Terminación por mutuo acuerdo y conciliación contencioso-administrativa en materia tributaria, aduanera y cambiaria

La nueva reforma tributaria  ley 2155 del 14 de septiembre de 2021 en sus artículos 46 y 47, trae nuevamente como en todas las reformas tributarias que anteceden, la terminación por mutuo acuerdo de los procesos administrativos tributarios, aduaneros y cambiarios, que se encuentren comenzando discusión  en vía gubernativa; también podrán conciliarse aquellos que se encuentren más adelantados, con demandas de nulidad y restablecimiento del derecho en la vía Contenciosa-Administrativa; en ambos casos la Dian está facultada para rebajas sustanciales hasta del 80% de las sanciones, intereses y actualizaciones, que resultan muy atractivas para el contribuyente.

Me hace reflexionar nuevamente este tipo de estímulos que ya se volvieron  recurrentes en nuestra legislación tributaria, en especial con aquellos contribuyentes y profesionales de la Contaduría y del Derecho, que se quejan de los requerimientos de la Dian y de las onerosísimas sanciones, intereses y actualizaciones, contenidas en el Estatuto Tributario, pero que no avizoran como aquí obtienen cuantiosas rebajas de las mismas, solo si nos animamos a comenzar procesos de discusión iniciando en la vía gubernativa ante la Dian y continuando  en juzgados o tribunales administrativos, tribunales contenciosos administrativos  o Consejo de Estado.

Es apenas obvio que no controvierten o adelantan discusiones ante la Dian o jurisdicción contenciosa, ya sea por desconocimiento o por los mismos temores del contribuyente ante la falta de más información. Enfrentar estos procesos de discusión, es ganar tiempo valioso, proteger la liquidez de la empresa, no poner en riesgo su objeto social,  dado las distintas oportunidades que nos otorga el debido proceso contemplado en el artículo 29 Constitucional…El debido proceso se aplicará a toda clase de actuaciones judiciales y administrativas. Nadie podrá ser juzgado sino conforme a leyes preexistentes al acto que se le imputa, ante juez o tribunal competente y con observancia de la plenitud de las formas propias de cada juicio. Los artículos 46 y 47 de la Ley 2155 es reiteradamente un ejemplo, de por qué si vale la pena discutir y por qué son decisiones financieras muy rentables, acogerse a estos beneficios.

Igualmente para la DIAN, la importancia radica en la posibilidad de zanjar discusiones largas y desgastantes que en nada ayudan a sus verdaderos objetivos misionales y recuperar además la cuantiosa cartera, que hoy asciende a 10 billones de pesos,  para mejorar el flujo de caja y liquidez de la Nación. Quiere decir, que estas oportunidades son importantes y buenos negocios que traen  grandes beneficios para ambas partes. No favorecen además a la Dian las estadísticas en el consejo de estado, donde se resuelven en última instancia las demandas de nulidad y restablecimiento del derecho.

Aquí lo que no se puede descuidar y debe prestarse mucha atención son los términos para acogerse a estos procesos. La solicitud de conciliación contenciosa-administrativa debe presentarse a más tardar hasta el 31 de marzo de 2022, respecto de las demandas presentadas antes del 30 de junio de 2021, que hayan sido admitidas y no exista sentencia o decisión judicial en firme que le haya puesto fin al respectivo proceso judicial. Se conciliará el 80% de sanciones, intereses y actualización cuando el proceso contra la liquidación oficial se encuentre en única o primera instancia ante un juzgado administrativo o tribunal administrativo. Si el proceso se halla en segunda instancia ante el Tribunal Contencioso Administrativo o Consejo de Estado, se podrá solicitar conciliación del 70% del valor de las sanciones, intereses y actualización. En ambos casos tanto en primera como segunda instancia  debe pagarse el 100% de los impuestos en discusión. En el caso de actos administrativos que impongan sanciones por concepto de devoluciones o compensaciones improcedentes, la conciliación procederá en un 50% respecto de las sanciones actualizadas y los intereses se reducirán también al 50%.

Igualmente podrán terminarse por mutuo acuerdo a los contribuyentes, agentes de retención, responsables de impuestos nacionales, los usuarios aduaneros y del régimen cambiario a quienes se les haya notificado antes del 30 de Junio 2021, requerimiento especial, liquidación oficial, resolución del recurso de reconsideración, podrán transar hasta el 31 de marzo de 2022, el 80% de las sanciones actualizadas e intereses, pagando el 100% del impuesto en discusión. Cuando se trate de pliego de cargos y resoluciones mediante las cuales se imponen sanciones dinerarias, en las que no hubiere impuestos o tributos aduaneros en discusión, la transacción operará respecto del 50% de las sanciones actualizadas.

Importante conocer también que los contribuyentes, agentes de retención y responsables de los impuestos nacionales, deudores solidarios o garantes, los usuarios aduaneros y del régimen cambiario, podrán en ambos casos, tanto en conciliación contenciosa administrativa como en los procesos de terminación por mutuo acuerdo en vía gubernativa, suscribir acuerdos de pago hasta por 12 meses, cuyo plazo de solicitud será hasta el 31 marzo de 2022. No tener liquidez entonces no será un obstáculo para acogerse a estos beneficios. Los invito a que revisen las 10 últimas reformas tributarias y me indiquen en cual no se contempla este tipo de beneficios.

Por: Gerardo Castrillón A – Consultor y Asesor de Impuestos.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.