mayoría de cuentas tengan más cuentas seguidas que seguidores, ya que el 90% de cuentas de Twitter son personales y muchas de ellas solo se utilizan para seguir la actualidad y poco más.

Además, otra de las características principales de Twitter son los hashtags. Son conceptos precedidos por una almohadilla (#) que tienen como objetivo englobar todos los tweets sobre una misma temática o asunto. De hecho, los más populares aparecen en la pantalla y sirven para conocer lo más importante que está pasando actualmente en la red social.

En Twitter es importante comprender que deberemos realizar actualizaciones mucho más constantemente que en Facebook. Mientras que allí con actualizar una página 1-2 veces al día puede ser suficiente, en Twitter debemos competir con otras miles de publicaciones simultáneas y por ello deberemos realizar un número mayor.

Su sistema de publicidad se llama Twitter Ads y es el más popular tras Adwords y el propio Facebook Ads. Funciona de manera similar a Facebook Ads, aunque todavía parece estar un paso por detrás en términos de rentabilidad y usabilidad con respecto a Facebook.

Instagram

Instagram fue considerada durante mucho tiempo “el Twitter de las fotos”, pero su crecimiento es el mayor de todas las redes sociales que existen y cada vez hay más usuarios y marcas en ella.

Es una red social basada exclusivamente en fotos, vídeos y hashtags orientada hacia los móviles y tablets. Cada usuario tiene un tablón, en el que puede subir fotos y vídeos etiquetándolos con hashtags con el mismo objetivo de Twitter (categorizar las fotos), y puede seguir a otros usuarios para ver sus actualizaciones.

En esta red social el texto no están importante como el las dos anteriores, ya que la protagonista es exclusivamente la fotografía. Todavía es una red social cuyo uso empresarial no está tan desarrollado como en Twitter y Facebook, pero poco a poco las marcas se están subiendo al carro de Instagram.

Hay un detalle en Instagram que la diferencia del resto de redes sociales (excepto Vine): los enlaces en sus publicaciones no se pueden cliquear. Es decir, un enlace en cualquiera de las otras redes sociales se convierte en un hipervínculo que podemos cliquear para acceder a esa página, pero en Instagram eso solo es posible en el perfil.

Pinterest

El sobrenombre de esta red social siempre fue, hasta hace muy poco, “la red social de las bloggers y las mujeres”. Esto se debe a que su presentación oficial fue durante un evento de bloggers de moda, siendo ellas las que usaron en primer lugar la red social y las que provocaron su difusión entre el público objetivo (otras mujeres).

Mientras que anteriormente la proporción entre mujeres y hombres era 90/10, cada vez esta se está equilibrando más y se prevé que en un futuro la diferencia no sea tan abultada.

Al igual que en Instagram, en esta red social solo importa la imagen. Se pueden escribir textos dentro de las publicaciones, pero el objetivo principal de Pinterest es crear diferentes tableros en los que se puedan recoger imágenes sobre temáticas específicas.

Funciona a través de tableros que son contenedores de imágenes (pins) relacionadas con un tema. Se podría considerar que los tablones son, salvando las diferencias, hashtags que creamos en nuestra cuenta y en las que clasificamos nuestras fotos y las de otras cuentas.

En el mundo empresarial es una red que funciona muy bien en la hostelería, la belleza y todo lo relacionado con la imagen. Además, Pinterest todavía está muy poco explotada por parte de las empresas y eso deja un amplio abanico a cualquiera para posicionarse bien en ella. Y por si fuera poco, como veremos posteriormente, es una red social que posiciona muy bien en Google.

Google+

La gran red social del gigante de Google. Es una de las menos utilizadas, a pesar de tener más de 400 millones de usuarios activos actualmente. El motivo por el que hay tantas personas registradas es que Google obligó a todos los usuarios de YouTube a tener una cuenta de Google+ para acceder al buscador de vídeos.

A pesar de que su popularidad sea muy baja, es una red social muy útil para determinados nichos como el propio marketing online. Existen numerosas comunidades de todo tipo de temáticas en las que se puede compartir contenido, interactuar con otros profesionales del sector y conseguir visitas para su web.

En definitiva, Google+ no es una red social para conectar con amigos y estar al día de sus novedades como puede ocurrir con varias de las mencionadas anteriormente. Google+ funciona para trabajar a través de comunidades y compartiendo contenido de nichos muy específicos.

