Listo para tercer debate en la Cámara proyecto de ley sobre presunción de donación de órganos para trasplantes – Primera parte

Se trata del proyecto de ley 091 de 2014, por medio del cual se modifican las leyes 73 de 1988 y 919 de 2004 en materia de donación de órganos, tejidos y otros componentes anatómicos para fines de trasplantes u otros usos terapéuticos.

Como es sabido por algunos de nuestros lectores, la ley 9 de 1979 en su Título IX, el cual comprende los artículos 515 a 547, regula todo lo relacionado con las defunciones, el traslado de los cadáveres, las autopsias (o necropsias), la inhumación y exhumación de cadáveres, los trasplantes y el control de especímenes.

El tema de la donación o traspaso de órganos, tejidos y líquidos orgánicos de cadáveres o de seres vivos para trasplantes u otros usos terapéuticos los regula en los artículos 540 y siguientes.

El texto del artículo 540 es el siguiente:

“Cualquier institución de carácter científico, hospitalario o similar, que se proponga emplear métodos de trasplantes o utilizar los elementos orgánicos con fines terapéuticos, deberá obtener de la autoridad sanitaria la licencia correspondiente, previa comprobación de que su dotación es adecuada, sus equipos científicos capacitados y que por investigaciones y experiencias aceptadas universalmente, el acto terapéutico no constituirá un riesgo, distinto de aquel que el procedimiento conlleve, para la salud del donante o del receptor.

PARAGRAFO. Sólo se podrá autorizar la utilización de los elementos orgánicos a que se refiere este artículo, cuando exista consentimiento del donante, del receptor, consentimiento de los deudos o abandono del cadáver.

Pues bien, actualmente cursa en el Congreso de la República un proyecto de ley con el cual se busca ampliar la presunción legal de donación de órganos, tejidos y componentes anatómicos para fines de trasplantes u otros usos terapéuticos.

Para tal fin, la iniciativa, que ya va para tercer debate en la Cámara, modifica el texto del parágrafo del Art. 540 que se viene de transcribir, el cual quedaría así:

Parágrafo. Solo se podrá proceder a la utilización de los órganos, tejidos, componentes anatómicos y líquidos orgánicos a que se refiere este artículo, cuando exista consentimiento del donante libre, previo e informado o presunción legal de donación. (He resaltado la modificación)

Como puede advertirse, en la reforma ya no se habla simplemente de la utilización de elementos orgánicos, sino que se refiere expresamente a la utilización de órganos, tejidos, componentes anatómicos y líquidos orgánicos. Así mismo, la disposición introduce expresamente el concepto de presunción legal de donación. Y algo muy importante: se suprime la necesidad de contar con el consentimiento del receptor y de los deudos de la persona fallecida.

Por otra parte, el proyecto propone modificar el art. 2º de la ley 73 de 1973, cuyo texto es del siguiente tenor:

“Artículo 2°. Para los efectos de la presente Ley existe presunción legal de donación cuando una persona durante su vida se haya abstenido de ejercer el derecho que tiene a oponerse a que de su cuerpo se extraigan órganos o componentes anatómicos después de su fallecimiento, si dentro de las seis (6) horas siguientes a la ocurrencia de la muerte cerebral o antes de la iniciación de una autopsia médico-legal, sus deudos no acreditan su condición de tales ni expresan su oposición en el mismo sentido.  (El texto puesto con subrayas fue declarado exequible por la Corte Constitucional mediante sentencia C-933 de 2007).

El siguiente sería el nuevo texto del art. 2º de la ley 73 de 1973

Artículo 2°. Para los efectos de la presente ley existe presunción legal de donación cuando una persona durante su vida se haya abstenido de ejercer el derecho que tiene a oponerse a que de su cuerpo se extraigan órganos, tejidos o componentes anatómicos después de su fallecimiento.

La novedad consiste en que se introduce el término tejidos  y se precisa aún más el concepto de presunción legal de donación, al suprimir el plazo de seis horas que contiene la norma actualmente vigente para que los familiares del difunto se hagan presentes y se opongan a dicha donación. O sea, que el único que podría oponerse (en vida claro está) a que de su cuerpo se extraigan órganos, tejidos, etc., es el potencial donante, pero no sus deudos, salvo que aquél le haya comunicado a éstos su oposición.

La iniciativa en comento contempla igualmente  que la persona podrá oponerse a la presunción legal de donación, mediante escrito presentado ante: a) El Instituto Nacional de Salud, b) Las Secretarías de Salud de las Alcaldías; c) Notario, autenticando firma y contenido; d) Por manifestación expresa que se le ha realizado a la EPS en el momento de consulta con el médico general.

Así mismo, indica que las EPS tendrán la obligación a través de los médicos generales de preguntar a sus afiliados si se oponen a ser donantes de órganos después de su fallecimiento. El médico general, en la consulta, deberá explicarle al afiliado, de forma clara, en que consiste la donación de órganos de un fallecido.

De la misma manera, el proyecto precisa que el interesado podrá manifestar en vida, su voluntad de no ser donante de órganos, a alguno de sus familiares o de los profesionales que le han atendido en la entidad de salud, lo cual deberá quedar registrado en las notas de evolución, notas de enfermería o en la historia clínica.

Dicha oposición podrá referirse a todo tipo de órganos o solamente a alguno de ellos y será respetada. En el caso de que se trate de menores de edad o personas incapacitadas, la oposición podrá hacerse constar por quienes hubieran ostentado en vida de aquellos su representación legal, conforme a lo establecido en la legislación civil.

Señala el proyecto en trámite por la Cámara que el Gobierno a través del Ministerio de Salud, o quien haga sus veces, implementará estrategias de información a la población que sean claras, objetivas, idóneas y oportunas, sobre la existencia de la presunción legal de donación, las implicaciones de la ablación de órganos o tejidos, el derecho de oposición a la presunción legal de donación y los mecanismos para manifestarlo.

Con tal fin, dispone la propuesta que el cinco por ciento (5%) de la pauta oficial del horario triple A deberá destinarse a promocionar la donación de órganos y tejidos.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.