Solicitud de compensación de deudas tributarias no excusa el incumplimiento de acuerdos de pago

Cuando se hace un acuerdo de pago hay que cumplirlo, es decir, hay que pagar las cuotas pactadas, y en efectivo, por tanto, una solicitud de compensación de deudas tributarias no se puede considerar como un pago satisfactorio.

Los acuerdos de pago permiten a los contribuyentes morosos pagar cómodamente sus deudas, y como toda financiación y/o refinanciación, hay que cuidarla, pues de lo contrario el acuerdo de pago pierde su efecto y la Dian puede iniciar un cobro coactivo, o puede tomar medidas cautelares como el embargo de bienes.

Es por ello que el contribuyente no se puede equivocar en interpretaciones que lo lleven a incumplir un acuerdo de pago, como es el caso de entender que con la simple presentación de una solicitud e compensación queda satisfecha la obligación pactada en al acuerdo de pago.

Si bien la compensación de deudas tributarias con saldos a favor es una opción para extinguir la obligación tributaria, y una vez extinta la obligación el acuerdo de pago firmado queda sin objeto, esa compensación debe suceder primero,  y ella no sucede hasta que la Dian aprueba la solicitud de compensación presentada por el contribuyente.

Es por ello que se debe tener claro que no basta con la presentación de la solicitud de compensación, sino que se debe esperar a que la Dian la apruebe y proceda a compensar la deuda. Una vez compensada la deuda entonces ya no hay necesidad de seguir pagando las cuotas del acuerdo de pago, pero mientras tanto hay que pagarlas sagradamente.

Este error lo han cometido muchos contribuyentes, y uno de esos errores recientemente llegó hasta el Consejo de estado quien tuvo que aclarar lo obvio:

Conforme a la norma transcrita, las causales para que proceda dejar sin efecto la facilidad de pago son: no pagar alguna de las cuotas o el incumplimiento de las obligaciones tributarias surgidas con posterioridad a cargo del contribuyente. De manera que, una vez se presenta cualquiera de dichas causales, surge para el Administrador de Impuestos o el Subdirector de Cobranzas la facultad de dejar sin efecto la facilidad de pago, sin que esta facultad esté condicionada a ninguna otra situación diferente al incumplimiento. En el presente caso, consta en la resolución 00103 de 22 de junio de 2004 que la contribuyente no había aportado la prueba de pago de las cuotas 1 a 14 dentro de los plazos otorgados por la Resolución 427 de 2000, por lo tanto, tal hecho facultaba a la Administración para dejar sin vigencia la facilidad de pago, como en efecto lo hizo. Ahora bien, conforme a la norma expuesta el ejercicio de tal facultad no se suspende ni impide que se ejercite, por el hecho de que exista una petición de compensación, así como tampoco esta petición faculta al contribuyente para incumplir con un acuerdo de pago.

(…)

Es más, como lo precisó la Sala, ni siquiera la compensación oficiosa a la que se refiere el artículo 816 [par] del Estatuto Tributario procede por el solo hecho de coexistir en un mismo contribuyente las calidades de deudor y acreedor de obligaciones tributarias, sólo es obligatoria para la Administración, si el interesado presenta solicitud de devolución de saldos a favor  y existen deudas a cargo del solicitante. De acuerdo con lo anterior, ni la solicitud de compensación que efectuó la actora, ni su falta de respuesta, ni el hecho de que existiera un saldo a favor de la contribuyente sin compensar, la autorizaba para incumplir la facilidad de pago que la DIAN le había otorgado mediante la resolución 427 de 2000, así como tampoco impedía que la DIAN pudiera dejar sin efecto el acuerdo de pago [Sentencia del 28 de enero de 2010, expediente 16709].

Estos son los aparentemente pequeños errores de apreciación e interpretación de la norma que algunos contribuyentes suelen cometer, y que por supuesto les complica seriamente sus obligaciones tributarias.

El hecho de que la Dian le adeude a un contribuyente algún saldo a favor, no faculta al contribuyente para que se “cobre por la derecha” ese saldo a favor, puesto que le lay ha fijado unos procedimientos que los funcionarios de la Dian deben cumplir y que en efecto son muy buenos en eso.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.