YouTube

A pesar de que no todo el mundo considere a YouTube como una red social, debe ser incluida en este apartado ya que bajo nuestro punto de vista tiene características comunes con el resto de redes: se puede comentar, se puede subir contenido, votar contenido y realizar todo tipo de interacciones entre usuarios.

YouTube es la red social de vídeo por excelencia. Tras Google, es el buscador más utilizado del mundo y supera a sus competidores (Vimeo o DailyMotion por ejemplo) por un amplio margen de número de usuarios y reproducciones.

Funciona a través de la creación de canales, subida de vídeos, un sistema de comentarios y valoraciones positivas o negativas. Además, también tiene su propio sistema de publicidad dentro de Adwords para publicitar tus vídeos exclusivamente en YouTube.

LinkedIn

LinkedIn es la red social de los profesionales. En ella se encuentran perfiles profesionales de todo tipo y el objetivo de la misma es contactar con otras personas de su sector.

No es una red social personal en la que se pueda subir cualquier tipo de contenido, ya que el objetivo es conseguir aumentar nuestro alcance profesional, encontrar un nuevo empleo o simplemente compartir contenido para que nos consideren como un experto en cierto campo de actuación.

Dentro de LinkedIn también existen grupos y páginas de empresa, tal y como vimos en Facebook, aunque su popularidad es bastante menor. Los grupos se utilizan para compartir contenido sobre una temática y las páginas suelen ser usadas para ofrecer puestos de empleo y mostrar las novedades de la empresa a través de noticias.

Tiene su propio sistema de publicidad, llamado LinkedIn Ads, aunque todavía no parece haber encontrado su hueco en el mercado de la publicidad de pago. Parece que el sistema todavía debe ser mejorado y que la red social debe penetrar más en el mercado para conseguir que la publicidad sea rentable y beneficiosa.

Publicidad de pago en redes sociales

Todas las redes sociales deben encontrar la manera de ser rentables a largo plazo y, sin duda alguna, el mejor método es a través de la publicidad. Las empresas que las gestionan descubrieron que, a través de la publicidad, podían conectar a todos sus usuarios con marcas que estaban dispuestas a invertir dinero para contactar con ellos.

Por este motivo podemos apreciar que la mayoría de redes sociales tienen publicidad y, aquellas que no tienen todavía, están en una fase de prueba o tienen planes de crear una plataforma publicitaria en un futuro. En este apartado hablaremos de los dos modelos de publicidad en redes sociales más conocidos, que sin duda alguna son Facebook Ads y Twitter Ads.

No incluimos Adwords en esta sección, a pesar de que pueda realizarse promoción en YouTube con ella, ya que en un capítulo posterior hablaremos largo y tendido sobre la herramienta de publicidad online de Google, que va mucho más allá de la publicidad exclusiva en redes sociales.

Tampoco se ha incluido Linkedin Ads porque es una plataforma muy poco utilizada para hacer publicidad. Además, el sistema es bastante costoso y muy poco escalable a presupuestos pequeños.

Facebook Ads

Como hemos comentado anteriormente, Facebook Ads es el sistema publicitario más al alza de todos. De hecho, Google empieza a verlo como un serio competidor en este apartado, y eso es algo a destacar ya que competir con el gigante de Mountain View está al alcance de muy pocos.

La publicidad de Facebook es la más popular dentro de las redes sociales debido a que es la que está más desarrollada, a que está demostrada su rentabilidad y al hecho evidente de que Facebook es la red social más potente del mundo.

Es importante destacar que Facebook Ads se adapta a todo tipo de presupuestos, siendo este otro de los motivos de su éxito. Mientras que en Adwords, salvo que tengas un presupuesto alto, no vas a conseguir resultados, en Facebook Ads puedes invertir desde 1 dólar hasta 1 millón sin ningún tipo de restricción.

