¿Podrán los padres biológicos elegir a los padres adoptantes y entregarle el menor directamente a él?

Aunque pareciere un tema superado, es especialmente recurrente las inquietudes de nuestros amables visitantes en cuanto a la posibilidad que tengan los padres biológicos de elegir los padres adoptantes, inquietudes que surgen a menudo entre familiares y conocidos, donde uno de los dos, o ambos padres biológicos, por especiales razones de confianza, cercanía, conocimiento, desprendimiento parcial o seguridad, entre muchas, “quieren entregar su hijo a un familiar o un amigo en particular”.

Preguntas frecuentes sobre la adopción de niños

No obstante los esfuerzos por tratar lo más elementalmente posible el tema desde la óptica legal, no puede ignorarse que el tema de la Adopción de Niños se encuentra irrescindiblemente atado a la  psicología en cuyos campos no incursionamos más allá que como meros referentes, pero que como lo vivimos en el diario trasegar profesional y así lo establecemos en los recorridos por los diferentes sitios web especializados- de donde hemos tomado algunas citas-, siempre quedan toda una suerte de inquietudes sueltas o no, que tratamos de agrupar y de responder de la forma más general posible, en la seguridad que no corresponden a todas:

¿Es posible escoger al niño para adoptar?

Es quizás la más recurrente de las inquietudes de los futuros adoptantes, ya que en una decisión cuyas consecuencias son para toda la vida, convergen tanto sentimientos como emociones diversos que se polarizan desde al altruismo absoluto hasta la particular prioridad en satisfacer necesidades personales o de pareja, unas y otras en principio válidas pero que han dado una serie de matices a la Institución de la adopción de niños como tal.

Inicio y etapas del proceso de adopción de menores

Los colombianos y extranjeros residentes en el País, deberán dirigirse a la dependencia del ICBF más cercana a su sitio de residencia: Centros Zonales, Regionales o Seccionales; Casas de Adopción o IAPAS autorizadas por el ICBF; Grupo de Adopciones de la Subdirección de Intervenciones Directas del ICBF, en Bogotá.

Actuaciones administrativas sobrevinientes a la sentencia de adopción

Entre las distintas actuaciones, deberes y obligaciones a cargo de ICBF sobrevinientes a la sentencia de adopción, nos detendremos en las dos que por su significancia y trascendencia, se consideran de mayor importancia.

Seguimiento Post adopción

Trámite judicial para la adopción de niños

Cumplido el trámite administrativo por el ICBF, con las evaluaciones y documentación correspondiente, procede entonces para el (los) solicitante (s), a través de Apoderado Judicial, adelantar el Proceso Judicial de Adopción ante el Juez de Familia, Promiscuo de Familia, o, a inexistencia de estos, ante el Juez de Circuito del domicilio de la persona o entidad a cuyo cargo esté el cuidado del niño.

Trámite administrativo para la adopción de menores

Verificado el cumplimiento de los requisitos legales del solicitante, en cuanto tener por lo menos cumplidos 25 años de edad y al menos 15 años más que el adoptable, deviene para aquel, el cumplimiento del Trámite Administrativo de Idoneidad Física, Mental, Moral y Social que podrá ser adelantado gratuitamente en el ICBF o a costos regulados por este, en cualquiera de las Instituciones Autorizadas para la Adopción -IAPAS– en el País, y cuya duración se estima en aproximadamente tres (3) meses.

Documentos que se deben adjuntar con la solicitud de adopción

Con la salvedad que estos pudieren variar en un momento determinado atendiendo especiales circunstancias del solicitante, de orden público, o de conveniencia para el niño en estado de adoptabilidad, por lo general, los documentos que deben acompañar la solicitud de adopción, son:

Procedencia administrativa de la adopción de niños

La evaluación de la situación de riesgo y la consecuente procedencia para la adopción de niños está a cargo exclusivo del ICBF, que al efecto ha delimitado dicha procedencia en circunstancias estándares, o excepcionales, de la siguiente forma:

Régimen de la adopción en Colombia

Curiosamente el régimen para la adopción de niños en nuestro país, escapa a la orientación mundial única de anclarse en la sentencia judicial, para edificarse en dos etapas claramente diferenciadas, una meramente administrativa a cargo del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar por la que se declara la “adoptabilidad del niño”, y luego, casi por fuerza de ella misma, inicia una etapa judicial a cargo de los jueces de familia para el decreto de “adopción del niño” ajustándose quizá al estándar internacional, pero sin dejar de lado, la definición legal  del Artículo 61 de la Ley 1098 de 2006, en cuanto que la adopción es “…una medida de protección…” circunstancias que han sido objeto de crítica, debate y censura en distintos escenarios al considerarse que el desarrollo del proceso de adopción en etapas donde intervienen autoridades de diferente naturaleza de manera no claramente articulada, va en contravía de la  garantía en el seguimiento por el respeto, observancia e invulnerabilidad de los derechos de los niños.