Método de depreciación por reducción de saldos

Los activos fijos se pueden depreciar utilizando diferentes métodos que buscan determinar la alícuota a depreciar cada año, y uno de esos métodos es la reducción de saldos.

La depreciación por reducción de saldos busca que en los primeros años la depreciación sea mayor que en los últimos años, por cuanto el saldo a depreciar va disminuyendo con el valor depreciado año a año, y cada año se calcula al depreciación sobre el saldo reducido, lo que hace que la cuota sea menor toda vez que se utiliza el mismo factor sobre una base reducida año a año.

Combinación de los métodos individual y general para la provisión de cartera

Fiscalmente la provisión para deudas de dudoso o difícil cobro se determina mediante los métodos individual y general, regulados por los artículos 72 al 78 del Decreto 187 de 1975 donde se establece los requisitos, rangos de vencimiento y porcentajes; métodos que generalmente son utilizados en forma excluyente, sin embargo es posible su combinación.

No es procedente depreciar la propiedad, planta y equipo no utilizada porque presenta daños

Para la realización de su actividad económica principal las organizaciones empresariales del sector industrial, minero, energético, comunicaciones y servicios (salud), necesariamente deben utilizar equipos y maquinarias con el fin de obtener ingresos, presentándose una relación directa entre el uso de esa propiedad, planta y equipo y la generación de los ingresos operacionales.

Depreciación no contabilizada en ejercicios económicos anteriores se puede registrar y deducir del impuesto sobre la renta

Existen casos en los cuales los entes económicos contribuyentes del impuesto sobre la renta por negligencia o estrategia no contabilizan el costo o gasto por depreciación de la propiedad planta y equipo y mucho menos solicitan la deducción en el año gravable en que correspondía, debiendo manejar la omisión de una forma diferente en cuanto al registro de la depreciación omitida y su pretendida deducción.

Depreciación acelerada según la norma tributaria

El artículo 140 del estatuto tributario considera la depreciación acelerada cuando los activos objetos de depreciación son utilizados largas jornadas diarias, lo que supone incrementa el desgaste por uso que debe ser reconocido por el contribuyente.

Contabilización de un bien totalmente depreciado que está en uso y posteriormente se da de baja

La utilización de un bien totalmente depreciado es uno de los hechos económicos que normalmente no se registran en la contabilidad, dejando de reflejar potenciales generadores de recursos, disminuyendo el control interno en ese tipo de activos y el control efectivo en los futuros ingresos.

La cuota de salvamento es una práctica entrada en desuso

En las escuelas de contabilidad al enseñar sobre la depreciación, se suele hablar de la cuota de salvamento, algo que hoy está en desuso debido básicamente a su inconveniencia respecto al tema fiscal.

La cuota de salvamento permite que el activo no sea depreciado en su totalidad, de modo que al finalizar la vida útil del activo queda un valor residual en libros.

Depreciación como ahorro que disminuye la carga tributaria

Los contribuyentes del impuesto sobre la renta podrán declarar como costo y/o deducción  el valor de la depreciación registrada anualmente en los libros de contabilidad, con ese tratamiento reducen la base gravable del impuesto, disminuyen la carga tributaria y la utilidad neta, representando un ahorro para la reposición de los bienes depreciables.

Depreciación en línea recta

La depreciación en línea recta es uno de los métodos de depreciación más utilizados, principalmente por su sencillez, por la facilidad de implementación.

Depreciación de activos en tránsito

Nos consultan nuestros lectores respecto a la depreciación de activos que se encuentran en tránsito.

La respuesta corta es que no.

¿La razón?

La depreciación tiene como finalidad principal reconocer el desgaste que sufre el activo por su utilización, o el aporte que hace a la generación de ingresos con su utilización, utilización que implica un deterioro, un gasto que debe ser asociado al ingreso generado por el activo.