  • “Me Gusta” de página: el objetivo es aumentar el número de fans de una página de Facebook. Se utiliza para conseguir que el alcance de todas las noticias de nuestra página llegue, en un futuro, a más personas que estarán interesadas en ellas.
  • Promoción de publicaciones: sirve para promocionar una publicación de una página de Facebook. De esta manera, se aumentan los “me gusta”, comentarios, compartidos, número de reproducciones o clics sobre determinado enlace.
  • Atraer personas a un sitio web: se utiliza para crear banners dentro de Facebook con un enlace hacia su sitio web. Su objetivo es conseguir tráfico cualificado hacia una oferta, un servicio o un producto determinado.
  • Conversiones en el sitio web: utilizado para promocionar acciones específicas que se deben hacer en una página web externa a Facebook. Es muy utilizada por los e-commerce o por diferentes empresas para promocionar la suscripción a un newsletter.
  • Instalaciones de su aplicación: si tenemos una aplicación móvil o de Facebook, puedes promocionarla y facilitar su descarga a través de este tipo de publicidad.
  • Interacción con su aplicación: una vez se haya lanzado la aplicación, con esta publicación se puede promocionar que se realicen diferentes acciones dentro de ella.
  • Aumentar los asistentes a un evento: si se ha creado un evento en Facebook y queremos promocionarlo para conseguir más asistentes, esta es la opción que debemos elegir para facilitar que cualquier interesado se apunte.
  • Conseguir que se solicite una oferta: Facebook permite lanzar ofertas que enlazan directamente a una landing page en la que podemos explicar todas las características de la misma. Muy utilizado por tiendas online.
  • Aumentar las reproducciones de vídeo: la publicidad en vídeo es la última novedad de Facebook Ads y permite promocionar cualquier producto, evento, servicio a través de un vídeo que aparecerá en los tablones de aquellos usuarios que elijamos mediante la segmentación.

Para realizar una campaña de cualquier tipo, tan solo necesitamos tener un usuario en Facebook, una página de empresa y un pequeño presupuesto. Una vez tengamos eso, tan solo quedará entrar en Facebook Ads y comenzar a realizar la publicidad que deseemos de las anteriormente mencionadas.

Lo más importante a la hora de realizar una campaña de Facebook Ads es que tengamos muy claro el público objetivo de la misma. El poder de segmentación que tiene Facebook es muy potente, por lo que si conseguimos dar con el público ideal entre la edad, sexo, intereses y localización podremos mostrar nuestro anuncio a las personas que realmente están interesadas en él.

Twitter Ads

Twitter Ads se está abriendo camino en el mundo de la publicidad poco a poco, aunque su rentabilidad todavía sea muy inferior a la de Facebook. La herramienta debe ser pulida aún, pero eso no significa que no se le pueda sacar rentabilidad haciendo correctamente una campaña.

Hay que destacar que Twitter, al ser una red social mucho más adaptada al móvil, puede llegar a ser un gran lugar para promocionar cualquier producto, aplicación o servicio relacionado con el mundo mobile.

Los tipos de publicidad que se pueden hacer en Twitter son los siguientes:

  • Tweets promocionados: permite promocionar un tweet de la cuenta para que aparezca destacado entre el resto. Existen tres tipos: tweets promocionados, en búsqueda o por intereses, en los cuales podremos promocionar tweets dentro del timeline de los usuarios que elijamos por segmentación o cuando busquen algún término dentro del buscador.
  • Promocionar cuentas de Twitter: promoción de la cuenta de Twitter para incentivar el aumento de seguidores de la misma. Es una buena manera de dar a conocer una cuenta nueva o aumentar el alcance de los tweets de la misma consiguiendo más seguidores.
  • Clics en el sitio web: envía a personas a una página web para que realicen una compra, una descarga o cualquier otro tipo de acción que queramos que hagan en dicho sitio.
  • Descarga o interacción de la aplicación: para incentivar la descarga o uso de una aplicación de móvil. Es una perfecta manera de promocionar una nueva aplicación y conseguir aumentar sus descargas entre usuarios segmentados de Twitter.
  • Clientes potenciales en Twitter: utilizado para recopilar correos electrónicos a través del ofrecimiento de una promoción u oferta determinada dentro de Twitter.

Al igual que ocurre con Facebook Ads, lo más importante dentro de Twitter Ads es la segmentación del público de nuestra promoción. De hecho, en Twitter tenemos todavía más maneras de segmentarlo, ya que además de clasificar a los usuarios por ubicación, género, intereses o palabras clave, podremos hacerlo por televisión o por cuentas que siguen.

