Startup

En los últimos años, el avance tecnológico de la fibra óptica y la llegada de la denominada banda ancha inalámbrica a las redes digitales han supuesto un aumento incesante en la velocidad y cantidad de datos transmitidos por este medio. Las posibilidades que ofrecen estas y otras infraestructuras de comunicación (satélites, emisoras de radio o de televisión, antenas repetidoras), junto al constante crecimiento de la demanda de información que es preciso compartir en nuestros días, hace inevitable un desarrollo paralelo en las tecnologías derivadas de los procesos de transferencia digitales. Por todo ello, la previsión de contar con nuevas aplicaciones y programas informáticos que atiendan esta demanda, es un reto que las sociedades avanzadas tienen en un futuro inmediato.

Para este fin, se han creado las TIC o tecnologías de información y comunicación (ICT en inglés). Se refieren al desarrollo de medios de transmisión de información previa digital de textos, formatos de audio o de vídeo, utilizando para ello las redes convencionales o las redes telefónicas inalámbricas. El origen de esta información puede ser: internet, medios de comunicación audiovisuales, imágenes, fotos, archivos de audio; en definitiva, cualquier recurso en formato digital que necesitemos o deseemos transmitir con éxito a un receptor determinado. Resumiendo el proceso; primero recibimos una información en formato digital o disponemos de ella; en segundo lugar, una vez almacenada, la conformamos de modo conveniente para que, por último, la enviemos al receptor deseado.

Un ejemplo muy sencillo de este proceso es el de tomar una foto con una cámara digital, almacenarla en el ordenador y después enviarla por correo electrónico al destinatario que está en otro ordenador o utilizando un dispositivo móvil.

En este contexto, han tenido un papel decisivo las empresas denominadas "startup" tecnológicas. Su principal materia prima es el talento de sus promotores en concebir una idea nueva que pueda tener una aplicación práctica muy útil o que atienda una necesidad no cubierta por las grandes compañías del sector. Hablamos pues de innovación y de ánimo emprendedor, las dos características principales de este tipo de compañías. En muchos casos no ha sido necesaria una gran inversión en términos económicos para poner en marcha un nuevo proyecto; al contrario, el capital esencial ha sido el entusiasmo creador de sus fundadores.

Son empresas pequeñas o medianas con gran agilidad para acometer nuevos proyectos o ideas y capacidad para desarrollarlos en breve plazo, innovando y compitiendo con los colosos del sector, creando al tiempo nuevos mercados de usuarios. Estas jóvenes empresas, a veces formadas por amigos, cuentan entre sus miembros a expertos programadores que son capaces de crear, por ejemplo, un software para chatear, o que permite ver un partido de fútbol en un móvil, sólo adecuando un input digital a determinado receptor final que dispone de un lenguaje distinto del original. Esta transformación o adecuación se realiza por lo general en un ordenador, compatibilizando ambos sistemas mediante un protocolo específico que hay que crear en ese determinado momento y para ese fin exclusivo. Es indispensable pues estar muy al día en programación de dispositivos, que usan tanto redes fijas como inalámbricas, para llegar a todo tipo de usuarios, empresas y particulares.

Es ya una realidad incontestable el magnífico futuro de creación de puestos de trabajo que las nuevas tecnologías ofrecen en los países occidentales y en las economías emergentes. El declive de otros procesos industriales obsoletos, o económicamente inviables, como ha sido el caso de la siderurgia, invitan a potenciar el recurso principal de todas y cada una de las naciones: el ingenio y la creatividad de su gente.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.