¿Cómo queda la firmeza de las declaraciones de IMAS después de la ley 1819 de 2016?

¿Cambió la firmeza de las declaraciones del IMAS con la modificaciones que la ley 1819 de 2016 hiciera sobre a las normas que gobiernan el término de firmeza de las declaraciones tributarias?

Antes de la reforma tributaria el artículo 335 del estatuto tributario señalaba:

Término de firmeza de la declaración de Iva (Impuesto a las ventas)

Por regla general una declaración tributaria queda en firme a los tres años (luego de la ley 1819 de 2016) contados desde la fecha de vencimiento para declarar, o desde la fecha de presentación si se hizo extemporáneamente, pero en el caso de la declaración de Iva (y de retención en la fuente), el tiempo de firmeza puede ser diferente por cuanto está sujeta a la firmeza de la declaración de renta del año que le corresponde.

Firmeza de las declaraciones tributarias pasó de dos a tres años

Con la expedición de la ley 1819  de 2016 se amplió o extendió el término de firmeza de las declaraciones tributarias, que pasa de dos años a tres años.

El artículo 714 del estatuto tributario fue modificado, lo mismo que el artículo 147 del estatuto, el cual versa sobre las pérdidas fiscales.

Firmeza de la declaración de Iva que presenta saldo a favor cuando la declaración de renta no presenta saldo a favor

Por cuenta del artículo 705-1 del estatuto tributario, el término de firmeza para una declaración de Iva, será el mismo que el de la declaración de renta que corresponda al periodo de Iva en cuestión (Pareciera que los dos estuvieran “amarrados”), pero se puede dar el caso en que la declaración de Iva genere un saldo a favor y la de renta no, por lo que los tiempos de firmeza pueden ser distintos en caso que se solicite en devolución el saldo a favor de Iva. ¿Cómo se resuelve esta situación?

Firmeza de las declaraciones de IVA y retención cuando en la declaración de renta se han compensado pérdidas fiscales

El término que tiene la DIAN para notificar un requerimiento especial, en términos generales, es de 2 años contados a partir del vencimiento legal. Lo anterior, salvo que operen suspensión de los términos  ya sea por inspección tributaria o emplazamiento para corregir.

El pago y la firmeza de las declaraciones de IMAS

El artículo 335 del Estatuto Tributario señala:

“Art. 335. Firmeza de la liquidación privada. La liquidación privada de los contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios que apliquen voluntariamente el Sistema de Impuesto Mínimo Alternativo Simple -IMAS-, quedará en firme después de seis meses contados a partir del momento de la presentación, siempre que sea debidamente presentada en forma oportuna, el pago se realice en los plazos que para tal efecto fije el Gobierno Nacional y que la Administración no tenga prueba sumaria sobre la ocurrencia de fraude mediante la utilización de documentos o información falsa en los conceptos de ingresos, aportes a la seguridad social, pagos catastróficos y pérdidas por calamidades, u otros.

Firmeza de las declaraciones tributarias corregidas por el contribuyente

Cuando se trata de una declaración tributaria  que ha sido corregida por el contribuyente, surge la inquietud respecto a la firmeza de esta, en el sentido que se podría pensar que el término de firmeza se ampliaría.

En primer lugar hay que aclarar que existen dos tipos de correcciones:

Firmeza de una declaración de renta que arroja un saldo a favor

Una declaración de renta que arroja un saldo a favor, respecto a su firmeza está sometida a un tratamiento particular contemplado por el artículo 714 del estatuto tributario.

La declaración que arroje saldo a favor en principio está sometida a los términos generales de firmeza contemplados por el artículo 714, esto es dos años contados desde la fecha de vencimiento del plazo para declarar o desde la fecha en que se presenta si se hace por fuera de los plazos estipulados por el gobierno nacional.

Firmeza de las declaraciones del impuesto sobre las ventas y de retención en la fuente

La administración impuestos deberá notificar el requerimiento especial a más tardar dentro de los dos años siguientes a la fecha del vencimiento del plazo para declarar. En el evento que la declaración inicial se haya presentado en forma extemporánea los dos años se contarán a partir de la fecha de presentación, y cuando se presente un saldo a favor del contribuyente, el requerimiento deberá notificarse a más tardar dos años después de la fecha de presentación de la solicitud de devolución o compensación respectiva; vencido el término para notificar el requerimiento especial la declaración tributaria quedará en firme.

Declaración tributaria que se encuentre en firme no se puede dar por no presentada

Las causales para dar por no presentada una declaración tributaria están señaladas en los artículos 579-2 y 580 del Estatuto Tributario, el primero es el caso en que se debe presentar utilizando el sistema electrónico y se hace por medio litográfico y en el segundo hay varias causas: la no presentación de la declaración en los lugares señalados para el efecto, la no inclusión de los factores necesarios para identificar las base gravables, la ausencia de la firma del declarante, la ausencia de la firma del Revisor Fiscal o Contador cuando exista la obligación legal de incluirla o cuando la declaración de retención en la fuente se presente sin pago.