Es decir, si quieres promocionar una oferta sobre un producto relacionado con el mundo de la cocina, podrías mostrar su anuncio solo y exclusivamente a las personas que siguieran a determinadas cuentas, con ciertos intereses y que vivieran en un país a elegir. De esta manera, podemos ofrecer nuestro producto a personas que, con casi total seguridad, van a estar interesadas en él.

La publicidad en redes sociales  es muy efectiva y a un costo bajo, por lo que es ideal para promocionar nuestro proyecto y conseguir los primeros seguidores, los primeros clientes.

La figura del community manager

Debido al boom de las redes sociales, hay un perfil profesional que se ha ido popularizando cada vez más: el community manager o gestor de redes sociales. Es lógico que, ante la avalancha de usuarios en redes sociales y la llegada de las marcas a ellas, hiciera falta una persona que gestionara dicha presencia online para que fuera la más correcta.

La labor de un community manager es la de representar a una empresa o marca en redes sociales. Es los ojos, la voz y el oído de la marca en las diferentes redes sociales que se hayan establecido y podríamos decir que es una transformación del clásico relaciones

Funciones de un community manager

Debido a que es una profesión relativamente nueva y a que todavía no está del todo asentada en el mundo empresarial, las funciones pueden variar dependiendo de la empresa. Sin embargo, las principales funciones de un community manager siempre van a ser las siguientes:

  1. Crear y compartir contenido atractivo relacionado con la marca y sus seguidores.
  2. Monitorizar la presencia de la empresa en redes sociales y saber qué es lo que se dice sobre ella.
  3. Crear relaciones estables y duraderas con los seguidores de la marca para generar una buena imagen en ellos.
  4. Identificar a los prescriptores de la empresa y realizar actividades enfocadas a ellos.
  5. Realizar informes con los resultados y estadísticas de la empresa en las diferentes redes sociales.

Entre otras funciones que suelen realizar los community managers, podemos encontrar la creación de contenido (blogs) o la configuración de campañas de publicidad.

¿Qué capacidades debe tener un community manager?

Como se puede ver, las funciones de este perfil profesional son muy variadas y requieren de una especialización en el campo de la comunicación. Por lo tanto, si se busca un community manager para una empresa o se desea conseguir ser un profesional de este sector se requieren las siguientes cualidades:

  1. Capacidad comunicativa: hemos dicho que un community manager es la figura de las relaciones públicas trasladada al mundo 2.0, por lo que es lógico que la capacidad comunicativa sea la cualidad principal de esta profesión. El trabajo consiste en estar constantemente hablando e interactuando con personas, por lo que un CM deberá ser una persona con facilidad para la palabra.
  2. Empatía: las redes sociales están llenas de personas y el trabajo de un community manager es tratar con ellas. Se requiere una gran capacidad para ponerse en el lugar de los seguidores y comprender sus necesidades, pudiendo de esta manera contestar y distribuir contenido acertadamente.
  3. Moderación: el community manager debe ser una persona calmada y que no se tome como un ataque personal cualquier ataque a la marca. En las redes sociales todo tiende a magnificarse, por lo que un error por falta de moderación podría destruir la imagen de la empresa en Internet.
  4. Conocimiento de la marca o producto: muchas veces el community manager es la persona que asiste a usuarios o personas que preguntan sobre el producto. Por este motivo, debe conocer hasta el último detalle de cada oferta, producto y servicio para poder dar la información de manera precisa y acertada.

¿Por qué contratar un community manager y no dejar esta función en manos de cualquiera?

Debido a que casi todo el mundo tiene un perfil en alguna de las redes sociales más populares, la figura del community manager ha sido degradada en muchas ocasiones. De hecho, un alto porcentaje de las personas que trabajan actualmente como community managers no son más que trabajadores de la propia empresa a los que se les ha asignado el rol y amigos, familiares o conocidos que lo hacen de manera gratuita o a un precio muy bajo.

¿Cuál es el problema de todo esto? Que una persona que no está formada y preparada para comunicar y manejar las herramientas 2.0, dará una mala imagen de cara al público de nuestra empresa o marca. Sería similar a mandar como fuerza de ventas a distribuir un producto a una persona que no sabe nada sobre cómo vender.

Contratar a un community manager que realmente lo es, está formado para trabajar como enlace entre la marca y sus seguidores y que tiene una experiencia demostrable puede significar la diferencia entre nuestra empresa y la de los competidores.

