Subsidios; ¿para sobrevivir o para cambiar de negocio?

¿Deben los subsidios buscar que el subsidiado apenas sobreviva o que cambie a un negocio rentable?

Nuestra respuesta es obvia puesto que en varias oportunidades hemos expresado nuestra crítica a los modelos tradicionales de subsidios, por cuanto no solucionan el problema de fondo y sólo acrecienta una eterna dependencia.

Aunque es evidente que en algunos sectores estratégicos  como los que tiene que ver con la alimentación, la salud o la educación  los subsidios son necesarios, en otros casos aunque  necesarios no son prudentes.

En sectores no estratégicos como ciertas industrias o el turismo, recurrir a los subsidios para permitirles sobrevivir no conlleva a ninguna solución, puesto que el problema sigue.

El problema de una industria en crisis es que no es productiva, no es rentable, y los subsidios no harán que sea rentable o productiva, simplemente permitirá que sobreviva con dinero ajeno, por lo que alguien más terminará pagando la ineficacia de un negocio equivocado, obsoleto, fracasado.

Los subsidios deberían estar dirigidos a conseguir que quien esté embarcado en un negocio improductivo pueda evolucionar a otra forma de negocio que si sea productiva.

Si un negocio ya no es rentable la respuesta obvia y lógica es cambiar de negocio, y es allí donde el estado protector debería apoyar con subsidios o financiamiento.

Persistir en un negocio que sobradamente se ha probado que no es rentable, no es lo más sabio que se pueda hacer. En los negocios se tiene que ser razonable y más si lo que está en juego es dinero público como en lo subsidios.

Lamentablemente en la mayoría de los casos los subsidios obedecen a grandes intereses económicos  y políticos, por lo que se crea entorno a ellos una especie da mafia entre empresarios, políticos y gobierno que garantizan un flujo constante de subsidios hacia sectores que no retribuyen en nada a la economía la ayuda que se les da, simplemente se convierten en barriles sin fondos.

Por lo general en torno a los subsidios se forman grandes redes de logística, aprovisionamiento y asesoramiento que en últimas son quienes más se benefician de los subsidios y  al beneficiario apenas le corresponde algo.

Los subsidios terminan convirtiéndose en una forma de negocio más, rentable eso si para quienes conforman la red interviniente en la gestión de los subsidios.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.