Tarifa de retención en la fuente a título de renta por concepto de honorarios y comisiones

El artículo 45 de la Ley 633 de 2000 modificó el inciso tercero del artículo 392 del Estatuto Tributario, él cual señala que “la tarifa de retención en la fuente para los honorarios y comisiones, percibidos por los contribuyentes no obligados a presentar declaración de renta y complementarios, es el diez por ciento (10%) del valor del correspondiente pago o abono en cuenta”; igualmente autorizó al Gobierno Nacional para fijar la tarifa de retención en la fuente para los contribuyentes obligados a declarar.

El Gobierno Nacional mediante la expedición del artículo 1 del Decreto 260 de 2001, reglamentó el tema en cuestión al señalar que:

“(…)

La tarifa de retención en la fuente a título de impuesto sobre la renta, sobre los pagos o abonos en cuenta por concepto de honorarios y comisiones de que trata el inciso tercero del artículo 392 del Estatuto Tributario, que realicen las personas jurídicas, las sociedades de hecho y las demás entidades y personas naturales que tengan la calidad de agentes retenedores en favor de los contribuyentes del impuesto sobre la renta que sean personas jurídicas y asimiladas, es el once por ciento (11%) del respectivo pago o abono en cuenta.

Cuando el beneficiario del pago o abono en cuenta por honorarios o comisiones, sea una persona natural la tarifa de retención es del diez por ciento (10%). No obstante lo anterior, la tarifa de retención en la fuente sobre los pagos o abonos en cuenta por honorarios y comisiones en favor de personas naturales será del once por ciento (11%) en cualquiera de los siguientes casos:

a)    Cuando del contrato se desprenda que los ingresos que obtendrá la persona natural beneficiaria del pago o abono en cuenta superan en el año gravable el valor de 3.300 UVT.

b)   Cuando los pagos o abonos en cuenta realizados durante el ejercicio gravable por un mismo agente retenedor a una misma persona natural superen en el año gravable el valor de ochenta y ocho millones de 3.300 UVT. En este evento la tarifa del once por ciento (11%) se aplicará a partir del pago o abono en cuenta que sumado a los pagos realizados en el mismo ejercicio gravable exceda dicho valor.

Como se puede observar, los contribuyentes no obligados a presentar declaración de renta y complementarios, se les debe aplicar el 10% y a los contribuyentes obligados a declarar, como es el caso de las personas jurídicas la tarifa de retención en la fuente es del 11% del respectivo pago o abono en cuenta; igual tarifa procederá cuando se trate personas naturales que cumplan cualquiera de las dos condiciones mencionadas anteriormente; en relación al tema, la administración de impuesto interpreto en concepto 023562 del 13 de marzo de 2001:

“(…)

Por consiguiente si no se dan los citados presupuestos la retención será del diez por ciento (10%) sobre el respectivo pago o abono en cuenta, sin que sea necesario que la persona natural, beneficiaria del pago o abono en cuenta acredite ante el agente retenedor su calidad de declarante o no declarante.

En este orden de ideas, se puede presentar el caso de personas naturales que están obligadas a declarar, pero no cumplen ninguna de las dos condiciones señaladas en el artículo 1 del Decreto 260 de 2001, no obstante se deberá aplicar retención en la fuente a la tarifa del 10%, teniendo en cuenta la posición de la administración de impuestos (artículo 264 de la ley 223 de 1995).

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.