Son personas que pueden realizar una correcta labor de creación y distribución de contenido y que pueden mejorar la imagen de su marca entre todos los seguidores de la misma. Y la imagen es lo que posteriormente, cuando alguien busca satisfacer una necesidad con un producto que ofrecemos, se queda en el recuerdo y hace que seamos los primeros en los que pensará el cliente

Cómo elaborar una estrategia de social media

La falta de estrategia en social media es algo muy habitual. La mayoría de empresas crean cuentas en todas las redes sociales, sin plantear ninguna estrategia, y se ponen a compartir contenido. Evidentemente, eso suele servir para muy poco.

Las redes sociales necesitan ser trabajadas de manera metódica y organizada, ya que en caso contrario el retorno de la inversión (ROI) que obtendremos sobre ellas será cercano a cero.

Para realizar un plan básico de social media deberemos seguir los siguientes 10 pasos:

  1. Crear un equipo multifuncional de social media: si la empresa tiene diferentes departamentos, se debe crear un pequeño equipo multifuncional en el que todos estén implicados para comenzar. Una reunión entre todos, en las que se defina qué persona se encargará de dirigir el equipo y si es necesario contratar a alguien externo es el primer paso para comenzar a elaborar la estrategia.
  2. Analizar la reputación de la empresa en redes sociales: realizar un estudio de reputación para conocer qué es lo que se dice sobre nosotros y sobre nuestro sector del mercado en redes sociales. ¿Se habla bien? ¿Se habla mal? ¿Qué información se pide? ¿Dónde están nuestros potenciales clientes? Todo esto debe ser respondido.
  3. Establecer los objetivos principales: no debemos plantear objetivos del tipo “conseguir 1.000 seguidores en Twitter” o “5.000 me gusta en Facebook”. Los objetivos deben tener un objetivo claro, es decir, ¿para qué queremos 1.000 seguidores? Podría ser para aumentar la notoriedad de la marca, para conseguir nuevos prescriptores o para abrir el mercado en cierta zona geográfica. Establecer objetivos claros y concisos ayuda a poder realizar un plan útil y que genere beneficio posterior.
  4. Elegir métricas adecuadas: dependiendo del objetivo establecido, habrá que utilizar métricas distintas. Si lo que queremos es aumentar las ventas de cierto producto, deberemos establecer como métrica principal las conversiones en el sitio web. Sin embargo, si es la notoriedad, podríamos utilizar los retweets, menciones o alcance total como métricas para descubrir si cada vez se habla más de nosotros y llegamos a más personas.
  5. Describir a la audiencia: ¿cómo es la persona a la que queremos llegar? ¿Quiénes son las personas más influyentes del sector? Se debe saber hasta el último detalle sobre ellos, ya que como hemos comentado a la hora de hacer publicidad la segmentación es la clave para conseguir rentabilidad y beneficio en redes sociales. Si sabemos cómo son, sabremos cómo llegar a ellos y el contenido que debemos compartir y difundir para atraerlos hacia nosotros.
  6. Describir su propuesta única de valor: cada marca debe tener un punto clave por el que ser reconocidas en redes sociales. ¿Será el humor? ¿La gran capacidad para crear imágenes o infografías? ¿Una atención al cliente impecable? Debemos elegir una propuesta de valor central y posicionarnos como una cuenta que destaca, principalmente, por un gran atributo.
  7. Definir las redes sociales a utilizar: no hace falta abrir una cuenta en todas las redes sociales. Por ejemplo, si no utilizas fotos… ¿Para qué quieres usar Instagram o Pinterest? Si hemos realizado una correcta investigación del público objetivo, sabremos qué canales debemos utilizar y las ventajas y desventajas de cada uno para nuestra marca.
  8. Establecer un calendario de publicaciones: debe haber una frecuencia y horario para las publicaciones. Una correcta investigación de las mejores horas para compartir contenido, los días más apropiados o el tipo de contenido que funciona servirá para llegar al máximo número de personas posible.
  9. Crear un plan de crisis: las crisis en redes sociales siempre acaban llegando. Un error en un tweet, una noticia no confirmada, un cliente enfadado o una publicación que ha herido los sentimientos de alguien. Debemos tener prevista la forma de actuar ante cualquier contingencia para que, una vez ocurran, podamos actuar rápidamente y sin cometer errores que comprometan nuestra presencia online.
  10. Analizar los resultados: analizar siempre es el último paso de cualquier estrategia. En social media deberemos realizar un informe con una periodicidad regular de, como mínimo, un mes y ver qué está funcionando y si estamos cumpliendo nuestros objetivos.

