Terminación del contrato de trabajo por disminución de ventas o producción

¿Si se disminuyen los ingresos, las ventas o la producción  de mi empresa o negocio puedo terminar el contrato de trabajo a mis empleados?

Cuando se inicia un negocio existe la incertidumbre sobre el futuro financiero de la empresa, lo que puede comprometer la capacidad para pagar los salarios a los trabajadores, y allí es cuando un empresario se puede preguntar si puede terminar el contrato de trabajo a sus empleados por cuenta de la disminución de los ingresos o de las ventas, o de la utilidad.

Sin duda que para el empresario no es fácil firmar un contrato de trabajo por un determinado tiempo cuando no está seguro de si en un futuro próximo podrá pagarles a sus trabajadores, y se presentan situaciones como la que nos plantea un lector, que a continuación transcribimos:

«¿Se podría colocar en un contrato individual de trabajo a término fijo inferior a un año, como clausula o parágrafo Terminación de contrato, que si por una etapa en la cual la empresa presente baja producción se pueda realizar recorte de personal?»

En nuestro criterio ello no es posible, por cuanto la ley de forma expresa señala cuáles son las justas causas que permiten al empleador dar por terminado un contrato de trabajo, y entre esas justas causas no está la situación financiera, de ventas o de producción de la empresa.

Es cierto que en el contrato de trabajo o en el reglamento de trabajo se pueden incluir algunas causas adicionales a las estimadas por la ley para terminar justificadamente un contrato de trabajo, pero dichas causas deben corresponder a conductas del trabajador calificadas como graves,  y de ninguna manera la disminución de ventas o de producción puede ser una conducta imputable al trabajador, de manera que no hay posibilidad alguna de pactar tal cosa.

Además, debemos recordar que el artículo 28 de código laboral establece que el trabajador o debe asumir ni los riesgos ni las pérdidas de la empresa, de manera que si esta sufre una pérdida o una disminución de sus ingresos o  patrimonio, la consecuencia no la debe asumir el trabajador.

Por supuesto que si la producción o las ventas disminuyen y la empresa pierde la capacidad financiara para asumir los gastos de su nómina, puede despedir a los trabajadores que considere necesario, pero el despido será injusto y en consecuencia debe pagar la respectiva indemnización.

Es por ello que antes de iniciar un negocio se deben hacer los estudios necesarios para evitar situaciones de este tipo, y además dentro del presupuesto que se haga se debe considerar un rubro que cubra los sueldos de los trabajadores por un determinado tiempo prudencial, o en su defecto lo necesario para pagar las indemnizaciones respectivas.

De otra parte, si no existe certeza sobre el futuro del negocio, o si de antemano se sabe que durante una temporada del año la actividad de la empresa disminuirá considerablemente, el camino a seguir es firmar contratos cortos que coincidan con los  picos de actividad, o que cubran el tiempo razonable que requiere el negocio para saber si es rentable o no.

En este punto cobra importancia una planeación financiera para definir cuál es el contrato de trabajo ideal para aquellos negocios que apenas inician o que tienen un futuro incierto.

Por ejemplo, un contrato de trabajo de 3 meses de duración puede ser demasiado si al primer mes de actividad hay que cerrar el negocio, pues habrá que pagar una indemnización correspondiente a 2 mes de salario, por lo que tal vez sería mejor un contrato indefinido en el cual la indemnización será de un mes sin importar si termina el contrato al mes, dos meses, 6 meses o al año.

Consulte: En los contratos a término indefinido, la indemnización por despido injustificado es de 30 días por el primer año.

Resulta evidente la necesidad de incluir los costos laborales en el estudio de factibilidad de cualquier negocio, y es claro que en el estudio de viabilidad hay que considerar todas las posibilidades, puesto que en caso que las cosas no marchen bien,  se debe presupuestar un cierre ordenado.

Conozca sus derechos laborales como trabajador o empleador: Guía Laboral 2017.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Manuel botero dice:

    Esa es una situacion de ocurrencia comun especialmente en empresas con productos de consumo ciclico pronunciado.
    El manejo no es por el lado legal sino de costos y hay modelos sencillos que maneja el ingeniero industrial para determinar en esos casos el manejo de la contratacion combinada con los unventarios.
    Si la reduccion de ventas es persistente y continua, grave. O liquida o liquida sin justa causa. Mejor en esos casos tercerizar.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.