Coeficiente de Gini

En 1912 Corrado Gini, un estadístico italiano, ideó un método para la medición de la desigualdad de una distribución. Este método recibió el nombre de coeficiente de Gini. Se trata de un método utilizado para la medición de cualquier distribución desigual, siendo utilizado en Ingeniería, Ciencias de la Salud, Química, Ecología, etc. No obstante, en Economía es donde el coeficiente de Gini tiene mayor protagonismo. En este caso se utiliza para medir la desigualdad en la distribución de los ingresos dentro de un país dado. También es utilizado para medir la desigualdad en la distribución de la riqueza.

La paradoja de Easterlin

El economista Richard Easterlin publicó en 1974 un artículo llamado “Does Economic Growth Improve the Human Lot? Some Empirical Evidence”. En él, ponía en duda la teoría comúnmente aceptada de que a mayores ingresos, mayor felicidad.

El papel de los lobistas

En Colombia, en Estados unidos y en cualquier país existen personajes conocidos como lobistas, o “lobbyist”, que se dedican a tratar de influenciar principalmente a los legisladores (congresistas) en favor de los intereses que representan.

Laissez Faire

El concepto Laissez Faire proviene de la expresión francesa     Laissez faire et laissez passer, le monde va de lui même que se podría traducir como “Dejad  hacer, dejad pasar, el mundo funciona por sí mismo”. Fue utilizada por primera  vez  en el siglo  XVIII, por el   fisiócrata francés Jean-Claude Marie Vicent de Gournay, contra el intervencionismo económico  de los gobiernos de la época. Se trata de una doctrina económica (fisiocracia)  construida sobre  tres pilares fundamentales:

Competitividad fiscal

Hoy en día, un país no sólo debe ser competitivo en educación, tecnología, infraestructura, institucionalidad, cultura, etc., sino que se está imponiendo la obligación de ser también competitivo en el aspecto fiscal como una herramienta para conseguir la anhelada y en muchos casos criticada inversión extranjera.

Presión fiscal

La presión fiscal   es el cociente entre  la recaudación fiscal y el producto interior bruto (PIB), de un país. En el capítulo de recaudación fiscal se incluyen  los impuestos directos (impuesto sobre la renta, patrimonio, etc.), los impuestos indirectos o impuestos al consumo y en algunos casos  las cotizaciones a la seguridad social. Hay  algunos expertos que  apuntan  que es más preciso hablar de la  presión fiscal como el porcentaje del gasto público respecto al PIB.

¿Bajar impuestos o disminuir el gasto público?

Cuando un país se enfrenta a una crisis económica, de deuda, donde lo que ingresa no compensa lo que sale, surgen soluciones como subir la  presión fiscal que demostrado está no ayuda a que la economía levante cabeza, por lo que aparecen propuestas menos ortodoxas como disminuir los impuestos o disminuir el gasto público, o hasta los dos.

I+D

I+D es la abreviatura de la expresión "investigación y desarrollo". Esta hace referencia a la investigación científica, sea en ciencia básica o en ciencias aplicadas, así como al desarrollo de tecnologías. Se trata de una combinación ventajosa desde el punto de vista empresarial, así como desde los puntos de vista científico y técnico. Y es que las empresas pueden aumentar sus ventas invirtiendo en I+D. A su vez, los centros dedicados a la investigación, tales como las universidades, ven aumentar sus ingresos, lo les permite continuar con su labor investigadora. El objetivo de la I+D es la obtención de más conocimientos a través de la aplicación de los métodos y actividades científicas.

Propensión marginal al consumo

El consumo medio de cualquier persona está supeditado a su capacidad económica. Lo que mide la propensión marginal al consumo (PCM), es el crecimiento de este consumo cuando incrementa la renta. O lo que es lo mismo, mide empíricamente el consumismo inducido por los ingresos adicionales (marginales). Esta relación entre consumo e ingresos se puede extrapolar en macroeconomía a conceptos de ahorro, importaciones y exportaciones, inversiones…

El sistema de salud en Colombia. Antes y después

Al que le toca andar a pie, quiere bestia. El que tiene bestia, quiere cicla. El que tiene cicla quiere moto. El que tiene moto, quiere carro y el que tiene Spark quiere Audi. Ese deseo de progreso, de tener lo mejor, es natural. ¿Pero que es mejor: andar a pie o tener moto, aunque no se tenga el Audi?