Una vez realizados los 10 pasos, deberemos volver a revisar cada punto tras cada análisis de resultados. Puede que una equivocación en un punto anterior esté haciendo fracasar el plan, que no nos hayamos percatado de cierto tipo de contenido que debemos de compartir o que nuevas redes sociales o herramientas nos hagan tomar nuevas decisiones.

Las redes sociales siempre están actualizándose, por lo que deberemos estar al día y conocer cada novedad que aparezca en ellas. Si no lo hacemos, lo más probable es que nos quedemos atrás y nuestro público decida seguir a otro competidor que sí está al día y conoce cuáles son las tendencias del mercado en social media.

Herramientas para gestionar el social media

Existen tantas herramientas para redes sociales que para cada tarea hay varias distintas. El número de opciones ha aumentado en los últimos años y prácticamente no hay nada que no se pueda hacer con una herramienta hoy en día.

Desde Gerencie.com hemos decidido seleccionar las 10 mejores herramientas que, bajo nuestro punto de vista, cumplen las funciones necesarias para llevar a cabo el plan anteriormente mencionado.

  • Hootsuite: herramienta más popular para gestionar numerosas redes sociales desde un mismo programa. Permite realizar todo lo que se desee en Twitter, Facebook, Google+ y Linkedin como programar mensajes en ciertas horas, subir lotes de publicaciones y realizar una monitorización de palabras claves dentro de las diferentes redes sociales.
  • Socialbro: la herramienta líder de analítica para Twitter. Tiene opciones para encontrar prescriptores, conocer las mejores horas para twittear, descubrir nuevas personas a las que seguir, descubrir los follows y unfollows, estadísticas sobre contenido, etc.
  • Social Mention: realizar un análisis de reputación en redes sociales es sencillo con Mention. Sirve para descubrir todo lo que se ha dicho sobre determinada palabra o marca en redes sociales, blogs o plataformas de preguntas y respuestas como Yahoo Answers.
  • Topsy: para hacer un análisis específico de reputación en Twitter no existe mejor herramienta. Analiza todos los tweets lanzados sobre aquello que se desee buscar divididos en links, texto, fotos y vídeos e idiomas. Además, permite conocer los influencers que son activos en Twitter para todas las temáticas y palabras clave.
  • Twitter Analytics: la herramienta de analítica gratuita de Twitter. Tiene todas las métricas básicas de análisis de crecimiento de seguidores, alcance de los tweets, interacción de cada uno de ellos e incluso el número de veces que alguien ha hecho clic sobre un enlace.
  • Facebook Insights: similar a Twitter Analytics pero para páginas de Facebook. Prácticamente es la única herramienta necesaria para Facebook, ya que las estadísticas son muy avanzadas y permiten saber hasta el último detalle de cada publicación y de la evolución de la página. Es recomendable exportar los datos a Excel y ordenarlos allí.
  • ly: acortador de enlaces para llevar a cabo una medición de la cantidad de tráfico que generan las acciones en redes sociales. Además, sirve para acortar enlaces y ocupar menos espacio en Twitter, donde necesitaremos que los enlaces sean pequeños para tener más espacio dentro de los reducidos 140 caracteres que tenemos para escribir.
  • Simply Measured: herramienta con una versión gratuita muy potente para la analítica de todas las redes sociales. Extrae información de las cuentas de la empresa y crea automáticamente un informe completo que es suficiente para cualquier pequeña y mediana empresa y que sirve para saber si estamos en el buen camino con nuestra estrategia.
  • Bloonder: la realización de concursos es una de las acciones más habituales en redes sociales para conseguir aumentar el número de seguidores. Con Bloonder se pueden crear concursos a un precio muy reducido en Facebook y Twitter, además de que la herramienta es fácil de gestionar y controlar.
  • Google Analytics: a pesar de que no sea una herramienta de social media en sí, es clave para analizar el desempeño de nuestra estrategia. Deberemos ver cómo actúa el tráfico que proviene de las redes sociales, qué páginas visitan, cuánto tiempo están en ellas y qué redes sociales nos traen la mayoría del tráfico.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.